El financiamiento colectivo llega a la Argentina

El concepto de crowdfunding permite a los creativos hacer realidad sus proyectos gracias a los aportes de la comunidad online
Cintia Perazo
(0)
4 de febrero de 2012  

En el pasado, artistas y científicos recurrían a los mecenas para realizar sus obras. Actualmente, el mundo 2.0 posibilita que todos podamos transformarnos en mecenas de pequeñas y grandes ideas. Con este objetivo nace el concepto de crowdfunding o financiamiento colectivo. Se trata de plataformas online donde las personas con ideas, pero sin dinero para concretarlas, se presentan y luego de que sus proyectos son analizados se suben al sitio.

A partir de ese momento las ideas forman parte de una red para conseguir dinero u otros recursos para realizar esta creación o proyecto. Los interesados en apoyar ideas innovadoras tienen un tiempo determinado para enviar el dinero vía PayPal o MercadoPago.

Si se llega a recaudar la plata necesaria en el plazo acordado, el creador recibe dinero para financiar su idea; los financistas virtuales formarán parte del proyecto de alguna forma y recibirán, como contrapartida, un regalo, que puede ser un ejemplar del libro que se financia, una entrada para el recital que se apoyó, aparecer en un videoclip o en los créditos de la obra con la que colaboraron, entre otras recompensas.

"El crowdfunding puede ser usado para muchos propósitos, desde artistas buscando apoyo de sus seguidores hasta campañas políticas, financiación del nacimiento de compañías o pequeños negocios. Por ejemplo, se podría invitar al público a desarrollar una nueva tecnología, realizar una tarea de diseño, también conocida como diseño basado en la comunidad", explica María del Mar Fernández, supervisora de MercadoPago.

En la Argentina esta iniciativa aún es incipiente. La plataforma más popular es Ideame ( www.idea.me ), que propone el financiamiento colectivo para proyectos creativos en América latina.

La falta de difusión y financiamiento es el gran problema que deben enfrentar las ideas creativas en la región. Por esa razón muchas buenas ideas no pueden hacerse realidad. Ideame surgió para subsanar, justamente, estos inconvenientes. Se trata de un sitio que le permite al creador del proyecto presentarlo, difundirlo, recolectar el dinero y cobrarlo.

"Además, nuestra plataforma hace posible que las marcas puedan respaldar y apoyar proyectos que están dentro de Ideame. Microsoft, por ejemplo, está respaldando iniciativas relacionadas con proyectos de tecnología, como desarrollo de aplicaciones, prototipos de robots y diseño de software", dice Sebastián Uchitel, CEO de Ideame.

La compañía cuenta con un equipo especializado en ayudar a quienes presentan sus proyectos, dándoles asesoramiento en temas presupuestarios, logísticos, de producción y apoyo en comunicación. "Nuestra empresa es la única plataforma de financiamiento colectivo con operaciones en varios países de la región. Estamos en la Argentina, Chile y México", detalla Uchitel.

Los interesados

Ideame es un marketplace , es decir, un lugar donde conviven la oferta y la demanda. Los interesados en ofertar pueden ser empresas o individuos que tienen proyectos creativos de distintas áreas como diseño industrial, tecnología, música, moda, arte, cine, gastronomía y editorial, entre otros. Mientras desde el lado de la demanda se encuentran aquellas personas a quienes les gusta estar un paso adelante del mercado: son personas innovadoras, filántropos y apasionados por las industrias creativas. "Es importante destacar que las personas que colaboran económicamente con un proyecto obtienen a cambio productos, experiencias o servicios. Se trata de consumir de una manera diferente, siendo parte de la gestación de una idea, su desarrollo y ejecución. Por ejemplo, una banda de rock que financie su videoclip por medio de la plataforma podrá ofrecer versiones inéditas de canciones, invitaciones a ensayos, participar del backstage de un concierto y aparecer en un videoclip", enumera Uchitel.

Los interesados en participar sólo deben ingresar a www.idea.me , y desde allí se puede tanto presentar una iniciativa como encontrar los proyectos que buscan financiamiento y apoyo. Quienes quieren realizar un aporte económico a un proyecto pueden hacerlo con sus tarjetas de crédito a través de plataformas de pago PayPal y MercadoPago. Por su parte, Ideame le cobra una comisión del 5% sobre los proyectos que son exitosos, es decir, sobre aquellos que logran recaudar su objetivo económico en el plazo determinado.

Actualmente, Ideame tiene aproximadamente 20 proyectos activos que van rotando. "Hemos presentado más de cien proyectos y otros mil se encuentran bajo análisis. Además tenemos una tasa de éxito muy interesante: uno de cada cinco proyectos es exitoso", dice Uchitel.

Formas de pago

PayPal es una solución de pago internacional y en el nivel local se destaca MercadoPago, de Mercadolibre. "Nuestra plataforma proporciona a los sitios de crowdfunding herramientas para recolectar, verificar y conciliar el dinero aportado", sostiene Fernández. Mientras dura el tiempo de colecta, el dinero se va acumulando en una cuenta MercadoPago a la que pueden acceder tanto los administradores del sitio de crowdfunding como los creadores del proyecto para monitorear el avance en la financiación.

Una vez que se ha cumplido el plazo de recolección y se alcanzada la cantidad mínima de aportes requeridos, el dinero es liberado al creador para que pueda concretar el proyecto. En caso de no conseguir el monto mínimo requerido, el sitio ordena la devolución automática del dinero a los aportantes.

"El sistema de MercadoPago brinda seguridad y transparencia al sistema dado que los pagos no se liberan sino hasta el momento de cierre del plazo de recolección de aportes. Tanto los dueños del proyecto como los sitios de crowdfunding que participan del proceso reciben el aporte a través de MercadoPago.com sin ver en ningún momento la información financiera sensible como el número de tarjeta de los aportantes", agrega la ejecutiva de MercadoPago.

Antes de concluir, el CEO de Ideame adelanta que están cerrando acuerdos con el sector privado y público para que se sumen a esta comunidad. "Vamos a empezar a hacer convocatorias y concursos. Haremos el Festival Ideame, para industrias creativas, y varias iniciativas que tenemos en cartera para seguir desarrollando el financiamiento colectivo como instrumento alternativo de financiación", dice Uchitel.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.