Inventores solidarios

Científicos e investigadores argentinos que, apoyados por diferentes entidades o fundaciones, aplican sus conocimientos para mejorar la calidad de vida de los más vulnerables
Carla Melicci
(0)
4 de febrero de 2012  

Un yogur que aumenta las defensas naturales de los niños, empresas nacionales que se unen en busca de formar el primer barrio energéticamente eficiente del país, juegos interactivos diseñados por adolescentes que permiten integrar a personas discapacitadas. ¿El fin? Crear productos nacionales que mejoren la calidad de vida de las poblaciones más vulnerables.

En la provincia de San Miguel de Tucumán, Adrián Pasteri todos los días enciende y apaga el ventilador de techo y el televisor, cambia de canal, hace llamadas por teléfono y mueve la cama ortopédica a través de su voz. "Se abre el programa de la computadora y voy dictando las órdenes que quiero que se ejecuten", comenta Pasteri.

Hace 11 años que está en cama tras sufrir un accidente que lo dejó cuadripléjico. En 2006 a través del boca a boca conoció el Centro Argentino de Medios Alternativos de Comunicación (Camac), asociación civil que fomenta, investiga y diseña nuevas tecnologías para personas con discapacidad.

"El Programa de Vida Independiente Red Local Hogareña (Redlhog) admite que una casa o un ambiente de ella puedan ser manejados como en el caso de Adrián a través de la voz o por otros medios, es decir, el sistema es adaptable a la posibilidad física que tenga la persona", explica Luis Campos, inventor y presidente del Camac.

Hoy, Adrián, a sus 31 años, cuenta que la llegada de Campos marcó un antes y un después en su vida. "El dice Danos un movimiento voluntario y te comunicaremos con el mundo. Conmigo fue así, me conectó nuevamente. El sistema ayuda muchísimo en cosas tan básicas y cotidianas como encender una luz", explica Pasteri.

En la misma provincia, un grupo de investigadores del Centro de Referencia para Lactobacilos (Cerela), dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), desarrolló Yogurito Escolar. "Es un alimento probiótico que aumenta las defensas naturales de los niños, disminuyendo así la probabilidad de contraer enfermedades respiratorias y gastrointestinales", expresa María Pía Taranto, miembro del grupo Cerela.

Todo surgió en 2003 tras los casos de desnutrición infantil que tenía la provincia de Tucumán. "Teníamos que desarrollar un producto que mejorara la salud y nutrición de los niños, sencillo de producir y de bajo costo -recuerda Taranto-. Luego, el gobierno local decidió sustituir el copón de leche en las escuelas públicas primarias de bajos recursos por el yogur."

Un nuevo desafío tuvieron que afrontar en 2010: la cadena de frío dificultaba la distribución del producto. "Entonces produjimos la bacteria probiótica en polvo para incorporarla a la leche chocolatada o en el jugo", comenta la investigadora de Cerela. Y agrega: "En la actualidad, 200 mil niños de la provincia de Tucumán reciben el producto en sus dos versiones y está previsto que varias provincias como Santiago del Estero, San Juan, Formosa y Chaco lo incorporen este año".

Educación integral

Por otro lado, también existen inventos desarrollados para lograr la integración efectiva de niños discapacitados en el ambiente escolar.

Tal es el caso de los alumnos de la escuela técnica ORT, que en diversas asignaturas crearon dos juegos para la computadora: Drum Master -cuyo objetivo es seguir el ritmo de diferentes temas musicales interpretando la batería, pensado para niños con diferentes niveles de hipoacusia- y El Mundo de Gogo -programa desarrollado para chicos de 5 a 9 años con discapacidad que ayuda a reforzar distintas áreas escolares, mientras se divierten aprendiendo-. ¿La interfaz? Una alfombra interactiva.

"Drum Master será utilizado este año por los alumnos del Instituto Antonio Próvolo -escuela para chicos con diferentes niveles de hipoacusia para la que se desarrolló el proyecto-, pero puede ser aplicable a cualquier otra institución", comenta Adrián Escandarani, director de la Orientación de Informática de ORT.

A Cata, como le dice su mamá Paula Campodónico, le encanta manejar la computadora. Cuando nació le diagnosticaron encefalopatía crónica no evolutiva -lesión o defecto a nivel cerebral que interfiere en el crecimiento y la maduración del niño-. Casi por casualidad se enteró del programa de integración escolar Mi Cuaderno de Clase, invento del Camac especialmente diseñado para aquellos chicos con dificultades motrices finas que ponen en riesgo su integración.

"El grafismo es una tarea que requiere un gran manejo de la motricidad fina que Cata aún no lograr -cuenta Paula-. Por eso comenzó a usar este software en primer grado."

Así, mientras que los chicos en clase dibujan o recortan imágenes de revistas y las pegan en sus cuadernos, Catalina las baja del archivo de su compu y las inserta en una de las hojas de su cuaderno virtual de clases.

Medio ambiente sustentable

En Moreno, partido de Buenos Aires, 33 familias del barrio La Perla ya son parte de un innovador proyecto: crear el primer barrio energéticamente eficiente del país. "La idea es pensar en relación a tres ejes: vivienda, energía solar y sustentabilidad. Por eso empezamos hace 2 años con 10 familias a las que se les distribuyó un panel solar elaborado por fabricantes nacionales, que les permite así tener agua caliente", explica Fernanda Miguel, coordinadora del Foro de Vivienda Social y Eficiencia Energética (Fovisse), ONG que junto a empresas nacionales y la embajada de Alemania llevan adelante la iniciativa.

Flavia y Nancy hace dos años que son vecinas en el barrio La Perla, y fueron una de las primeras familias en recibir los colectores. Ambas coinciden que con este sistema se gasta menos gas y luz. "Antes usábamos 2 garrafas de gas, ahora sólo una. Lo mismo con la luz, de pagar 140 pesos pasamos a 50", afirman las vecinas y Flavia añade: "Se ahorra un montón la verdad, con la plata del calefón compré el juego de sillas que no tenía".

Además, las familias se comprometen a asistir a los tallares de capacitación, donde se les enseñan prácticas para aprovechar la relación casa-ambiente, como por ejemplo usar lámparas de bajo consumo, colocar mosquiteros y cortinas claras para dejar pasar la luz, ventilar la casa, etcétera.

En una línea similar, en 2011 Gino Tubaro, inventor con apenas 16 años y miembro del Foro Argentino de Inventores (FAI), investigó diversas formas de obtener energía limpia con el mínimo desgaste y así surgió el Ladrón de Energía. "Es una especie de pila de bolsillo: reemplazamos las baterías por un circuito chico, simple y compacto que se conecta a una maceta o la tierra de un jardín y tenemos energía portátil", explica Tubaro.

"Es aprovechar la energía que nadie usa -explica el joven inventor-. Cualquier persona puede acceder al invento, ya que está compuesto por materiales simples y no costosos. Además no produce contaminación sonora ni menos visual."

Por su parte, el Envase Modular Interconectable de Usos Múltiples (Emium) también nace ante la búsqueda de una solución por parte de su inventor, Luis Pittau, al ver diversos ambientes contaminados física y visualmente por la basura, particularmente por los envases plásticos.

"Es un recurso que posibilita la reutilización eficaz de los envases descartables para la construcción. De esta forma contribuye a la solución de dos grandes problemas de tipo social como el de los residuos sólidos domiciliarios y el déficit habitacional, ya que cualquier persona puede autoconstruir desde una pared de la casa hasta viviendas antisísmicas".

Made in Argentina

Todos los inventos señalados tienen otra característica en común: son argentinos y fueron elaborados, en su mayoría, en grupo.

Según datos del FAI, sobre la base de estadísticas de la Administración Nacional de Patentes (APN), en 2010 se registraron 4935 ingresos, entre patentes de invención -que cumplen tres requisitos: novedad, actividad inventiva y aplicación industrial- y modelos de utilidad, otorgado a una disposición o nueva forma, que puede no tener actividad inventiva.

"Ser inventor es un trabajo Full-Life , es lo que siempre decimos entre colegas", asegura Gino Tubaro.

"Poder enseñar contenidos que se articulen con una experiencia solidaria implica no sólo poseer un saber, sino también ponerlo en práctica, en movimiento al servicio de la comunidad", afirma Darío Mischener, director de la Orientación en TIC de la ORT, mientras comenta que cualquier persona ya puede descargar gratis El Mundo de Gogo a través del Campus Virtual de la institución.

Como vocera del grupo de investigación mendocino, Taranto manifiesta que "la satisfacción de ver plasmado todo un estudio en un producto concreto, en este caso el Yogurito, que es tan beneficioso, la verdad es un orgullo. Es nuestro granito de arena para mejorar el país".

Por su parte, Campos, inventor también del primer teclado virtual nacional, asegura: "Mi objetivo es que la tecnología sea accesible para todos y la devolución que obtengo es muy gratificante. Hay familias que me mandan por fax el boletín de su hijo para que vea que pasó de grado o me invitan a las fiestas de egresados".

ESPACIO INCLUSIVO

En la provincia de Mendoza, un grupo de investigadores del Instituto de Tecnologías y Detección de Astropartículas que depende del Conicet armó durante dos años el Planetario para Ciegos, instalación que reproduce el ambiente nocturno de observación a menor temperatura que en el exterior, que reproduce los aromas y sonidos propios del campo como si verdaderamente se estuviera al aire libre.

"Nuestro motor es llevar la astronomía a la mayor cantidad de personas y acercarla a aquellos que naturalmente están imposibilitados de apreciar el cielo estrellado. No existen muchos recursos para enseñar ciencias a personas ciegas o de baja visión, por eso este desarrollo es algo interesante, aplicable y de impacto", dice Beatriz García, investigadora de Iteda, que a su vez cuenta que más de 900 personas disfrutaron de este espacio inclusivo en Tecnópolis 2011.

Según García, la herramienta cambia el paradigma "por el cual los ciegos dejan de reconocer el mundo natural con maquetas construidas para ser puestas sobre la mesa o sobre sus rodillas, obligándolos a recorrer el recurso mirando hacia abajo. Ahora pueden leer con sus manos el cielo estrellado, ubicado de la misma manera que el cielo real, sobre nuestras cabezas".

Como colaborar

FAI

www.forodeinventores.com.ar

Camac

www.centrocamac.org

Conicet

www.conicet.gov.ar

Fovisse

fovisee.com/foro/index.php

ORT

www.ort.edu.ar/

Tanto FAI como Inicia, asociación civil que promueve la creación y el desarrollo de emprendimientos sustentables, realizan acciones de capacitación y talleres para aquellas personas que quieran transformar sus ideas en proyectos. Más info en www.inicia.org.ar

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.