Suscriptor digital

Suspenden los incentivos para la producción de crudo y naftas

El Gobierno desactivó los programas Petróleo Plus y Refino Plus, vigentes desde 2008
(0)
4 de febrero de 2012  

En medio de su pelea con YPF , el Gobierno anunció ayer la suspensión de programas de incentivos económicos para grandes petroleras.

La interrupción de los programas Petróleo Plus y Refino Plus le permitirá al Estado generar un ahorro por unos 2000 millones de pesos por año, indicó el Ministerio de Planificación Federal en un comunicado.

Según el Gobierno, esta decisión "se basa en la modificación de las condiciones de mercado en las que fueron estructurados estos programas en 2008, como, por ejemplo, el precio interno del barril, que pasó de 35 a 70 dólares. Además, en este período los proyectos alcanzaron un grado de avance significativo, algunos de ellos finalizados, por lo que los objetivos iniciales han sido cumplidos".

Las empresas alcanzadas por la suspensión de Petróleo Plus son Panamerican Energy (PAE), YPF, Occidental-Sinopec, Pluspetrol, Total Austral, Enap Sipetrol y Petrobras. Por este programa, el Estado dejará de dar incentivos por $ 1752 millones anuales.

En el caso de Refino Plus, pierden el beneficio Esso, Petrobras e YPF, lo que implica un ahorro fiscal de 351 millones de pesos.

El beneficio consistía en el otorgamiento de certificados de crédito fiscal por compensación, aplicable al pago de derechos de exportación. Por ser la principal exportadora de crudo, y una de las que más han incrementado su producción en estos años, se estima que la más perjudicada por la medida anunciada ayer es PAE, que pertenece a la británica BP y a la empresa Bridas (sociedad del grupo Bulgheroni y la china Cnooc).

Contradicción

Tal como lo reconoció ayer el Ministerio en su comunicado, los programas Petróleo Plus y Refino Plus "fueron creados en 2008 con el objetivo de incentivar la exploración y explotación de petróleo, para incorporar reservas, lo mismo que incrementar la producción de combustibles". Por este motivo, llamó la atención en el sector la contradicción que representa esta suspensión respecto de los últimos datos que reflejan la realidad petrolera de la Argentina. La producción de crudo en el país ha caído todos los años desde 1998. Para 2011, la caída estimada rondaría el 8,5 por ciento. Además, las reservas de crudo cayeron en todas las cuencas del país, salvo la del golfo San Jorge.

La afirmación de que los objetivos del programa "han sido cumplidos" también contradice las críticas que la propia Presidenta formuló la semana pasada contra las petroleras. "Ha caído y mucho la producción, que está afectando a las provincias productoras", había dicho Cristina Kirchner. "De los 9000 millones de dólares importados en combustibles, 7547 millones fueron en cosas que se podrían haber producido en la Argentina", se quejó, aunque ahora su gobierno quitó el incentivo para incrementar la producción.

Desde que se puso en marcha el plan, el Estado otorgó beneficios fiscales por alrededor de 10.000 millones de pesos. "Esos programas han permitido incorporar reservas por 130 millones de barriles, adicionales a la reposición de la producción anual de cada compañía. Asimismo, la producción de petróleo de los beneficiarios del programa experimentó un aumento acumulado entre 2008 y 2011 de 17 millones de barriles, además de los importantes descubrimientos de shale oil (petróleo no convencional), que también fueron posibles por la vigencia de este programa", señaló el comunicado de De Vido, al elogiar el programa que ahora acaba de desactivar.

"En el caso de Refino Plus, se realizaron 14 proyectos con inversiones por 2000 millones de dólares, a partir de los cuales hacia 2015 habremos ampliado la capacidad de refinación en casi 2 millones de metros cúbicos por año para el gasoil, es decir, un 16 por ciento, y en 2,47 millones de metros cúbicos para la nafta, lo que equivale a un 37 por ciento", añadió el comunicado.

Esta decisión se suma a una serie de embestidas del Gobierno contra las petroleras, e YPF en particular, que comenzó con una denuncia por sobreprecios en la venta de gasoil para el transporte de pasajeros.

LLEGÓ BRUFAU Y QUIERE VER A LA PRESIDENTA

Ayer llegó a Buenos Aires Antonio Brufau, presidente de Repsol, principal accionista de YPF. Estuvo reunido con su par de YPF, Sebastián Eskenazi, y otros ejecutivos de la petrolera afinando los números que la empresa quiere presentarle al Gobierno luego de que trascendió el malestar oficial con la performance productiva de YPF, según pudo saber La Nacion de fuentes del mercado. También preocupan a YPF los rumores sobre una eventual reestatización de la firma. Brufau espera ser recibido entre lunes y martes por la Presidenta, aunque la reunión no está confirmada, para saber qué hay de cierto de esta versión.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?