Suscriptor digital

Moreno permite importar sólo al que rebaje precios

Presiona de esa manera a empresas de indumentaria y calzado
Francisco Jueguen
(0)
5 de febrero de 2012  

Guillermo Moreno quiere estar a la moda. Y en un delicado equilibrio entre su actual misión de custodiar los dólares que salen del país y, al mismo tiempo, controlar los precios internos de la economía, el secretario de Comercio Interior comenzó en las últimas semanas a presionar a empresas de indumentaria con el objetivo de lograr rebajas –o de impedir subas– en sus productos para, a cambio, abrirles con cuentagotas la importación de parte de su mercadería.

A pesar de las justificaciones públicas de firmas como Zara, Lacoste (Vesuvio), Adidas, Nike o Falabella, en el sector tres fuentes confirmaron en estricto off the record a LA NACION que las rebajas en un extenso listado de productos están íntimamente relacionadas con la posibilidad de lograr un pase para sortear el cepo oficial a las compras en el exterior en un momento de escasez.

"Es un toma y daca", confesaron en una firma internacional. "Bajamos los precios y obtenemos más fluidez en las importaciones", contaron. "El panorama es complicadísimo", indicaron desde otra empresa que también confirmó que tuvo que "dialogar" con Moreno. "Nos estamos quedando sin producto y si en dos meses no hay un cambio va a haber problemas", se agregó en alusión a la posibilidad de despidos en el área de ventas.

Otros importadores, en tanto, también confirmaron la existencia de la estrategia oficial de contener precios internos para lograr el aval oficial en las compras externas.

Los acuerdos con las marcas de indumentaria, en los cuales no hubo listados de productos ni porcentajes de rebajas públicos, nacieron a semanas de la implementación de la declaración jurada anticipada de información (DJAI), una ventanilla que funciona como control de las importaciones que dirige la AFIP, y de un sistema paralelo a cargo de Moreno. Varias de las compañías mencionadas importan una parte de sus productos, aunque también producen localmente.

Según los datos oficiales, durante la primera jornada de funcionamiento pleno del nuevo sistema, 1295 importadores accedieron al micrositio de la AFIP y presentaron 3228 declaraciones juradas, por un valor total de US$ 438.397.000. Se aprobaron 446 operaciones, un 13,8% del total de pedidos.

"Si este año tenemos un superávit comercial de entre US$ 10.000 y 12.000 millones de dólares, el show puede continuar", dijo Moreno semanas atrás, en un encuentro con militantes reproducido en una revista porteña, en el que se arrogó la misión de "custodiar los dólares".

En tanto, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el rubro indumentaria tuvo alzas de un 21,24% entre diciembre de 2010 y 2011. Datos privados estiman que habría sido de un 22,4 por ciento, sólo unas décimas por encima del dato oficial.

Ola de comunicados

"El ajuste en los costos apunta tanto a mantener un esquema competitivo de precios frente al contexto del mercado actual como a acompañar los esfuerzos del Gobierno por garantizar esquemas de precios razonables para productos de consumo masivo", informó Nike mediante un comunicado oficial anteayer.

La empresa "continúa comprometida en ofrecer productos de innovación al consumidor argentino tanto con productos importados como con productos fabricados a través de 10 plantas subcontratadas en Argentina que emplean a más de 5500 trabajadores".

"Zara refuerza su propuesta de moda a precios muy atractivos, que recoge las últimas tendencias internacionales con un diseño de calidad, y que le ha supuesto una acogida muy favorable por el público argentino desde la apertura de sus primeras tiendas, en 1998", había afirmado Zara en una carta dirigida a Moreno. Parte del grupo español Inditex, la empresa –con 10 sucursales en el país– afirmó que en 2012 continuará con sus esfuerzos por mantener precios muy ajustados.

"La compañía realizó una revisión integral de precios, retrotrayendo futuros aumentos y confirmando valores acordes al mercado, acompañando su desarrollo y presentando una oferta que estimula el vínculo con los compradores", señaló Adidas en un comunicado enviado en enero.

La empresa Vesuvio, licenciataria de Lacoste, había informado una reducción en los precios en varias líneas de sus artículos, como camisas y buzos, a partir de un supuesto aumento logrado en la producción de indumentaria y una reducción en sus costos.

Un informe de la Fundación Protejer estimó que comparando los totales acumulados de importaciones de la cadena de valor de la agro industrial textil y de indumentaria en ocho meses de 2011 respecto del mismo lapso de 2010, se observaron aumentos en dólares y en toneladas, de un 29% y un 7%, respectivamente. Hasta septiembre se habían importado 226.135 toneladas y US$ 1246 millones de productos textiles.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?