Tragedia en el Delta: el conductor del yate brindó su versión del accidente

En una carta que envió a sus amigos aseguró haber brindado asistencia a la familia y trasladarla a un hospital cercano; la hija de la mujer también falleció
(0)
9 de febrero de 2012  • 14:44

Eduardo "Pacha Cantón", que manejaba el yate de bandera uruguaya que chocó contra una canoa en el Delta y provocó una tragedia, brindó su versión del accidente en el que murieron una mujer y su hija.

Lo hizo a través de una carta que envió a sus amigos más íntimos y que hoy reproduce en su edición el diario Libre . En la misiva, Cantón aseguró que pese a fu falta de experiencia brindó asistencia a la familia afectada y las trasladó al hospital más cercano.

"Sentí que la señora se murió en mis brazos al llegar", manifestó en un fragmento. Unos párrafos más adelante señaló que se encargó de llevar a la beba al "mejor lugar posible en Buenos Aires" para que fuera atendida.

Finalmente, se puso a disposición de la justicia y afirmó que tiene en su poder evidencias que pueden aportar a la causa, además de justificar sus dichos.

A continuación el texto firmado por Cantón:

"Aprovecho este medio para transmitirles a ustedes los hechos reales que ocurrieron el día viernes 3 de febrero. Regresaba de Buenos Aires a las 3 de la tarde, en mi lancha, acompañado por Juan, un matrimonio amigo, mas tres personas que me pidieron que las traiga. Venía por el canal de la Serna rumbo a Carmelo, adelante mío un esquiador cayó, al venir atrás tuve que optar por llevarlo por delante con mi lancha o virar hacia la margen derecha. Lamentablemente en la maniobra me encontré con una barcaza con 4 mujeres y una beba, al llevarlas por delante herí de gravedad a la conductora. No dudé un instante en arrojarme al agua, la agarré, nadé con ella hasta mi lancha, la subí a la misma con ayuda.

Con toda mi falta de experiencia le di asistencia como pude con respiración boca a boca, masajes, etc... y pedí que agarren a la beba que había quedado en el bote llorando. Como la lancha mía no me arrancaba, pedí a los esquiadores, que tenían toda la intención de escaparse, que se arrimaran. Cargué a la señora y a la beba a su lancha y partimos todos hacia el hospital 4 de Mini.

En el camino pasamos la beba a la lancha de Cristian Henriksen que nos acompañaba de atrás. Yo sentí que la señora se murió en mis brazos antes de llegar al hospital, donde son testigos de todo esto. Conté toda la verdad y pedí todo el auxilio necesario para la chiquita la cual fue entubada y derivada al mejor lugar posible en Buenos Aires.

Lamentablemente las versiones difundidas por la prensa, y el show mediático armado para alejarme de la familia, no me dan dejado compartir el dolor con ellos, pero tarde o temprano sé que va a ocurrir y toda la verdad saldrá a la luz. Cuento con el apoyo total e incondicional de mis hijos, mi familia y mis amigos que sin saber todo esto no dudaron nunca que mi actitud iba a ser la correcta. De hecho Prefectura y la Fiscalía entendieron que fue un accidente y por lo tanto no tengo ningún impedimento legal para estar en mi domicilio a la espera de que la justicia me llame y pueda aportar evidencias a la causa.

Les agradezco mucho y de corazón todas las muestras de cariño y confianza hacia mí estos días, gracias por todo".

Pacha Cantón

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?