Suscriptor digital

Rosario Ortega: la última heredera

La hija de Palito creció, ¿vieron? Con belleza y talento heredados, avanza constante en su carrera musical. Y no le importa lo que digan.
(0)
17 de abril de 2012  • 18:21

"¡Pero qué voluptuosa está Rosario!", tiró Susana Giménez en el último programa de su ciclo 2011 mientras Charly García aprobaba el comentario seseando un "¿vizte?". Sus miradas –como las de cualquiera que estuviese del otro lado de la pantalla– sintonizaban el inquietante catsuit blanco de Rosario Ortega, corista de Charly (lo que implica ser, en realidad, bastante más que una corista) que llena con suficiencia y sin miedos los zapatos de antecesoras ilustres ,pero condimenta la cosa con una belleza que para qué explicárselas si la están viendo. La chica sonrió despreocupada, como hacen los que están acostumbrados a los elogios.

Ultimo eslabón de la dinastía que arrancó con el Rey Palito y esa princesa de los 60 que fue Evangelina Salazar, Rosario viene a ser algo así como la conclusión perfecta de un ciclo virtuoso que comenzó con Martín y siguió con Julieta, Sebastián, Emanuel y Luis. Chequeen si no, el contenido de su rostro simétrico –que invita a perderse tanto en el contorno de su boca como en la seguridad de su negra mirada– y lean lo que dice, madura y centrada: "Aprendí a no escuchar a la gente que habla por hablar. ¿Sabés cuántos hay que ni me oyeron cantar y opinan? Lo mejor es escuchar a los que te quieren, porque te dan las opiniones más sinceras". Clarito. Rocha (que así le dicen los amigos) nació en Miami, y a los 5 años se mudó a Tucumán. Y aunque parece un tema a tratar en terapia, lo analiza con simpleza: "Y, pasar de vivir en un lugar que está al lado de Disney a hacerlo en una provincia de las más chiquitas de la Argentina es un contraste, pero igual estuvo bueno; terminé trepándome a árboles y haciendo amigos", dice, cero trauma. Total, lo más importante siempre viajó con la familia: el afecto, la unión, el anhelo de papá de que los chicos tuvieran todo lo que él no pudo, y claro, la guitarra. Hoy, Rocha está enfocada y, según lo que vemos en estas páginas y lo que leímos hasta ahora, no tiene que hacer mucho más para enamorar. O sí, invitarnos a buscar en su MySpace la muy linda canción "Se va" –que en marzo llegará envuelta en Viento y sombra, su disco debut– para completar el flechazo. Comprobaremos que merece mucho más atención por su trabajo que por ser hija de o por haber salido con hombres demasiado famosos. Y sí, también por ser tan linda.

Mantenete al tanto de las actualizaciones de ConexiónBrando.com a través de Twitter. Seguinos en @ConexionBrando

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?