América latina, la gran estrella de la feria del arte de Madrid

Las nuevas generaciones de artistas argentinas, entre las más exhibidas
Alicia de Arteaga
(0)
16 de febrero de 2012  

MADRID.- En la apertura de Arco para profesionales y coleccionistas, la sorpresa fue escuchar a la curadora argentina Sonia Becce, escoltada por el director Carlos Urroz, plantear los alcances de la sección Solo Projects, consagrada a América latina, que potencia un mosaico de identidades caracterizado por su vigor y originalidad.

La crisis, que ha puesto a España contra las cuerdas, ha sido también la oportunidad para los artistas latinoamericanos elogiados por su naturaleza híbrida y por obras que tensan la cuerda de los límites y los soportes. En este cambio de paradigma mucho ha tenido que ver el éxito de Art Basel Miami Beach, que se llevó consigo gran parte de la clientela latina a la base de operaciones de Florida; la joven Pinta, con sus dos ediciones anuales, una en Londres y otra en Nueva York, y la fuerte presión de los museos -como Tate Modern, Houston, MoMA y Reina Sofía- por potenciar el arte latinoamericano en sus colecciones. El balance del primer día indica que ha habido más compras de las esperadas y que el coleccionismo privado ha tomado la posta que dejó vacante la inversión pública en tiempos de ajustarse el cinturón.

A propósito de coleccionismo privado, recibió el premio al coleccionismo la Fundación Santander, con su colección digna de un museo, y el espacio de Boadilla del Monte, donde el arte de América latina ha sido tratado con excelencia. Dos años atrás se vieron en las salas de esa ciudad satélite de Madrid fundada por el banquero Emilio Botín obras de la Colección Daros de Zurich: de Benedit a Grippo, de Machi a Damasceno, Cildo Meireles, Kuitca, León Ferrari, Vic Muniz, Betsabé Romero, Leandro Erlich y Jorge Macchi. La Colección Daros, que tendrá en breve su "casa" en Río de Janeiro, mostró el potencial enorme de nuestros artistas, aún muy rezagados en las cotizaciones respecto del arte del resto del mundo.

La conquista del espacio de Arco lleva los nombres de artistas argentinos de las nuevas generaciones que trabajan con soportes y medios muy diversos: Karina Peisajovich (Vasari), Roxana Schoijett (Zabaleta Lab), Adriana Bustos (Ignacio Liprandi), Alicia Herrero (Mirta Demare), Luciana Lamothe (Orly Benzacar) y Cecilia Szalovichz (Alberto Sendrós). La curadora Sonia Becce integró el comité que seleccionó 23 de las 70 propuestas presentadas. Arco ha dejado atrás los compromisos con las comunidades autonómicas y sus promociones regionales. "Al arte lo que es del arte", parece ser la consigna de Carlos Urroz, decidido a "limpiar" la feria de sponsors para que ganen visibilidad las galerías y sus artistas.

Más de 250 coleccionistas de todo el mundo salieron de compras ayer por la tarde. Es pronto para trazar un balance o marcar una tendencia, pero la oferta es realmente atractiva, desde el Calder estupendo que fue de Ernst Beyeler y que exhibe Elvira González; los Torres García de Guillermo de Osma, las pinturas de Esteban Vicente y Eduardo Stupía, en Jorge Mara; el Tàpies de 750.000 euros que ha llevado Lelong, y la joya de ruedo ferial, un Bacon de 11,5 millones colgado en el stand de la Marlborough. Famosos como Pedro Almodóvar, Alaska, Elena Ochoa y Norman Foster recorrieron la feria que hoy tendrá su día estelar porque está previsto que los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, corten la cinta inaugural.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.