Suscriptor digital

Advierten que faltará gasoil por las trabas a YPF para importar

Estacioneros del interior dicen que ya están recibiendo un 80% menos de la variedad premium
Oliver Galak
(0)
16 de febrero de 2012  

Es un combo fatal: la guerra del Gobierno con la principal petrolera del país, más la necesidad de los funcionarios de reducir las importaciones para cuidar los dólares, más la imposibilidad de las refinadoras locales para abastecer la creciente demanda de combustibles. El resultado podría sentirse en los surtidores dentro de pocos días si se confirman los temores de los dueños de estaciones de servicio del interior del país.

Los empresarios del sector dicen que en alguna provincias como Santa Fe y Córdoba ya hoy están recibiendo un 80% menos de los volúmenes habituales de Eurodiesel, el gasoil premium que comercializa YPF . La empresa importa casi la totalidad del combustible de este tipo que comercializa en el país. Pero, en lo que va del mes, no ha realizado importaciones.

La alerta fue lanzada en un comunicado de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro (Fecac). Los estacioneros advirtieron que la merma en el abastecimiento se debe "a la suspensión de las importaciones de YPF, motivadas, según esta empresa, en las dificultades para conseguir los dólares necesarios para la compra".

Como toda empresa o particular, YPF debe pedir autorización a la AFIP para adquirir las divisas necesarias para importar . En la práctica, muchas veces la negativa del organismo recaudador funciona como un freno a la importación, que se suma a otras trabas, como las licencias no automáticas, la obligatoriedad de mostrar una balanza comercial equilibrada o la reciente declaración jurada anticipada de información. YPF no quiso ayer hacer comentarios sobre este tema, pero fuentes del mercado petrolero confirmaron que no había habido importaciones en lo que va del mes.

En 2011, YPF concentró el 62% de las ventas al público de gasoil premium. Tuvo que importar para ello casi 932 millones de litros de ese combustible, más incluso que el volumen comercializado en surtidores (914 millones). Además de ser una exigencia para autos de alta gama, el diésel con menor concentración de azufre es necesario para la operación de maquinaria agrícola. "En YPF me dijeron que ya están vendiendo lo último que les queda", confirmó Raúl Castellano, presidente de la Fecac. "Me dijeron que el Gobierno no les autorizó la compra de divisas. Y calculan que en 3 o 4 días no va a haber más Eurodiesel en todo el país."

Otras fuentes consultadas fueron más cautas. "La demanda de gasoil hoy está bastante planchada por la sequía y no creo que haya problemas inminentes", dijo un importante empresario del sector. El portal Surtidores.com.ar publicó estimaciones que hablan de 20 días antes de que se empiecen a sentir los recortes. A fines de este mes comienza la cosecha gruesa de maíz y en los meses de marzo, abril y mayo crece el consumo de gasoil por la cosecha de soja.

En los últimos días, un barco con 50 millones de litros de gasoil contratado por YPF no pudo descargar, confirmaron dos fuentes, aunque divergieron en los motivos: las trabas del Gobierno para importar o la falta de capacidad de almacenamiento de la petrolera por la menor demanda del campo.

LA NACION intentó consultar sobre este tema tanto a la AFIP como al Ministerio de Planificación, pero no obtuvo respuestas. Las otras grandes petrolerasno reportaron problemas para importar (y de hecho lo hicieron recientemente).

Multa

El problema no se reduce al Eurodiesel de YPF. Como suele ocurrir cada vez que hay faltantes, cualquier merma en el abastecimiento de la mayor petrolera del país se traslada pronto a las otras marcas (y también al gasoil común). Este hecho preocupa especialmente a los estacioneros, porque es en los productos premium que obtienen la mayor parte de su rentabilidad.

No fue la compra de divisas la única dificultad que encontró YPF para operar en comercio exterior. La AFIP informó ayer que había sancionado a la petrolera –controlada por la española Repsol y el grupo argentino Petersen– por una deuda de US$ 8 millones (casi 20 millones si se suman los intereses de los últimos 5 años) en concepto de derechos de exportación de gas. El organismo recaudador le prohibió a YPF realizar cualquier tipo de exportación o importación hasta tanto regularice su situación.

Entre hoy y mañana YPF saldaría esa deuda, aunque dejará sentado que cuestiona la forma en que se la calculó.

En rigor, la sanción se aplicó a más de 300 empresas (el listado se publicaría hoy en el Boletín Oficial), pero la AFIP sólo mencionó a YPF y contribuyó de esta manera a la caída de 4,06% que sufrió ayer en la Bolsa.

Surtidores en peligro

62%

Participación en gasoil premium


En 2011, YPF vendió 6 de cada 10 litros del diésel de mayor calidad expendido en los surtidores argentinos.

US$ 8 millones

Deuda reclamada por la AFIP


Por esta deuda –que con intereses rondaría los 20 millones– el organismo recaudador le prohibió a la mayor petrolera del país hacer operaciones de comercio exterior.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?