Conflicto en Recoleta por el subte

La ONG Basta de Demoler presentó un recurso de amparo por la obra de Libertador y Pueyrredón
Marina Herrmann
(0)
18 de febrero de 2012  

Irrumpieron las grúas y los carteles de obra en el clásico paisaje de la plaza Francia en Recoleta. Y es que la tradicional postal de la barranca rodeada por la vieja arboleda podría desaparecer frente a la construcción de la obra del subte de la línea H.

La preocupación entre los vecinos del barrio empezó esta semana frente al traslado y la demolición de los árboles que exige el proyecto. "Yo no estoy de acuerdo con esto de que saquen los árboles. El otro día vi cómo los empezaban a mover", se quejó Mabel Aparicio, una vecina de Pueyrredón y Guido.

Por su parte, y en sintonía con un reclamo vecinal que ayer a las 18 derivó en una manifestación alrededor de la plaza, la ONG Basta de Demoler presentó una medida cautelar en contra de estas obras, a cargo de la empresa Subterráneos de Buenos Aires S. E. (Sbase).

La presidenta de Basta de Demoler, María Carmen Arias Usandivaras, presentó el recurso de amparo ante el juzgado 13 de la Justicia Contencioso Administrativa de la Ciudad, a cargo del juez Scheibler. Arias dijo que la intención del amparo es "la oportunidad de dialogar con el gobierno de la ciudad de Buenos Aires y conocer de qué se trata la obra", que comenzó el 8 de enero.

Desde Sbase respondieron que en diciembre informaron a los vecinos sobre su trabajo. Sin embargo, muchos de las vecinos consultados ayer por LA NACION declararon que desconocían el proyecto que ocupa toda la esquina de las avenidas Libertador y Pueyrredón.

Acerca del traslado de los árboles, Sbase informó que ocho palmeras deberán ser trasplantadas a otros sectores de la misma plaza, mientras que nueve ejemplares de otras especies deberán ser extraídos. Según la disposición de ley 3263 ley arbolado público urbano, la constructora UTE Techint-Dycasa se compromete a reponer un total de 850 ejemplares al vivero de la Dirección General de Arbolado, los cuales serán plantados en un lugar por designar.

Desde Basta de Demoler acusaron que la plaza se encuentra dentro de un Area de Protección Histórica (APH), por lo cual exigen recibir información de la Dirección de Patrimonio de la Ciudad sobre el permiso de obra.

La empresa Sbesa respondió que el proyecto se corresponde con lo que dicen dos normativas. Una, la ley que indica la traza de la red de subtes; y otra, un código urbano ambiental que establece esa zona como APH. "Estas dos normas pueden convivir sin problema dado que el APH no implica que no puede hacerse nada en esa zona, sino que se deben tomar recaudos -ambientales y paisajísticos en este caso-, y luego remediar o recomponer, manteniendo el diseño original" explicaron.

Alteración del paisaje

"No me gusta que alteren los parques. La plaza es un lugar para pasear en familia y me preocupa el paisaje urbano de la ciudad", reflexionó María Gímenez, una vecina de Recoleta, mientras tomaba un café en el paseo de Buenos Aires Design.

Si bien una gran cantidad de vecinos se mostró optimista respecto a las oportunidades de transporte, la mayoría manifestó una fuerte preocupación por los árboles de la plaza y la alteración del paisaje urbano de uno de los lugares más emblemáticos de Buenos Aires.

"Es una lastima que los árboles desaparezcan. Hay muy poco verde en este barrio", reflexionó el vecino Matías Marcello, de 21 años.

Sobre la modificación del paisaje, la historiadora Sonia Berjman dijo que "este es uno de los pocos lugares de la ciudad donde la barranca y la arboleda, que son de 1827, permanecen. Se va a cambiar la fisonomía de un lugar que es un ícono urbano. Los funcionarios no son los dueños de la ciudad, somos los vecinos".

En una marcha, diputados y vecinos

La ONG Basta de Demoler organizó ayer una marcha frente a la obra de la línea H, en Libertador y Pueyrredón. En la manifestación participaron alrededor de 30 personas, entre ellos vecinos de Recoleta, la diputada Virginia González Gass, el diputado Adrián Camps y Sonia Berjman. Durante la marcha, los vecinos pintaron las vallas de la obra con consignas como "salvemos la plaza" y "no avancen sobre el patrimonio de la ciudad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?