Suscriptor digital

Loma Negra, el exitoso y efímero equipo de fútbol de Amalita

Con un fuerte apoyo económico del grupo empresario de Fortabat, un club de Olavarría llegó a jugar el Torneo Nacional argentino y hasta le ganó un amistoso a la selección de la Unión Soviética
(0)
18 de febrero de 2012  • 18:00

Antes de recibir la ayuda económica de la cementera Loma Negra eran un equipo chico que jugaba en la Liga de Olavarría. Era un club que había sido fundado en 1929 con la intención de que los empleados de la empresa cementera practicaran un deporte en grupo y se diviertieran en los tiempos libres.

Pero a comienzos de los 80 la situación comenzó a cambiar. Apareció un fondo de dinero proveniente de la empresa, y ese pequeño club, llamado Club Social y Deportivo Loma Negra, comenzó a contratar a los mejores jugadores y a elevar su infraestructura y organización. Amalita Fortabat luchaba para que "su equipo", como ella mísma decía, llegara a la cima del deporte.

Con la llegada de dinero arribaron jugadores de buen nivel: Carlos Squeo (Racing), Ricardo Lazbal (River), Jorge Vázquez (Atlanta), Osvaldo Gutiérrez (Vélez) y Mario Husillos (Boca), entre otros. Así, consiguieron el ascenso al torneo Regional, en la Copa Adrián Beccar Varela, y luego, jugaron el Nacional de Primera.

En el torneo nacional de 1981, de la primera división del futbol argentino, el "cementero" terminó tercero en su zona, detrás de Ferro y River, por arriba de Talleres de Córdoba.

En el 82 no logró acceder al Nacional pero todo el país estuvo pendiente del partido que jugó en la cancha de Racing de Olavarria, el estadio Ignacio Zubiría, actualmente llamado José Buglione Martinese.

En 1983 el club avanzó a los octavos de final de Nacional, donde fue eliminado por Racing. Su delantero, Armando Husillos, fue el máximo goleador del torneo con 11 goles.

La gran Hazaña contra la Unión Soviética

El 17 de abril de 1982 Amalia Lacroze de Fortabat logró contratar a la selección de Unión Soviética, que había empatado 1-1 un amistoso con Argentina para disputar un partido en Olavarría.

El equipo cementero era la sensación de los Nacionales. Amalita pagó 30.000 dólares al equipo soviético y no le importó que solo se recaudaran 12.000 dólares.

Loma Negra era dirigido por Rogelio Antonio Domínguez y sus figuras eran Félix Orte, Armando Husillos y Osvaldo Rinaldi, entre otros.

El equipo formó así: Luis Barbieri; Carlos Squeo, Jorge Pellegrini, Norberto D'Angelo, Osvaldo Cristofanelli; Osvaldo Mazo, Osvaldo Rinaldi, Carlos Sosa (Gaitán); Félix Orte, Armando Husillos y Pedro Magallanes.

En la formación soviética jugaron Baltacha, Oganessian y luego entró Oleg Blojin. Una de sus figuras era Rinat Dassaev, pero el arquero sólo integró el banco de suplentes.

Loma Negra ganó 1-0, con gol de Husillos. La victoria causó sensación y recorrió el mundo, ya que la selección soviética llevaba 18 partidos sin perder, sumaba 13 triunfos y 5 empates con 43 goles a favor y solo 10 en contra.

Tras el triunfo hubo un festejo desmedido por parte de los jugadores y de la gente que los acompañió.

Con el pasar del tiempo, la motivación de los dirigentes porque el equipo creciera disminuyó. El dinero invertido ya no era el mismo y los jugadores tampoco. El equipo volvió a la normalidad. Dejó de aparecer en los diarios nacionales para regresar al futbol amateur de Olavarría. Pocos se acuerdan de Loma Negra, el equipo de Amalita; pero esos pocos, bien lo recuerdan.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?