Suscriptor digital

Críticas y loas al discurso kilométrico de Cristina

Pablo Sirvén
(0)
2 de marzo de 2012  • 10:29

El extenso discurso presidencial, ayer en la apertura del período ordinario de sesiones en el Congreso es, obviamente, el tema dominante de todas las portadas de la prensa matutina.

• Interesante es ver el aspecto que cada diario ha elegido destacar: así, por ejemplo, La Nación, El Cronista y BAE ponen en primer plano el pedido de Cristina Kirchner de una reforma para usar más reservas del Banco Central; Clarín le da mayor relevancia a que "Cristina ordenó que la Policía vuelva al subte" y Muy tituló "Piña va, piña viene", por el cruce fuerte entre la mandataria y el jefe de gobierno porteño, que se aludieron duramente en sus respectivos discursos, en el Congreso y en la Legislatura.

• Tiempo Argentino y Diario Popular coinciden destacar el mismo textual presidencial sobre que "enfrentados no logramos nada"; Buenos Aires Herald apunta al tema de los vuelos a Malvinas en tanto que, lógicamente, El País de España se congratula con que la sangre no haya llegado al río en la cuestión YPF ("La presidenta de Argentina rebaja sus ataques a Repsol"). Por un lado más genérico van La Prensa ("Cristina, auténtica") y Crónica ("Todos unidos triunfaremos").

• Con otro textual presidencial ("Un gobierno se tiene que hacer cargo de todas las cosas"), Página 12 pone a buena parte de su equipo y columnistas a trabajar sobre el discurso de CFK, que se lo desglosa en varias páginas temáticamente.

• Mario Wainfeld se postra con admiración ante la performance de largo aliento de la jefa de Estado al escribir que "un discurso de tres horas y quince minutos, pronunciado por una oradora del calibre y los recursos oratorios de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, desafía el poder de síntesis del cronista o lo derrota de antemano".

• En las antípodas, se ubica Clarín que vuelve a poner en tapa una foto que no favorece a la mandataria. "Más de 3 horas de autocelebración", califica el paso por el Congreso de CFK Ricardo Roa, editor general adjunto de ese diario. En la misma dirección, para Eduardo van der Kooy, la Presidenta dio "un viraje que deja al desnudo la falta de políticas de fondo".

• La nota de apertura de Clarín apunta que "Cristina atacó a Macri, pero la Policía volvió al subte" y hay una seguidilla de artículos que dejan mejor parado al jefe de gobierno porteño ("Los macristas creen que quedan mejor posicionados para el 2015", "El contrato aún está a nombre de la Nación", "El gran enojo con Macri apenas alcanzó a maquillar el paso atrás"). El contraste con los diarios más afines al Gobierno se da precisamente en este punto.

• Clarín también hace hincapié en que "Cristina justificó la falta de inversión y defendió su política" ferroviaria; detalla ciertos chisporroteos con su vicepresidente y que la mandataria también "les apuntó a los maestros" al decir que "trabajan 4 horas y tienen 3 meses de vacaciones". La polémica en puerta con los docentes es el título principal de La Capital (Rosario) y de El Día (La Plata).

• La Nación, como sucede en los días de los grandes acontecimientos, plantea un título en dos renglones a seis columnas y acompaña sus crónicas y destacados con una profusión de columnas de opinión.

• También muy severo, Joaquín Morales Solá dice que "la Presidenta agotó y se agotó durante casi tres horas y media de discurso. Cerca de los récords de Chávez y de Fidel Castro, Cristina Kirchner prefirió abrir las sesiones ordinarias del Congreso con un discurso que fluctuaba entre el tecnicismo de las estadísticas y los coloquios propios de una conductora de televisión" y agrega que "fue una obra cumbre del relato".

• Carlos Pagni, por su parte, alerta sobre que "Cristina Kirchner omitió referirse al problema que más la afecta: la delicada situación de las cuentas públicas". Néstor Scibona llama la atención sobre que "la inflación volvió a ser la gran ausente en un discurso que, si fuera analizado en términos contables, sólo incluyó la columna del haber" y, más adelante, alerta acerca de que "el único anuncio económico relevante remite a políticas que se aplicaron en las décadas del 70 y 80, con resultados desastrosos en materia inflacionaria", en alusión a la anunciada modificación de la carta orgánica del Banco Central.

• En Tiempo, en cambio, opinan que "la iniciativa busca institucionalizar la mayor participación del Banco Central en la economía real, dirigir el crédito hacia actividades productivas y elimina la exigencia de equilibrio entre reservas internacionales y el circulante".

• BAE lo dice con cierta crudeza: "El ejecutivo busca que el BCRA pueda emitir pesos sin el respaldo del dólar" y así "la base monetaria ya no estará atada a las reservas internacionales". Ambito Financiero no se queda atrás: "Deroga rezagos de la convertibilidad. Al desaparecer esa norma, quedará habilitada indexación de contratos prohibida desde 1991".

• El Cronista, por el contrario, no es tan optimista: "Cristina le quita respaldo al peso para usar más reservas del BCRA" y asegura, en otro orden de cosas, que "intercedió el rey de España y quedó en suspenso avance estatal sobre YPF". Su director periodístico, Fernando González, se congratula, en contratapa, de la mención presidencial en el discurso ante la Asamblea Legislativa, entre ponderaciones y críticas, a un artículo de ese periódico.

• El director de Tiempo, Roberto Caballero, sugestivamente destaca que hay que "cambiar para no perder el rumbo" y que "nunca había quedado tan claro el concepto de la ‘sintonía fina’". En una entrevista, en el mismo diario, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina también destaca que "el discurso de la presidenta es histórico porque habla de un cambio". Ricardo Forster califica a dicha pieza oratoria de "potente" y con un mensaje "profundamente político capaz de articular cada uno de los fragmentos que constituyen el todo nacional".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?