El zar del juego ingresa en la banca

A través del grupo Indalo, Cristóbal López adquirió el 70% del banco Finansur; definirá el BCRA
(0)
6 de marzo de 2012  

El empresario Cristóbal López, cercano al kirchnerismo y dueño de una corporación de empresas que tuvo alto grado de desarrollo en los últimos años, se convirtió en el nuevo accionista controlante del Banco Finansur.

Adquirió el 70% del capital social de esa entidad, especializada en el descuento de cheques y posicionada en el segmento de préstamos a pequeñas y medianas empresas, a la familia Sánchez Córdoba (dueña desde los tiempos en que Finansur era una compañía financiera bahiense) y al propietario de los laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras.

La venta fue informada ayer a la Bolsa porteña por la entidad y difundida además por el grupo Indalo, corporación de empresas de producción y servicios nacida en los años 80, que alcanzó fuerte expansión en los últimos años (con el negocio de casinos como punta de lanza) a partir de las licencias que logró López para aumentar su participación en esa actividad.

Por caso, cinco días antes de culminar su mandato, el entonces presidente Néstor Kirchner le extendió (mediante el decreto 1851/2007) por 15 años la concesión del Hipódromo Argentino de Palermo, pese a que recién vencía en 2017 (ahora llega a 2032). Ese decreto le exigía además aumentar la cantidad de tragamonedas instaladas en la salas de juego del lugar.

El empresario patagónico, a quien también se le adjudica la reciente compra del Bingo Avellaneda (junto con su socio Federico de Achával, titular de la empresa Hipódromo Argentino de Palermo SA), se habría convencido de la necesidad de poner una "pata en el negocio bancario" el año pasado, cuando debió recurrir a la tesorería de algunas de sus empresas para saldar las cuotas por la compra de una refinería y la mitad de la red de distribución a la brasileña Petrobras. "Se lo sugirieron algunos de sus ejecutivos más cercanos, luego de que, para afrontar esos pagos, varias de sus empresas quedaron virtualmente «sin caja», debiendo recurrir a financiamiento bancario en momentos en que las tasas de interés se disparaban", confió un allegado al empresario.

En esas circunstancias, habría sido Figueiras quien conectó a López con los Sánchez Córdoba, que desde hace tiempo buscaban aportes de capital para la entidad, aunque se resistían a entregar el comando del banco.

A través de su rama productiva (en la que se ubican sus participaciones en empresas como la Petrolera Cerro Negro, Paraná Metal, Oil y Alcalis de la Patagonia), el grupo Indalo suscribió el viernes el contrato para adquirir 19.294.871 acciones nominativas no endosables del Finansur. Pero, además, compró por cesión de derechos 29.050.000 en obligaciones negociables subordinadas convertibles en acciones, que el banco emitiera en agosto de 2011 para capitalizarse.

La operación, cuyo monto se mantuvo en reserva y le aseguraría a López el control del 70% del paquete accionario del Finansur, aún debe lograr la aprobación del Banco Central (BCRA).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.