Suscriptor digital

De Vido despidió a Schiavi con elogios

El ex secretario de Transporte fue muy aplaudido; firme defensa de la política ferroviaria; asumió Alejandro Ramos
Mariano Obarrio
(0)
9 de marzo de 2012  

El Gobierno convirtió ayer el acto de asunción del nuevo secretario de Transporte, Alejandro Ramos, en una cerrada defensa de la política ferroviaria y de la gestión del saliente Juan Pablo Schiavi.

"No se le pueden imputar al funcionario de turno muertes producidas por décadas de abandono", dijo, exaltado, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, responsable del servicio ferroviario en los últimos 8 años y 9 meses. Luego se quejó por los "muertos que no se producen y nunca se contabilizan".

Con la renuncia forzada de Schiavi, el Gobierno busca salir de la crisis por la tragedia en la línea Sarmiento, de TBA (Grupo Cirigliano), que dejó 51 muertos y 700 heridos el 22 del mes pasado en la estación de Once. El cuestionado ex funcionario estuvo presente en el acto y fue aplaudido tres veces.

Su reemplazante, Ramos, sin experiencia en el sector, se mostró tenso y no habló después de jurar.

Ante los crecientes cuestionamientos de la oposición y de las víctimas de la tragedia de Once, De Vido esgrimió que el Estado "construyó 1000 kilómetros de autopistas" que, según dijo, evitaron accidentes. "Hay que contar la cantidad de muertes que había en la ruta 9 antes de que se construyera la autopista Rosario-Córdoba", sostuvo De Vido.

"No vamos a bajar nuestra política de subsidios", advirtió. Y exclamó: "¡Qué falta de capacidad para criticarnos y para poder entender en profundidad lo que pretendemos hacer!", se entusiasmó el ministro de Planificación.

Pocas horas antes, otra formación de la ahora intervenida TBA había sufrido un descarrilamiento en la línea Mitre, sin heridos, cerca de la estación El Talar.

Sin embargo, según pudo saber LA NACION de fuentes oficiales, De Vido se sintió ayer fortalecido internamente porque la Presidenta, tras ordenar el martes último la renuncia de Schiavi, le dejó al propio ministro la potestad de designar al sucesor. De Vido seleccionó a Ramos, que se tomó licencia como intendente de Granadero Baigorria (Santa Fe).

Ramos goza de la confianza de De Vido y tiene buenos vínculos con el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, el santafecino Agustín Rossi.

El ministro de Planificación aprovechó la ceremonia para pasar a la ofensiva y atacó al jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, por rechazar el traspaso del subterráneo de la Nación a la Ciudad de Buenos Aires. "A Macri le molestan los amigos del conurbano, le molesta el pelo negro", lo fustigó. "Nosotros le pagamos los subtes y el colectivo, y ellos cuando se corta un paisano de la provincia no quieren pagar la curita", agregó, cargado de furia.

Recordó también que el Poder Ejecutivo envió ayer al Congreso un proyecto de ley para ratificar el acta acuerdo de traspaso firmada con Macri, con el cual buscará enfrentar a los legisladores del interior con la Capital. Y sugirió que en esa ley se consignará que el transporte automotor de pasajeros también forma parte de los servicios que la Ciudad está obligada a prestar.

Durante la ceremonia, De Vido no hizo mención alguna al proyecto de ley que unas horas más tarde el Poder Ejecutivo enviaba al Congreso. Por medio de esa iniciativa la Nación no sólo propone traspasarle a la Ciudad de Buenos Aires las líneas de subte sino que también le transfiere el manejo de 33 líneas de colectivos que circulan en la Capital, el premetro y el tranvía de Puerto Madero (ver aparte).

Compra de coches

En medio de ello, De Vido anunció la compra de 45 coches para la línea A de subterráneos. Por la red Twitter, Cristina Kirchner acotó: "Los usuarios no tienen la culpa

y tampoco es justo que todos los argentinos solventen servicios que nunca en su vida tal vez tendrán".

La designación de Ramos causó incertidumbre en el ámbito empresarial. De 36 años, el intendente en uso de licencia de Granadero Baigorria no tiene experiencia en el sector del transporte. En esos círculos aseguran que en Colombia, Chile, Perú y Brasil, entre otros países de la región, existe el rango de ministro de Transporte y que en términos generales se trata de funcionarios expertos de larga trayectoria.

La política de transportes no cambiará, aseguran en la Casa Rosada. Incluso todos los subsecretarios de Schiavi, como Antonio Luna (Transporte Ferroviario), continuarán en sus funciones. Y si la Justicia no arroja rápidas pruebas contra TBA, la concesión de los hermanos Cirigliano continuará vigente, confiaron a LA NACION fuentes oficiales.

En la ceremonia de jura que se realizó en la Casa Rosada no participó Cristina Kirchner, pero sí estuvieron el vicepresidente, Amado Boudou; el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el diputado Rossi, entre otros. De Vido recibió a Ramos con un saludo de "compañero y amigo". Y despidió a Schiavi con elogios. sin titubear y con voz firme, el ministro de Planificación dijo: "Quiero desearle a Juan Pablo que esté bien, que se recupere y hasta pronto". Hubo aplausos y en ese momento nadie habló de los 51 pasajeros que murieron en la estación de Once.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?