Suscriptor digital

Giacomo Leopardi

(0)
16 de marzo de 2012  

Imitación

¿Dónde vas pobre hoja frágil

lejos de la propia rama?

Del haya donde había nacido

me arrancó en su día el viento.

Es él quien, volviendo en vuelo

desde los bosques al campo

me lleva del valle a la montaña.

Con él voy perpetuamente

peregrina, y lo demás lo ignoro.

Voy adonde van todas las cosas;

adonde van naturalmente

la hoja de laurel y la de rosa.

Scherzo

Cuando me llegué, muchacho,

a acatar la disciplina de las Musas,

una de ellas me tomó de la mano;

y luego todo aquel día

estuvimos dando vueltas

por el taller, de visita.

Me mostró una por una

las herramientas del arte

y los muy diversos usos

que a los distintos enseres

se da en los menesteres

de hacer prosa y hacer verso.

Yo, que miraba, quise hacer una pregunta:

Musa, ¿la lima dónde está? Dijo la Diosa:

La lima se ha gastado; nos arreglamos sin ella.

Pero –añadí yo– cuando se desafila,

¿no es preciso reponerla?

Respondió: se debería, mas el tiempo apremia.

De: Cantos , traducción de Marcelo Cohen, Losada

  • adn Giacomo Leopardi

    Recanati, 1798-Nápoles, 1837


    Creció en el ambiente austero y conservador de una familia aristocrática de provincias. Fue un niño enfermizo, concentrado en sus libros. Poeta, ensayista y filósofo, sentía gran pasión por los clásicos y se oponía a la "vulgaridad" del incipiente romanticismo. Sus obras principales son Canciones (1824), Versos (1826), Opúsculos morales (1827) y Cantos (1831).
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?