El sitio Cuevana enfrenta una nueva denuncia penal

El fiscal entiende que existen elementos para imputar a los responsables del portal de cine
(0)
16 de marzo de 2012  

El cerco de la Justicia comenzó a cerrarse en torno del sitio argentino para ver películas Cuevana.

El fiscal general de la Cámara del Crimen porteña, Ricardo Sáenz, abrió ayer una causa penal contra los responsables del sitio web Cuevana por violación de la ley de propiedad intelectual, por permitir que se acceda a películas, series y programas de televisión sin pagar derechos de autor.

Sáenz dio por concluida una investigación preliminar sobre Tomás Escobar, Mario Cardosio y David Fernández, los responsables del sitio, y presentó una denuncia para que se inicie una causa formal.

Además, requirió la declaración indagatoria de Escobar como titular de la empresa, señaló el fiscal en la sustanciación de la denuncia, que ahora deberá sortearse para que recaiga en un juzgado. Escobar había señalado en diálogo con LA NACION que Cuevana no almacena contenidos y que funciona de manera similar al buscador Google.

En este expediente que ahora cobra velocidad judicial los estudios de películas más grandes de Estados Unidos ya le pidieron a la Justicia que se bloquee el ingreso a Cuevana. La causa se inició por la presentación de las cadenas estadounidenses Twentieth Century Fox, Disney, Paramount Pictures, Columbia, Universal City, Universal City Studios y Warner Bros, que denunciaron que a través de Cuevana se pueden bajar películas y series de su propiedad sin ninguna autorización.

También el canal local Telefé denunció que mediante Cuevana se puede ver las 24 horas su programación, y hay acceso a sus programas Algo habrán hecho (por la historia argentina), Clase Turista, Lo que el viento nos dejó, Los simuladores y Los Simpson sin el permiso correspondiente para hacerlo.

Tras tres meses de investigación preliminar, el fiscal Sáenz concluyó que Cuevana es un sitio web que a través de streaming , un sistema que permite ver en una PC material mientras se lo descarga, permite obtener películas, programas de televisión, series y la programación del canal Telefé "sin ningún permiso o autorización de los titulares de dichas obras". Así, sostuvo que eso es una "violación a las normas sobre propiedad intelectual previstas en la ley 11.723". Explicó que el sitio no es gratuito sino que sus administradores obtienen ganancias a través de pagos on line y de publicidad.

"Cuando me refiero a una cuestión económica vinculada con Cuevana quiero significar que no estamos, a mi juicio, en presencia de unos jóvenes emprendedores que crearon un sitio web para facilitar que se puedan ver películas y programas de televisión sin costo para los usuarios, sino que ha quedado -sin perjuicio de que se profundice la cuestión- la presencia de un lucro para sus dueños o administradores. Para decirlo derechamente, considero que Cuevana es un negocio."

Donaciones

En este sentido, el fiscal habría comprobado que los pagos online se realizan a través de donaciones que según informes de la División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal llegan a una cuenta a nombre de Escobar, el joven de 22 años oriundo de San Juan que creó Cuevana. La investigación preliminar del fiscal Sáenz quedó radicada en la Cámara del Crimen, que deberá sortear el juzgado y fiscalía que deberán intervenir en el caso.

Esta denuncia llegó justo tres días después de la detención en Santiago de Chile de Cristián Alvarez, presunto administrador de Cuevana en ese país. Horas después, Alvarez, de 26 años, recobró su libertad.

"Desde Cuevana, condenamos lo sucedido con el usuario Cristián Alvarez, le brindamos y brindaremos todo nuestro apoyo", escribieron desde la cuenta oficial de Twitter de Cuevana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.