Suscriptor digital

Marcelo San Juan celebra con aires tangueros

El compositor volvió al disco con la publicación de Luz de fiesta
(0)
17 de marzo de 2012  

Casi ocho años pasaron desde la publicación del último CD de Marcelo San Juan. Como muchos artistas que transitan el camino independiente, a este músico le llevó tiempo volver a las bateas con una novedad discográfica. Si algo tiene esto de interesante es que, a diferencia de otros que editan su música todos los años o año por medio, aquellos que se toman más tiempo para grabar y lanzar un nuevo álbum viven todo este proceso con mayor intensidad y, quizás, una mayor expectativa.

Así suena la voz de Marcelo San Juan cuando habla de Luz de fiesta, el flamante CD que estará presentando esta noche, en La Oreja Negra.

Tiene trece canciones que fue acopiando durante las tres últimas décadas y que, por diferentes motivos, no llegó a grabar hasta ahora en sus propias versiones. Tiene muchos invitados que pasaron por el estudio durante los tres años que le tomó la producción. Tiene canciones de muy buena factura, que llevan su música y la letra de varios amigos y compañeros de ruta musical.

Grabaron desde Mario Parmisano, Luis Salinas y Jota Morelli a Leo Bernstein, Alejandro Santos y Laura González (hija de Marcelo y de Julia Zenko), que también está preparando el lanzamiento de un disco solista (en su caso, se trata del primero).

La lista de nombres que estarán sobre el escenario de San Juan se acotará en esta presentación y estará basada especialmente en aquellos que forman parte de su banda: Adrian Mastrocola en piano, Gabriel Rivano en bandoneón, Eduardo Muñoz en bajo, Lucas Canel en percusión y San Juan, que pone su voz y su guitarra.

Falta escribir en estas líneas que Luz de fiesta es un disco con algunos homenajes y bastante olor a tango, a pesar de que Marcelo no es un músico nacido del riñón del tango sino, al contrario, llegó al género con los intentos renovadores que surgieron en la década del setenta. Y hay que decir que este músico continúo en esa línea compositiva si se tienen en cuenta sus sociedades musicales con poetas como Héctor Negro, Francisco Bagalá y Alejandro Szwarcman.

Aquí también hay canciones como "Las Mañas", que compuso con Rodolfo Alchourrón (y que aparecen en el disco de Rodolfo Parábola, de 1980) o "Pasillo de la vida" que, con música y Marcelo y letra de Bagalá, Adriana Vareja grabó para su CD Tangos, a principios de los 90.

A estos temas se suman otros como "Retrospección" –después de todo, este disco tiene cierto tono retrospectivo– y la canción que da título al CD y que habla de Alberto Olmedo. "Fue escrita al día siguiente de su muerte", aclara Marcelo.

"En este disco hay muchas canciones que estaban dentro mío en el sentido de que fueron cosas muy queridas, escritas con distintos poetas que admiro mucho; gente entrañable de mi camino musical. Este género que está en el disco no puedo rotularlo. Es música mía."

San Juan no fue considerado baladista por los baladistas, jazzero dentro del mundillo del jazz vernáculo, ni tanguero por los más ortodoxos de este género.

¿Tuvo algún costo para él? "Seguro –dice–. Pero lo más duro y a la vez más lindo es tener una idea y sostenerla. No pasarte de vereda. Tenés que dejar tu sello. Si hay algún éxito en mi vida es haber dejado eso en algunas de mis canciones."

PARA AGENDAR

Luz de fiesta: Marcelo San Juan presenta su nuevo disco. La Oreja Negra: Uriarte 1271. Hoy, a las 21.30. Entrada: $ 80.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?