Suscriptor digital

Joya de exportación

Paulo Dybala hizo tres goles ayer y es la figura de Instituto, que estiró la ventaja sobre River; aunque es su 1er torneo, su destino al final de la temporada es Europa
Enrique Vivanco
(0)
27 de marzo de 2012  

CÓRDOBA.- Paulo Dybala, "la Joya", ese brillo renovado que muestra orgullosa la primera B Nacional, era obviamente un joven desconocido en el mundo del fútbol en agosto de 2011, cuando Darío Franco asumió como entrenador en Instituto Atlético Central Córdoba.

Con 18 años, apenas empieza a ser figura y goleador de La Gloria. Ayer marcó tres goles en el 4-1 sobre Desamparados y acentuó esa sensación que perturba a River, que sigue a Instituto de cerca, pero no lo puede alcanzar.

Dybala, que empezó jugando como wing izquierdo en la cantera albirroja, fue traído al club por su padre, luego de cumplir 10 años. Hábil desde siempre, de toque fino y con un permanente aporte de gol, estaba jugando en la quinta división que compite en los torneos de la AFA cuando participó de un ensayo dirigido por Franco.

Sus cualidades no pasaron inadvertidas para el técnico. A los 17 años y junto a Pablo Burzio, otro de los elegidos, pegaron el salto mágico hacia la primera división. Todo le ocurrió muy rápido al pibe de Laguna Larga, que recibió el primer golpe duro en su vida a los 15 años de edad cuando falleció su padre.

El testimonio de su progenitor para contenerlo desde un costado del campo de juego lo tomó su hermano Mariano, un fiel seguidor de su derrotero como futbolista. En aquel entonces, Paulo era un destacado integrante de las categorías menores de Instituto y un consecuente asistente al Instituto Provincial de Educación Media 121, del barrio Jorge Newbery, en donde no pudo terminar el 5° año del secundario por sus compromisos con el deporte.

Ya volcado de lleno al fútbol y con un recuerdo lejano de sus inicios en Newell's Old Boys de Laguna Larga, los primeros goles en el actual campeonato lo sacaron del anonimato y lo pusieron en el pedestal más alto en la institución de Alta Córdoba.

Dybala y sus conquistas ya dejaron de tener espacio en el novísimo albergue para jugadores de divisiones inferiores y se instaló en un departamento del barrio Nueva Córdoba.

Su primer gol ante Aldosivi, sus tres goles a Atlanta, sus actuales 16 anotaciones y su predisposición a participar como uno más en el juego colectivo del equipo, lo han llevado a ser la figura más destacada de un plantel que, por otra parte, muestra varios puntos altos.

Ocurrió en las primeras semanas de competencia, nada más haber comenzado el torneo, que el empresario Gustavo Mascardi, en representación de un grupo empresario, se mostró interesado por su contratación.

La cifra, desacostumbrada para la plaza cordobesa, causó conmoción. Rondaba los 3,5 millones de euros y su destino, tanto para él como para Nicolás López Macri, en aquel entonces titular y con buenos desempeños, era Europa.

Fue cuestión de Estado en Instituto el tratamiento de su transferencia. En un gran aporte a la vida institucional del club, la reforma de los estatutos obliga a sus dirigencias a remitir las grandes decisiones a un órgano creado para aprobar o rechazar estos asuntos.

La aprobación de la venta lo llevará a Dybala al final de la temporada fuera del país. Y con él se irá "un señorito", tal la descripción de Santos Tursa, un histórico reclutador de jugadores para las divisiones inferiores de Instituto.

Ayer, tras su hat-trick, quiso llevarse la pelota, tal la costumbre europea que se nos ha hecho conocida con los goles de Messi en Barcelona. Dybala se la pidió al árbitro, pero un utilero de Desamparados le hizo saber que en el club sanjuanino no hay muchas pelotas. La devolvió. Más tarde, el mismo empleado del club de San Juan, se la entregó pero con la condición de que la utilería de Instituto dejara una de las suyas...

El pibe, que nació un 15 de noviembre de 1993, parece ignorar las repercusiones de cada una de sus actuaciones. Medido en sus palabras, prudente en sus gestos, no ha dado ningún otro espacio que no sea para el elogio. Por eso, a pesar de las ansias de ascender, de las especulaciones sobre el acoso de River Plate, Rosario Central y Quilmes en la cima de la tabla de posiciones, los hinchas lo disfrutan y ya lo empiezan a extrañar por su próxima partida.

  • 16

    goles lleva dybala en el torneo; uno menos que Cavenaghi (River) y los mismos que piriz alves (defensa) y castillejos (central)
  • Un trámite ante desamparados

    Un trámite ante desamparados

    SAN JUAN.- No es la primera vez que el ocurre. Instituto, para sostener la punta o para disfrutarla en solitario, como en esta ocasión, tuvo rendir examen un lunes, con los resultados de sus adversarios definidos. No hay, por ahora, presión que lo intimide. En San Juan, ayer, le ganó a Desamparados por 4-1 y volvió a revalidar con solvencia su condición de líder de la primera B Nacional. Ahora tiene 52 puntos y estiró a tres la ventaja sobre River.

    Resolvió todo muy rápido. Ni siquiera tuvo tiempo para sentir ansiedad, porque a los 7 minutos, con dos goles de Paulo Dybala, el resultado ya estaba encaminado. Antes del final del primer tiempo, el propio Dybala puso el 3-0, y en la segunda mitad, Diego Lagos marcó el cuarto. A tres minutos del final, Hernán Lamberti marcó el descuento para los sanjuaninos.

    La rutina para Instituto se mantendrá la semana próxima, por la 27a fecha. Volverá a jugar el lunes, a las 21.15, contra Defensa y Justicia.

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?