Suscriptor digital

Ataque a Sarmiento en una protesta de docentes porteños

Pintaron un bigote hitleriano en una foto y ocuparon la sede de la cartera educativa
María Elena Polack
(0)
30 de marzo de 2012  

En su afán por protestar por la política educativa que desarrolla el gobierno de Mauricio Macri, los docentes porteños cruzaron ayer una barrera de la que será difícil volver: mancillaron una fotografía de Sarmiento, el educador de América, al pintarle un bigote hitleriano.

El motivo de la protesta, que incluyó la ocupación de la planta baja del Ministerio de Educación, en la avenida Paseo Colón al 200, fue la fusión de grados del nivel primario que comenzará a regir la semana próxima. La intención era permanecer en el edificio hasta conseguir hablar personalmente con el ministro de Educación, Esteban Bullrich.

La manifestación y el ataque a la fotografía de Sarmiento, colgada en el vestíbulo del edificio, fueron liderados por la Asociación de Enseñanza Media y Superior (Ademys) y docentes de otros sectores gremiales que llegaron a la avenida Paseo Colón al 200 para entregar una carta en la que cuestionaban la decisión del ministro Esteban Bullrich de redefinir las aulas que tuvieran pocos alumnos.

Desde principios de mes, los docentes de los distintos gremios porteños plantearon sus reparos a la política de fusión de cursos que se implementará a partir del próximo martes y hasta levantaron una carpa en protesta por la política educativa y realizaron abrazos simbólicos a distintos establecimientos de la ciudad.

Si bien desde el gobierno porteño se informó que la readecuación de los cursos con menos de 15 alumnos se trabaja desde diciembre, la decisión de aplicarla se conoció en las últimas semanas.

Anoche, Ademys afirmó que respalda la lucha "de los docentes contra el cierre de cursos" y aclaró que ayer acompañó "a los educadores, afiliados y no afiliados que intentaron presentar una carta al ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, pidiendo que no se cierren los cursos" y que "sin ser escuchados decidieron tomar la institución".

Se estima que un grupo de varios centenares de docentes y alumnos compartieron la protesta. "Tenemos un petitorio con casi 10.000 firmas que le dicen no a la medida de Macri de cerrar grados, lo que afectaría a unos 500 docentes que se quedarían sin empleo o verían reducida su jornada laboral", afirmó el secretario general de Ademys, Carlos Oroz.

El secretario adjunto de la misma entidad gremial, Néstor Di Milia, indicó que "la intención es poder pautar una reunión (para hoy) con Bullrich o con autoridades con poder de decisión a la que concurran no sólo los sindicatos sino las comisiones distritales de docentes que se conformaron para luchar contra esta medida". "En esa reunión -amplió Di Milia- le entregaremos el petitorio, y las autoridades educativas tendrán que explicarles a los docentes en la cara por qué quieren cerrar 221 grados."

Según pudo saber LA NACION, la decisión de fusionar aulas con menos de 15 alumnos comenzó a tratarse en diciembre último y se estableció como fecha límite de estudio y definición fines de marzo para poder iniciar abril con la readecuación de la cantidad de alumnos por curso.

Funcionarios con acceso directo al ministro Bullrich justificaron la medida al plantear que "hay una caída en la matrícula escolar en la zona norte de la ciudad y un aumento en la matrícula de la zona sur de la ciudad".

"Además del desbalance de alumnos por aula en las zonas norte y sur también tenemos un problema de falta de maestros, como consecuencia de la ampliación de la carrera docente, que era de dos años y medio y pasó a ser de cuatro años", explicaron allegados a Bullrich.

Las autoridades educativas porteñas descartaron que los docentes vayan a quedarse sin trabajo. "Nadie se va a quedar en la calle, por el contrario. Necesitamos más docentes en la zona sur." Además, insistieron en informar que "ningún alumno tendrá que cambiar de escuela, sino que sólo se readecuará la cantidad de alumnos por curso para que, en la medida de las posibilidades, no haya grados con menos de 15 chicos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?