Murió el periodista Jorge Emilio Gallardo

Integró la Redacción de LA NACION y era miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas
(0)
31 de marzo de 2012  

Con la muerte de Jorge Emilio Gallardo, ayer, en esta ciudad, pierde el periodismo a un caballero de las crónicas latinoamericanas, a un hombre de singular cultura y a una personalidad nítida en todas sus acepciones. Es que legó en su largo paso por esta Redacción una pluma clara y llena de matices, y un trato amable, respetuoso y sin distinción de jerarquías.

Nieto de Angel Gallardo y descendiente de Bartolomé Mitre, había nacido en 1939. Tenía cuatro hijos y fue hermano de la escritora y periodista Sara Gallardo (1931-1988).

Jorge Emilio Gallardo se había incorporado a LA NACION en 1961, como aspirante, el primer peldaño de una larga carrera profesional que concluyó en 1993, tras ser entre otras muchas funciones corresponsal en Uruguay y en Brasil, crítico literario, jefe del Suplemento Literario y editorialista. Abrazó el periodismo con tanto fervor que interrumpió sus estudios formales de filosofía para incorporarse a la Redacción de LA NACION.

Con sus crónicas por el continente ganó en 1972 el premio ADEPA-Rizzuto, por una serie de notas sobre los contrastes culturales de Brasil.

Siempre sonriente y dispuesto a la conversación con colegas de todas las jerarquías, Gallardo dedicó también su tiempo a estudiar y esclarecer la vigencia de los cultos afroamericanos en América latina. Fruto de esos desvelos es su libro Presencia africana en la cultura de América latina, que se publicó en 1986. Desde 1997, su nombre fue incorporado al repertorio de africanistas que publica la Cátedra Unesco de Estudios Afro-Iberoamericanos de la Universidad de Alcalá de Henares en colaboración con la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas.

En épocas en que no eran frecuentes las firmas de las notas, Jorge Emilio Gallardo entrevistó a personalidades de la cultura internacional, como Alejo Carpentier, y a buena parte de la dirigencia política de América latina.

Fue vicepresidente segundo de la Asociación Amigos del Museo Mitre e impulsó desde ese cargo la segunda época de la Revista del Museo Mitre.

A la actividad periodística le sumó la docencia. Fue profesor de periodismo en la Universidad Argentina John F. Kennedy. En 1998 fue incorporado como miembro honorario del Centro Argentino de Etnomusicología y Folklore. En 2003 fue incorporado a la Academia Provincial de Ciencias y Artes de San Isidro, oportunidad en la que disertó sobre "La trata negrera como ruta cultural". Un año más tarde, fue designado miembro de número de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Sociales. También era miembro correspondiente de la Real Academia de Ciencias Morales y Sociales de Madrid y de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales.

De su amplia producción literaria, pueden recordarse su autobiografía Geografía de la infancia (2008), De la rebeldía a la abolición (2010), Elogio de lo mejor. Nuestra génesis y el mito (2011), Pimienta del Reino (2001), La cultura es una (2006) y Contexto criollo del Río de la Plata (2007).

Sus restos son velados desde las 19 de ayer en Juncal 1343 8° B y hoy serán sepultados, a las 11.30, en Parque Memorial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.