Una larga canción inconclusa

A pesar de los esfuerzos, los músicos todavía no logran que se voten leyes que los favorezcan
(0)
1 de abril de 2012  

Luego del cachetazo (verbal, no físico) que recibieron del Ministerio de Cultura porteño, los músicos agrupados que reclaman una ley de subsidio vetada por el Poder Ejecutivo, sería bueno hacer un repaso por hechos y propuestas legislativas de los últimos años.

A pesar del esfuerzo organizado de los músicos, todavía hay mucho camino por andar. Hace poco más de una semana volvieron a clausurar en el barrio de Palermo una de las salas con más actividad musical. Seguramente, el inspector que realizó la clausura estuvo perfectamente amparado por la ley. Pero quizá valga la pena preguntarse si es lógico que una persona invierta dinero en una sala de conciertos y luego tenga que esperar casi dos años para inaugurar con todas las habilitaciones que exige la ley. Tal vez estaría bien crear nuevas reglamentaciones o acelerar las que están vigentes. Veamos otros casos.

Ley de subsidio a músicos mayores. Se trata del régimen de reconocimiento para la actividad musical de la ciudad de Buenos Aires (ley 4021), que fue votado en la Legislatura porteña. Incluso recibió el apoyo del oficialismo, que introdujo algunas restricciones para no afectar al presupuesto de la Ciudad. Sin embargo, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, vetó la norma. Los músicos salieron a la calle a pedir que diera marcha atrás. La ley apunta al subsidio de músicos mayores de 65 años que han hecho un aporte probado y significativo a la música argentina y que en este momento atraviesan problemas económicos.

El rechazo logró que agrupaciones y entidades relacionadas a la música que difícilmente logran reunirse por otros motivos, esta vez se juntaran detrás de una misma causa: La Federación Argentina de Músicos Independientes, La Unión de Músicos Independientes, Los Músicos con Cristina, Los Músicos Organizados, la Asociación Argentina de Intérpretes y el Sindicato Argentino de Músicos. Hasta ahora, no tuvieron suerte. Le pidieron una reunión a Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires y al conseguirla pensaron que sería un primer paso para avanzar con la ley. Sin embargo, el ministro se mostró totalmente de acuerdo con el veto.

De aquí en más todos los martes por la mañana los músicos seguirán reclamando en la puerta del ministerio. Y luego habrá que ver si siguen unidos para pedirle al Congreso de la Nación que trate en el recinto una ley madre, la Nacional de Música.

Instituto virtual. Como tantas cosas que cuesta explicar, acá va una más. El Instituto Nacional de Música ya acumula un par de años de presupuesto. Ahora sólo hace falta que exista. El presupuesto lo ganó gracias a la ley de servicios de comunicación audiovisual, que destina un pequeño porcentaje del propio al Instituto Nacional de la Música (2% de los fondos recaudados de acuerdo con el artículo 97° inciso G de la ley 26522). Claro que para eso habría que crearlo. Luego de varias presentaciones en el Congreso de leyes similares que no llegaron a ser tratadas en sesiones legislativas, apareció este proyecto que consiguió, el último año, la aprobación en comisiones de Presupuesto y Cultura del Senado. Pero nunca llegó a sesiones ordinarias.

La historia es larga. En 2006, después de que se reglamentara con el decreto 520/05 la ley 14597 del Ejecutante Musical sancionada en 1958 (leyó bien, 1958), hubo una gran protesta de músicos independientes. El reclamo llegó a oídos del entonces presidente Néstor Kirchner, quien la derogó con el decreto 636/06 y pidió a estos artistas que elaboraran otra ley, mejor y más actual. Lo cierto es que no confeccionaron una norma laboral, como era aquélla, pero le dieron forma a un proyecto de ley nacional de música, muy pensado y conversado, que apuntaba al fomento y al subsidio de la actividad, a partir de la creación de un instituto nacional, el Inamu. En 2010 el proyecto ingresó al Congreso por mesa de entradas. En 2011 lo presentó el legislador Eric Calcagno y obtuvo el visto bueno de las comisiones. Este año habría que revalidar esa dictamen positivo de comisiones y seguramente así será. Pero como no se pudo tratar el último año en la Cámara alta, algunos piensan que habría que intentar por Diputados.

Ley del intérprete. Para los que tocan y cantan también hay proyectos que fueron muchas veces impulsados por la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI). En el expediente (S-3447/05), ingresado en 2005 en el Senado, duerme plácidamente el proyecto referido a los derechos de los artistas intérpretes.

Ley del folklore. Ingresó al Congreso de la Nación con el expediente 7546-D-2010, aunque luego se han hecho algunas modificaciones. Esta ley también habla de la creación de un Instituto Nacional, en este caso de folklore; el INF, que se encargaría de documentar, promover tradiciones, usos y costumbres y de ejecutar programas de creación, divulgación, formación e investigación. Por supuesto, esto también tiene que ver con la música.

Buenos Aires Música. De todas éstas, la única sancionada y en vigor es el Régimen de Concertación para la Actividad Musical en la Ciudad de Buenos Aires. Se la llamó ley del músico, pero, en realidad, nació como un proyecto para alentar el trabajo de las salas de música con exenciones impositivas. Esto vino acompañado de subsidios a músicos. Fue sancionada en la Legislatura porteña el 19 de marzo de 2009 con el número 3022. Pero no fue fácil reglamentarla. Luego de varias movilizaciones de artistas y dueños de locales de música se logró que el Ejecutivo porteño le diera curso para ponerla en funcionamiento con el decreto 868/10 del 29 de noviembre de 2010. Esta ley creó un ente, el Bamusica, con un directorio que cada año abre la inscripción para otorgar subsidios. El 23 de marzo cerró la inscripción de entrega de proyectos para ser financiados. En 2011 recibieron subsidios 39 solistas, 67 grupos y 23 clubes. Además, uno de su fines es garantizar derechos del músico, como cobrar por tocar y obtener como mínimo un 70 por ciento de la recaudación de un concierto (el 30 queda para el local). De a poco se está avanzando.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.