Chubut va por todas las concesiones de YPF

Ayer le quitó el área más productiva
Ana Tronfi
(0)
1 de abril de 2012  

COMODORO RIVADAVIA.- El gobernador de Chubut, Martín Buzzi, dio un nuevo giro a la tensa relación con la petrolera YPF y confirmó que decidió quitarle la totalidad de las áreas que la empresa tiene en esta provincia. En el listado incluyó Manantiales Behr, el yacimiento de mayor producción y donde la empresa centró sus inversiones en los últimos años.

Buzzi, que también preside la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), precisó: "Estamos reu-niendo información muy precisa sobre el incumplimiento de la empresa en nuestra provincia, razón por la cual nuestra decisión es continuar con el proceso de reversión en otros cuatro yacimientos que YPF tiene concesionados en Chubut, comenzando por Manantiales", el principal yacimiento que la operadora mantiene en esta provincia "y Santa Cruz".

Manantiales Behr concentra el 10% de la producción de la petrolera en todo el país. Ayer, en YPF interpretaron que "la decisión [de Buzzi] no hace más que mostrar la intención oficial de bajar el valor de la compañía con estas medidas" ya que los números no le darían fundamento. Según cifras de la petrolera, la inversión en Manantiales Behr aumentó 9% en 2011 respecto de 2010 y el año pasado invirtió allí US$ 133 millones contra los 180 millones de hace dos años.

Este yacimiento se sumará a tres que ya fueron revertidos por Buzzi, que representaban el 40% de la producción total de YPF en en Chubut.

El anuncio de la reversión de esas tres áreas se había hecho en un escenario montado en el puesto Ramón Santos. Buzzzi fue acompañado por el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta en aquel acto en el que se anunció la caducidad de un total de cinco áreas que YPF tenía concesionadas en ambas provincias.

Santa Cruz dispuso la caducidad en las áreas de Barranca Yankowsky, Los Monos y Cerro Piedra-Cerro Guadal Norte. Chubut -que le dio a YPF un plazo de 90 días para que entregue las áreas- resolvió igual medida en El Trébol-Escalante y Campamento Central-Cañadón Perdido. Las estatales Petrominera, de Chubut, y Fomicruz, de Santa Cruz, resolverán quién se hará cargo de la futura concesión de estas áreas revertidas.

Ayer, Buzzi volvió a tomar la posta de la arremetida nacional contra la operadora y anunció: "Estamos evaluando revisar las concesiones a YPF en los yacimientos Los Monos, Río Mayo y Restinga Ali, donde prácticamente la inversión proyectada para este año es nula". Sostuvo que "nuestro equipo de gobierno está finalizando el análisis del plan presentado por YPF para 2012 y ya estamos en condiciones de constatar que se proyecta una caída de la inversión que, como ya lo advertimos, no vamos de ninguna manera a convalidar. Por ejemplo, en Manantiales Behr, el yacimiento donde se concentra el 10% del petróleo producido en la Argentina, la reducción de la inversión alcanza al 70% en relación a 2011 y el número de pozos que plantean perforar durante el año es un 59 por ciento inferior que en 2011".

La semana pasada, y en medio de los anuncios de YPF sobre el inicio formal de acciones legales contra el Estado chubutense, el mandatario provincial se manifestó partidario de convertir YPF en "una Petrobras", tomando como ejemplo el modelo brasileño. "Tenemos que ir rumbo a una organización donde la conducción estratégica esté en manos del Estado, pero con una amplia participación de diversos sectores privados dispuestos a intervenir", sostuvo.

Y agregó: "Tengo que decir que la condición actual de YPF, como tal, no se sostiene en el tiempo, porque no están dando los resultados que uno aspira, ambiciona y desea de la empresa más importante del país".

Ayer, Buzzi destacó "la importancia de las decisiones que estamos tomando con el objetivo de lograr el autoabastecimiento de petróleo, exigiendo como corresponde que se cumplan las condiciones fijadas en los pliegos de concesiones. Esta no es una política contraria al capital privado, porque las reglas del mercado dicen que los contratos se firman para ser cumplidos y lo que está haciendo YPF es incumplir claramente las metas de producción e inversión, provocando un grave perjuicio para la provincia y para el país".

Buzzi señaló que "hay en la Nación una fuerte vocación por la defensa del interés nacional y esto debe ser rescatado porque si no existiera en marcha un proyecto de estas características sería muy difícil para los gobernadores tomar las decisiones que las circunstancias nos exigen para defender aquello que nos corresponde por derecho. Chubut puede producir mucho más petróleo y contribuir de manera importante al logro del autoabastecimiento, que es un objetivo compartido por la inmensa mayoría de los argentinos, porque esto significa más trabajo, más oportunidades para el desarrollo y la utilización de menos recursos para financiar la importación".

El mandatario fue más lejos y garantizó el apoyo nacional en los pasos contra YPF: "Quiero remarcar la importantísima tarea que se está llevando a cabo en el gobierno nacional y, particularmente, el ministro Julio De Vido, quien nos está brindado todo su respaldo para profundizar una transformación que es fundamental para alcanzar la autodeterminación del país en materia energética".

Por: Ana Tronfi
ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?