Suscriptor digital

El día después

Tras la carrera en el callejero porteño, el automovilismo tiene la posibilidad y la responsabilidad de saber aprovechar el éxito de la experiencia
Roberto Berasategui
(0)
3 de abril de 2012  

Una postal de la fecha histórica que vivió el Súper TC 2000 en el centro porteño
Una postal de la fecha histórica que vivió el Súper TC 2000 en el centro porteño Fuente: Telam

La carrera del Súper TC 2000 en el circuito callejero de Buenos Aires fue un éxito. Por convocatoria, logro deportivo y repercusión. Nadie pone en duda el gran resultado de una experiencia que había despertado tantas opiniones encontradas y desde distintos ámbitos.

La experiencia urbana en el centro porteño ya quedó atrás. Y con el fervoroso resultado adquirido, ahora la responsabilidad de mantener ese envión fructífero es netamente exclusivo del propio automovilismo.

Si bien el logro es sólo del Súper TC 2000, el resto de la actividad del deporte motor también se ve beneficiado por esta iniciativa. De hecho, dirigentes y responsables de otras categorías admiten la admiración por la empresa asumida sobre el asfalto de Buenos Aires.

Tras lograr un acontecimiento histórico, en el que la actividad excedió los límites deportivos y saltó a sitios nunca antes visitados, el automovilismo no convive internamente de la mejor forma para aprovechar esta plataforma formidable que se generó después de acelerar alrededor del Obelisco.

El tan mentado "Automovilismo para Todos", que provocó el traslado del Turismo Carretera y sus derivados, junto con el Turismo Nacional, a la Televisión Pública, dividió las aguas.

Y el Top Race V6, que hasta el año pasado era palabra prohibida para el resto de las categorías (se transmitía por América), volvió a Canal 13, de la mano de su "archirrival" (según denominaron los propios dirigentes), el ahora Súper TC 2000.

Lo cierto es que cada categoría hace su camino al andar. No hay planificación estratégica desde un ente superior a todas ellas, que en este caso podría hacer el Automóvil Club Argentino (ACA), que, por cierto, trabajó muy bien en el área de prensa durante el callejero.

No rigen medidas que cobijen una dirección específica. Y a ello se agrega la autonomía de la Asociación Corredores de Turismo Carretera (ACTC).

Para ejemplo basta con advertir que el fin de semana del Rally Mundial en la Argentina, del 26 al 29 de abril, en Córdoba, el Turismo Carretera competirá en Trelew.

Algo así similar pasa con los pilotos argentinos que intentan hacer campaña en el exterior, trabajan en soledad, sin un programa de apoyo sobre el que se puedan sostener los talentos que surjan.

En esa anarquía también entra la pata más endeble del negocio del automovilismo: los autódromos. Florecen por todo el país, gracias a la fenomenal actividad regional, pero no abundan los que se distinguen por la excelencia en infraestructura y seguridad.

A ello últimamente se le agregó un condimento poco feliz: el de la política. Para muchos, el Súper TC 2000 es Pro por correr en Buenos Aires y el Turismo Carretera es "K" por transmitirse en la TV Pública. Hace apenas medio año, el propio Mauricio Macri dio la señal de largada de la célebre caravana por los 75 años del TC rumbo a Mar del Plata.

El automovilismo debe tener una conducta coherente, para aprovechar un hito que debe servir de plataforma para pegar el salto soñado por sus integrantes.

17,3

Fue el promedio de la transmisión del rating televisivo de la competencia del Súper TC2000 en el callejero. Según ibope, hubo picos de 19 puntos y fue lo más visto del día.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?