Suscriptor digital

Malvinas y el nacionalismo, en debate

Fernando Iglesias presentó su nuevo libro, junto a los intelectuales Sebreli y Vicente Palermo
(0)
4 de abril de 2012  

"Agradezco al grupo de cipayos y vendepatrias que tuvieron el coraje de decir cosas en tiempos como éste", ironizó Fernando Iglesias ante las sonrisas cómplices de una platea atenta en la que sobresalían la intelectual Beatriz Sarlo, el constitucionalista Daniel Sabsay y el actor Luis Brandoni.

En el escenario de la librería Cúspide del Recoleta Mall, y acompañado por los escritores Juan José Sebreli y Vicente Palermo, Iglesias presentó su libro La cuestión Malvinas , que desgrana el lugar que ocupa la pelea por la soberanía en la sociedad argentina y el papel del nacionalismo vernáculo a propósito del trigésimo aniversario del desembarco argentino en las islas.

"Este es un tema en el que priman las emociones por sobre los razonamientos", advirtió Iglesias al comenzar la presentación, y de inmediato agradeció al grupo de intelectuales, artistas, hombres y mujeres de la cultura con quienes compartió varios documentos críticos a la visión del kirchnerismo sobre Malvinas.

A su turno, Sebreli se consideró parte de "un grupo que critica la manipulación política de la guerra de Malvinas y la guerra en sí". Y expresó su "homenaje a los soldados caídos, que no son héroes sino víctimas de los militares". También valorizó a los isleños, "que son los verdaderos protagonistas de esta historia; la Presidenta los revalorizó, pero una cosa es el relato oficial y otra los hechos", expresó.

Palermo alabó la "justa indignación" que según él exudan las páginas del libro, y se permitió cuestionar algunos de los enfoques de Iglesias. Por un lado, diferenció "entre nacionalismo y la identidad nacional, que debería cumplir un rol", y afirmó que "el nuevo nacionalismo se expresa hoy en el llamado aguante argentino, que sí funciona hoy" en el país.

Iglesias, que terminó en diciembre su mandato como diputado de la Coalición Cívica, recogió el guante. "El territorio no es lo esencial; si así lo fuera, la Argentina sería uno de los principales países del mundo." También criticó el "malvinerismo" del Gobierno, y cuestionó que "el kirchnerismo tiene como materia central de su política exterior a Malvinas, que es un clásico del nacionalismo argentino". Y añadió: "Mientras tanto, se pelea con todos sus vecinos y destruye el Mercosur".

Hubo, también, espacio para una feroz autocrítica. Iglesias reconoció en otra parte de su libro, que escribió durante el mes de enero, haber corrido a alistarse como voluntario en la Guerra de Malvinas en aquellos días de 1982. "Esa fue una especie de reflejo pavloviano", se rió Iglesias. "Lo malo no es esto, sino quienes persisten en el error del malvinerismo", lo disculpó Sebreli, el más duro a la hora de cuestionar "el delirio de uniformidad" que imperaba en el país en tiempos de la guerra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?