Boudou: "No llevé adelante ninguna acción para favorecer a la empresa Ciccone"

En declaraciones a los medios, el vicepresidente acusó a LA NACION y al Grupo Clarín por "operaciones mediáticas" que lo vinculan con el titular de la imprenta, Alejandro Vandenbroele; fuerte ataque a la Justicia
(0)
5 de abril de 2012  • 22:45

Un día después de que la Justicia allanara uno de sus departamentos , Amado Boudou aseguró que las nuevas pruebas que lo vinculan con Alejandro Vandenbroele son "operaciones mediáticas", lanzó fuertes críticas contra la Justicia y acusó al Grupo Clarín de ser "El Padrino" detrás de las acusaciones en su contra.

"Voy a seguir trabajando todos los días como vicepresidente de la República Argentina", afirmó en declaraciones periodísticas, en un acto especialmente convocado en el Senado para tratar el caso Ciccone.

Criticó la información sobre el avance judicial publicada por algunos medios, definió al juzgado federal de Daniel Rafecas, a cargo de la causa, como una "agencia periodística" y lanzó: "Es un brutal ataque a las instituciones".

Mediante la documentación secuestrada en el edificio River View, ubicado a unos cien metros de el inmueble donde actualmente vive Boudou con su novia, la Justicia halló que las expensas de la vivienda eran pagadas por Alejandro Vandenbroele, director de la ex Ciccone, a quien el vicepresidente negó conocer.

El procedimiento de ayer dejó establecido un nexo concreto entre el vicepresidente y Vandenbroele en la causa. Sin embargo, Boudou evitó hablar sobre la relación con el titular de la ex Ciccone, excepto cuando negó que existiera una foto entre ambos. "Estaban desesperados buscando la foto de Boudou con Vandenbroele, foto que no existe", aseguró.

"No llevé adelante ninguna acción para favorecer a la empresa Ciccone. Lo único que hice fue remitir una nota en la que contesté que es política de nuestro gobierno cuidar las fuentes de trabajo", agregó Boudou.

Fuertes críticas a la Justicia

Enseguida, el vicepresidente cuestionó al magistrado a cargo de la causa, Daniel Rafecas: "Había un plan urdido para intentar mostrar una ligazón con personas que yo no tengo, es una telenovela mediática de Magnetto, que es El Padrino, y de la agencia de noticias de Rafecas. Parece que Comodoro Py es una agencia de corresponsales".

"Le dieron tanta importancia a este tema por el berrinche que operó sobre el fiscal [Carlos Rívolo] y otros funcionarios cuando pensaban que cerraban a un círculo cuando llevaron a declarar a Guillermo Gabella", dijo en alusión al directivo de Boldt que declaró ante la Justicia que el socio de Boudou lo presionó.

Acusaciones

"Voy a explicar la sustancia del vodevil mediático que se ha armado con algunos periodistas que se hacen los James Bond", dijo el vicepresidente, aunque no hizo aclaraciones sobre el hallazgo de las expensas de un departamento su propiedad, que fueron pagadas por el titular de la ex Ciccone.

Boudou apuntó contra la firma Boldt, una imprenta que es competencia de Ciccone. "Mi problema no es Ciccone, mi problema es Boldt", dijo.

Y relató una situación ocurrida en 2011: "Todo esto tiene otros lazos: hay una persona que es el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi. Me vino a ver a mi despacho y me dijo que estaba muy preocupado porque el señor Antonio Tabanelli (dueño de Boldt) me iba a destruir, pero que yo podía arreglar con un número. Obviamente, le dije que no me interesaba".

El allanamiento, ordenado por Rafecas a pedido del fiscal Carlos Rívolo, se hizo el mismo día en que se conoció la declaración de Guillermo Gabella, director de la empresa Boldt, que aseguró, que José María Núñez Carmona, socio comercial de Boudou, lo instó en 2010 a que su empresa entregara la planta de Ciccone, que alquilaba.

Hasta el momento, Boudou había negado conocer a Vandenbroele. No obstante, el departamento de Boudou figura oficialmente como alquilado al empresario Fabián Carosso Donatiello, que comparte con Vandenbroele el directorio de la empresa Agroibérica de Inversiones SA.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?