Suscriptor digital

Sin detenidos por el caso Candela

La Cámara de Apelaciones ordenó la liberación de los ocho imputados; apartó al juez y cuestionó al fiscal
Gustavo Carabajal
(0)
18 de abril de 2012  

La investigación del secuestro y homicidio de la niña Candela Sol Rodríguez se quedó sin detenidos y con el juez y el fiscal del caso seriamente cuestionados.

Ayer, por unanimidad, los integrantes de la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Morón declararon las nulidades de las indagatorias de los ocho acusados y ordenaron que sean liberados.

En la resolución, de más de 100 fojas, los magistrados pusieron en duda la legalidad del procedimiento en una de las principales pruebas: el recipiente con ADN de Candela en la casa de Kiernan al 900, donde supuestamente estuvo cautiva la niña de 11 años, que fue secuestrada el 22 de agosto pasado.

Además, los camaristas Sandra Mingolo, Elisabeth Fernández y Adolfo Naldini resolvieron apartar de la investigación al juez de Garantías de Morón, Alfredo Meade, quien había hecho lugar a los pedidos de procesamiento y prisión preventiva que presentó el fiscal Marcelo Tavolaro en contra de los ocho acusados. Ayer, el juez Gustavo Robles fue nombrado nuevo magistrado del caso.

A través de su resolución, los jueces le pidieron al fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, que "evalúe si Tavolaro debe seguir al frente de la investigación".

"Se han quebrantado todos los principios que garantizan la defensa de un acusado en un proceso judicial", expresó la jueza Mingolo, al cuestionar al magistrado Meade y al fiscal Tavolaro.

La medida dictada por los jueces benefició a los acusados Gladys Cabrera, Néstor Altamirano, Alberto Espínola, Hugo Bermúdez Rodríguez, Héctor Moreyra , Gabriel Gómez, Guillermo López y Leonardo Jara.

Si bien en el fallo los camaristas no declararon la nulidad de las declaraciones de los testigos de identidad reservada, sí criticaron "la valoración, extensión y modo de utilización de esos testimonios".

A partir del análisis de los testimonios con reserva de identidad, los magistrados concluyeron que de no haber existido esas declaraciones no habría elementos que vincularan a los acusados con el homicidio y secuestro de Candela.

No obstante esas declaraciones con reserva de identidad no alcanzaron para que el fiscal hiciera una descripción acertada de los hechos que les imputaron a cada uno de los acusados.

Para los camaristas, la descripción que se hizo en el momento de las indagatorias por parte del fiscal fue "vaga, imprecisa y falta de técnica", lo que impidió que los acusados tuvieran un conocimiento cierto de qué se los imputaba, tal como lo establece el Código de Procedimiento Penal.

Los camaristas cuestionaron al juez Meade porque no controló las garantías del debido proceso al dictar la prisión preventiva para los acusados sin "aventar toda posible suspicacia de manipulación de los testigos".

La declaración de uno de esos testigos fue utilizada por el fiscal Tavolaro para pedir el procesamiento de Néstor Altamirano. Por tal motivo, el abogado Matías Morla, que defiende al carpintero, presentó una denuncia ante el fiscal Matías Rapazzo y pidió la detención del testigo.

"Ahora, con la nueva resolución, se le dio la razón al doctor Morla y el testigo quedó al borde de su detención. La declaración de ese testigo resultó tan inverosímil que se contradecía con otros elementos de mayor credibilidad", sostuvieron los camaristas.

Además, los jueces llamaron la atención del fiscal Tavolaro porque el representante del Ministerio Público nunca les remitió las identidades de los testigos y sí fueron conocidas por los policías, a pesar de que existían varios elementos que vinculaban a un grupo de uniformados con el secuestro y homicidio de Candela.

Según consta en la resolución, los camaristas le pidieron a Tavolaro que le enviara las identidades de los testigos para "evitar todo tipo de suspicacia", pero el fiscal rechazó la solicitud.

Al referirse a las dudas sobre el hallazgo del ADN de la víctima, a los jueces les resultó extraño que en la casa de Kiernan al 900 sólo se encontraran restos de ADN de Candela y no de las otras personas que estuvieron en esa vivienda.

"De acuerdo con una serie de elementos que ya se han mencionado, tengo dudas justificadas sobre los resultados de los peritajes genéticos de cotejo de ADN, debido a que se encontró ADN de quien conforme a un razonamiento lógico no habría estado en el lugar -me refiero a Candela-, sin embargo no se encontró ADN de quienes positivamente sabemos que sí estuvieron", expresó la jueza Mingolo.

Cronología

  • 22 DE AGOSTO DE 2011

    La desaparición

    Candela Sol Rodríguez, de 11 años, desapareció poco después de salir de su casa, en Villa Tesei, en Hurlingham. Iba a encontrarse con unas amigas.
  • 26 DE AGOSTO

    Marchas solidarias

    Ante los pocos avances en la investigación, vecinos y compañeros de escuela de Candela salieron a las calles para reclamar la aparición de la niña.

  • 31 DE AGOSTO Macabro hallazgo

    El cadáver fue dejado en un basural, a metros de la Autopista del Oeste. A su padre, Alfredo Rodríguez, preso, (foto) lo dejaron ir de la cárcel a ver a su familia.
  • 1° DE SEPTIEMBRE

    El cautiverio

    La policía bonaerense allana una casa donde se supone estuvo cautiva la niña. En Kiernan al 900, en Hurlingham. El inmueble estaba deshabitado, y su dueña estuvo presa por esta investigación.
  • 17 DE ABRIL

    Causa anulada

    La Cámara Penal de Morón anuló parte de la investigación y ordenó la liberación de las cinco personas que estaban detenidas, entre ellas Hugo Bermúdez (foto), acusado de haber estrangulado a la niña.
  • "Hubo connivencia entre policías y ladrones"

    Los miembros de la comisión del Senado para seguir el caso Candela anunciaron ayer que la semana próxima citarán a declarar al fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, y a quien era en ese momento jefe de la policía bonaerense, Juan Carlos Paggi. Pero la cosa podría no terminar allí: el camporista José Ottavis, vicepresidente de Diputados, anticipó que se citará "a todos los que sea necesario" y no descartó que también sea convocado el ministro Ricardo Casal, y fue muy duro al afirmar que "hubo una evidente connivencia entre la policía y los delincuentes. Ni los fiscales ni los jueces pudieron manejar esta situación".

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?