"La Hiena" Barrios, libre y en silencio

Luego del pago de $ 200.000, el púgil dejó la prisión sin hacer declaraciones; la madre de la víctima quiere que vuelva a la cárcel
Darío Palavecino
(0)
27 de abril de 2012  

MAR DEL PLATA.- Como en aquellas veladas en las que caminaba rumbo al ring, agazapado, semioculto bajo una capucha blanca, con la mirada desafiante y sólo acompañado por un puñado de colaboradores, ayer Rodrigo "la Hiena" Barrios dejó atrás el portón de la Unidad Penal de Campana.

Con el aporte de familiares y amigos, que reunieron y depositaron los 200.000 pesos para pagar la fianza fijada por la Justicia, el boxeador recuperó la libertad tras cumplir sólo 22 días de la condena a cuatro años de prisión que recibió por la muerte de la joven embarazada Yamila González.

Considerado único responsable de aquel mortal accidente de tránsito que provocó en Mar del Plata el 24 de enero de 2010, Barrios se fue ayer de la cárcel sin decir una sola palabra a los medios y como un pasajero más en el auto de un amigo. Si bien la pena que recibió incluyó ocho años de inhabilitación para conducir, no tendrá restricciones para estar al volante de un vehículo hasta tanto quede firme el fallo de primera instancia.

Ayer, en compañía de Graciela Morales, madre de la víctima, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, confirmó que el Estado acompañará el pedido de la querella para que Barrios tenga prohibido manejar hasta tanto el Tribunal de Casación confirme o modifique la condena. "Vamos a hacer todo lo posible para que vuelva a la cárcel y cumpla la condena por la muerte de mi hija", dijo la mujer.

Además de la fianza, Barrios debe cumplir con una serie de requisitos que incluyen establecer domicilio en territorio bonaerense y presentarse una vez por semana en sede policial, y tiene prohibido viajar al exterior, por lo cual la Justicia le retuvo su pasaporte.

"Es un hecho que va a volver a entrenar, quiere seguir con el boxeo y ser campeón otra vez", dijo uno de sus allegados, que palpitó día a día estas tres semanas que Barrios transcurrió primero en la Alcaidía N°44 de Batán y luego en la Unidad Penal de Campana. Así también se lo había hecho saber a familiares y amigos que lo visitaron en sus primeras horas como detenido. A ellos les había pedido que le acerquen guantes y una bolsa para no demorar su preparación física y deportiva.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 3 le había impuesto una condena de cumplimiento efectivo porque entendía que, a partir de distintas actitudes durante el desarrollo de la investigación, el acusado podía profugarse o entorpecer la continuidad de la causa.

La Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Mar del Plata, a partir de un planteo de las defensoras oficiales Laura Solari y Carla Auad, le había otorgado la excarcelación la semana pasada, pero recién se pudo formalizar ayer, una vez que se acreditó el monto fijado en concepto de caución.

"Barrios siempre estuvo a disposición, cumplió al pie de la letra con todas las exigencias en la etapa de instrucción, así que no se justificaba que esté en la cárcel por un delito que es excarcelable", señaló Auad.

La muerte de Yamila González fue producto de un múltiple choque que provocó Barrios, cuando conducía por la avenida Independencia casi Ayacucho, de esta ciudad. La investigación determinó que el ahora condenado manejaba mientras hablaba por celular y circulaba a velocidad superior a la permitida. Impactó contra un Fiat 147 que, fuera de control, atropelló a la joven embarazada, que murió horas después. Barrios huyó del lugar, protagonizó otros dos choques y recién se entregó en la comisaría casi seis horas más tarde.

La familia de la víctima intentó probar que Barrios estaba alcoholizado, pero sólo se pudo confirmar que había consumido algún antidepresivo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?