Atelier en dos plantas de 240 m2

El diseñador de indumentaria Leandro Domínguez construyó su sede en un terreno de 8,66 x 21 metros
(0)
30 de abril de 2012  

Los arquitectos Rodolfo Croce y Sebastián Colle son los responsables de la obra en el atelier del diseñador de indumentaria Leandro Domínguez. En una zona de casas bajas como es Villa Urquiza, sobre Núñez al 5100, está a pocas cuadras del Parque Sarmiento y en un área de baja densidad con un gran espacio público que forma parte de la zona norte de la ciudad de Buenos Aires.

Los arquitectos plantearon una división estricta de funciones. En la planta baja ubicaron el área laboral con estampados que se hacen sobre dos mesas largas situadas en el salón, depósitos y patio de servicio. Mientras que en el nivel superior colocaron el sector de exposición. La escalera es un elemento lineal que arranca en el exterior, desde el patio de acceso hasta desembocar en el showroom. En ambos niveles hay baños.

La obra se ubica sobre un terreno de 8,66 x 21 metros, donde se emplaza la construcción de 240 m2, en la cual están sus oficinas administrativas, el estudio de diseño y su taller.

"El diseño del atelier de Domínguez refleja una tendencia constructiva que empezó en Palermo y que, cada vez más, se ve en otras zonas debido a los elevados precios inmobiliarios de este barrio. Este estilo se define por edificaciones sobrias, adaptadas al contexto donde no se revela hacia el exterior ninguna señal sobre su actividad comercial", expresó Leandro Domínguez.

El proyecto contempló la realización de la obra en dos etapas. La primera consolidó el sistema de mampostería de ladrillo común: las paredes medianeras y una pared central existente que fue horadada y ampliada sobre las que descarga sus esfuerzos la losa armada sobre planta baja.

La segunda parte es el remate resuelto con un volumen liviano con sistema de montaje en seco conformado por estructura metálica y cierre vertical de siding de superboard y cubierta de fuerte pendiente de chapa acanalada, en el que se ubica el showroom, que apoyado sobre la medianera sur da lugar a una terraza paralela y permite que tenga orientación norte. A la vez el diseñador apuesta al crecimiento con la apertura de su primer local en Honduras al 4500, en Palermo, con una inversión de 180.000 pesos. Sobre ambas obras, Domínguez agregó: "Tener un espacio propio para crear y una gran vidriera para mostrar las colecciones forma parte de la estrategia de firma, con la cual apuntamos a convertirnos en un referente de marca de autor en el plano local, y tenemos la certeza de contar con el valor diferencial para instalar nuestro sello distintivo, seguir creciendo y aumentar el volumen del negocio".

Calidad y originalidad del diseño del espacio y de sus colecciones son los rasgos que marcan la diferencia en el mercado de la moda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.