Insólito: Lafsa, que nunca voló en 9 años, sigue pagando sueldos

Se aprobó el presupuesto para 2012 con $ 3,1 millones; tiene 5 empleados y dos contratados
Diego Cabot
(0)
12 de mayo de 2012  

El 16 de febrero de 2006, el ministro de Planificación, Julio De Vido, estaba en Río Gallegos en un acto oficial en el que se inauguraba un tendido de fibra óptica instalado por Telefónica. LA NACION se acercó para preguntarle sobre el presupuesto de la empresa estatal Líneas Aéreas Federales (Lafsa) , que entonces era de 3,8 millones de pesos. De Vido no disimuló su enojo y contestó: "¡Lafsa no existe, querido! ¡No existe más!".

Más de seis años después, la firma sigue existiendo y ayer volvió a recibir dinero para funcionar.

Según la resolución 154 que se publicó ayer en el Boletín Oficial, la aerolínea estatal que jamás tuvo aviones propios ni voló contará con un presupuesto para este año de 3,127 millones de pesos y anotará una pérdida anual de $ 1,03 millones para este año.

La empresa aérea está en liquidación desde 2009 , aunque los anuncios de que se terminaría con ella empezaron en 2004. "Lafsa (en liquidación) no cuenta con los fondos suficientes para afrontar los gastos que correspondan hasta la finalización de su proceso liquidatorio, resultando necesario solicitar recursos al Tesoro Nacional para tal fin", dice la resolución.

El Estado será entonces el aportante para terminar con el largo proceso de extinción.

Según las planillas anexas que se adjuntan a la resolución, la empresa cuenta con cinco empleados. De ellos, uno es directivo, dos son de operación y los dos restantes corresponden a la planta administrativa.

Siempre según lo que publicó el Boletín Oficial, para este año se estima pagar 1,113 millones de pesos en sueldos al personal. Además del staff permanente, Lafsa tiene contratados dos profesionales que facturan a la compañía. Cada uno de ellos facturará por mes a la empresa alrededor de 6200 pesos en promedio.

Los empleados de planta permanente (5) dispondrán de 964.192 pesos para pagarse sus sueldos, lo que da un sueldo bruto promedio para cada uno de ellos de $ 14.833 mensuales.

Creada por Eduardo Duhalde mediante un decreto pocas horas antes de abandonar la Casa Rosada, y mientras 1300 empleados de LAPA y Dinar, ya cerradas, protestaban en las calles, Lafsa tuvo como intención inicial albergar a esos trabajadores.

Sospechas y viajes

Desde entonces tuvo de todo: sospechas de compras dudosas, una alianza con Southern Winds que terminó con el escándalo de las valijas con cocaína en Madrid, acusaciones por haber incorporado a un centenar de empleados que no eran ni de LAPA ni de Dinar -muchos de ellos, parientes de funcionarios y sindicalistas-, rutas a las islas Malvinas y hasta un acto de vuelo inaugural a Río Gallegos en asociación con Southern Winds.

Lafsa siempre fue motivo de desencuentros, incluso dentro de la Casa Rosada. Dijo Kirchner el 21 de febrero de 2005, apenas conocido el escándalo de Southern Winds: "Que no nos vengan a confundir: el Estado no tiene nada que ver con Southern Winds. Hicimos un acuerdo conjunto para darle trabajo a Lafsa, que no tiene aviones, para que puedan trabajar los compañeros que no tienen trabajo. En ese acuerdo está prevista la privatización de Lafsa, cosa que se va a hacer para que definitivamente se resuelva este tema".

El 31 de marzo, un mes después, durante una enérgica defensa en la Cámara de Diputados, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, no mostró el mismo ímpetu privatizador. "Es mentira que ahora vayamos a privatizar Lafsa; no la entregamos, es una empresa del Estado", les dijo a los legisladores.

Era 2008 cuando el entonces secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, se ufanó ante LA NACION de liquidar Lafsa en pocos meses. Había dejado el decreto a la firma en Presidencia. En 2012, aún necesita dinero para funcionar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.