Suscriptor digital

Grecia, el "país pobre más rico del mundo"

La debacle está muy lejos de sentirse en los barrios más adinerados y lujosos de Atenas
Elisabetta Piqué
(0)
23 de mayo de 2012  

ATENAS.- Sí, muchos revuelven la basura o hacen cola para obtener un plato de comida caliente en esta Grecia asustada , al borde del precipicio desde hace meses y a la espera de las cruciales elecciones el 17 de junio, que definirán si el país sigue en la eurozona o le dice adiós.

Pero también hay muchísimos griegos , una minoría selecta, que -como pasa en todos los países del mundo- sigue viviendo tan bien como siempre: los ricos griegos. Para ellos, la fiesta no ha terminado.

Si un extraterrestre aterrizara en Kifisia, uno de los barrios más elegantes de Atenas, pensaría que llegó al paraíso. Jamás sospecharía que se encuentra en un país que está al borde del colapso, en recesión desde hace años, con un desempleo del 21% y con una tasa de pobreza de 30%.

En Kifisia, una suerte de Beverly Hills ateniense, la vida continúa como siempre. Las calles peatonales brillan por su limpieza, los cafés con mesitas bajo la sombra de maravillosos árboles en flor están llenos de gente. Y ni siquiera se ve un cartel de " Enoikiazatei " (se alquila), como sucede en el resto de la ciudad, donde en dos años cerró el 20% de los negocios.

Aquí, es mejor no hablar ni de la crisis ni del evró (euro), los temas del momento. "Disculpe, no hablo con periodistas", se disculpa, seca, una mujer de unos 30 años vestida con ropa de marca, que pasea a su bebe, también vestido de marca, en un cochechito también de marca, quizás consciente de que la ostentación que se ve aquí es un contraste muy fuerte con la realidad del resto del país.

Se calcula que desde el comienzo de la recesión, los griegos acaudalados sacaron de Grecia 280.000 millones de euros, en una fuga de capitales impresionante, sobre todo si se compara con la deuda total griega, que alcanza unos 350.000 millones de euros.

En la marina de Kalamaki, unos kilómetros al este del Pireo, el famoso puerto de Atenas, tampoco sopla viento de crisis. El sol comienza a pegar y se ven marineros que preparan para el fin de semana decenas de veleros, yates y barcos de todo tipo. "¿Ve esas embarcaciones ancladas a ese muelle? El domingo pasado no había ni una. Todos salen a tomar sol, se van a la isla de Salamina o a Serifos", explica Dimitri, un custodio. "Grecia es el país pobre más rico del mundo", bromea, y dice que, en verdad, el gran problema es que "aquí la evasión es el gran deporte nacional".

En un fenómeno parecido al que se da en Italia, en Grecia, un país de 11 millones de habitantes, sólo 15.000 personas declaran ganancias por más de 100.000 euros por año. Se calcula que la evasión representa un negocio de unos 40.000 millones por año, algo equivalente a un quinto del PBI.

El ex premier Georgios Papandreu, que debió renunciar a fines del año pasado, intentó una ofensiva similar con la AFIP local; pero sin demasiado éxito. En 2011, "sólo" logró recuperar 900 millones de euros, poco comparado con todo lo que se le debe al Estado. "Para escapar a los sabuesos, muchos mudaron sus barcos a Turquía y Chipre", asegura Dimitri.

En el marco de la misma ofensiva antievasión, en el coqueto barrio de Kifisia cámaras aéreas detectaron que las 300 piletas declaradas, en verdad, son miles.

En la avenida Stadiou, que lleva a la plaza Syntagma, el corazón de esta capital, hay varias tiendas de lujo: Hermès, Salvatore Ferragamo, Ferrari. Aunque parecen vacías, no es tan así. "Los ricos no se enteraron de que hay crisis. Nosotros seguimos vendiendo lo mismo que antes", cuenta una empleada de Dolce & Gabbana, confirmando la estadística que indica que la crisis mundial no ha impactado en forma negativa en las marcas de lujo, sino todo lo contrario.

"El otro día vendimos 15.000 euros", asegura una empleada de Ferragamo que pide el anonimato, y cuenta que a ella, en cambio, le bajaron el sueldo de 1300 a 1000 euros por mes.

La recesión tampoco parece haber llegado a Lárisa, que queda a unos 200 kilómetros de esta capital y que ostenta el récord mundial de camionetas Porsche Cayenne por habitante. Allí, uno de cada 2627 vecinos tiene ese vehículo, mientras que en el resto de Occidente el promedio es uno cada 4555 personas...

Alexis Tsipras, el líder de la Izquierda Radical Syriza, revelación de las elecciones del 6 de mayo, propone un impuesto del 75% sobre los ricos.

No sorprende entonces por qué en Kolonaki, otro barrio elegante de Atenas, Tsipras sea poco apreciado. "Es un populista que les está mintiendo a los griegos haciéndoles creer que podemos rechazar los planes de ajuste pactados con la troika. Por su culpa, corremos el riesgo de terminar en el peor de los desastres, como la Argentina", comenta Anastasia, que acaba de salir de una tienda de ropa muy cara y se sube a un Mercedes-Benz último modelo.

La CE pedirá un pacto para el crecimiento

ESTRASBURGO (EFE).- La Comisión Europea (CE) pedirá hoy a los 27 países de la Unión Europea (UE) que aprovechen las oportunidades del bloque para impulsar el crecimiento y apoyar una iniciativa "que lleve a una robusta recuperación". Así lo señaló el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, en la Eurocámara previo a la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de gobierno que se celebrará hoy en Bruselas. Además, Rehn defendió la idea de elaborar una "hoja de ruta a mediano y largo plazo" para crear eurobonos. Según el funcionario, eso sólo será posible si se crea una auténtica "unión económica y política" en la eurozona.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?