Suscriptor digital

Etan Platz, el trágico final del niño símbolo de los jóvenes desaparecidos

El niño estadounidense desapareció en 1979 y tras 33 años de búsqueda un hombre confesó que lo asesinó
(0)
25 de mayo de 2012  • 14:37

El rostro de Etan Patz sonriendo y rodeado de su cabello liso obsesionó a los estadounidenses durante la década de los '80. Y esto se debió al hecho de que fue uno de los primeros niños desaparecidos cuyas fotos eran colocadas en los cartones de leche, en lo que para ese entonces era una novedosa campaña para dar a conocer a nivel nacional casos de este tipo.

Etan fue, quizás, el rostro que ayudó a lanzar el movimiento nacional para alertar sobre jóvenes desaparecidos. Su caso erizó las pieles de millones de estadounidenses por las circunstancias en que ocurrieron los hechos.

Por primera vez sus padres permitían al niño de seis años ir solo a la parada para ser recogido por el autobús escolar. Ocurrió en 1979, en el vecindario del barrio neoyorquino de Soho, cuando la zona era habitada por gente de clase media-baja.

Etan Patz nunca abordó el transporte amarillo, nadie lo vio, jamás regresó a casa.

A casi 33 años de la desaparición, sus padres parecen estar viendo el final del capítulo más terrible de sus vidas. Julie y Stanley Patz aún viven en la misma casa y tienen el mismo número de teléfono con la esperanza de que su hijo sepa regresar.

Esa posibilidad parece haberse desvanecido definitivamente.

Presunto homicida

Pedro Hernández, del barrio Maple Shade, en Nueva Jersey, confesó esta semana que mató a Etan. El hombre de 51 años, que ya fue arrestado, dijo a la policía que engañó al niño ofreciéndole una bebida con el fin de estrangularlo hasta matarlo en el sótano de una bodega donde trabajaba muy cerca de la parada de autobús.

Luego -asegura- introdujo su cuerpo en una bolsa y lo dejó tirado en un callejón lleno de desperdicios. Hernández es el primer sospechoso que es arrestado en más de 30 años en conexión con la desaparición de Etan Patz.

Hace apenas un mes una nueva pista había desempolvado el caso. La policía estuvo durante varios días rompiendo el piso de concreto de un sótano cerca de la parada de autobús. El cuerpo no fue hallado.

Sin embargo, esta operación cubierta ampliamente por los medios de comunicación, hizo que una llamada telefónica llegara al departamento de niños desaparecidos de la policía de Nueva York. La comunicación logró dar con Hernández, quien finalmente confesó.

Según el comisionado de la policía de Nueva York, Raymond W. Kelly, un familiar de Hernández fue el que realizó la llamada. La persona le dijo a las autoridades que escuchó al presunto homicida dar detalles del crimen de Manhattan.

Aún se desconoce si la policía ha podido corroborar con evidencia categórica lo dicho por Hernández. "El hecho de que [Hernández] le ha contado eso a otras personas en el pasado y los detalles de lo que ha dicho en la confesión hacen creíble la declaración", dijo Kelly.

Hernández ya ha sido acusado de homicidio en segundo grado. El presunto asesino, que lloró durante toda la confesión, dijo que Etan ya estaba esperando el autobús en la parada cuando lo engañó para luego matarlo.

Símbolo

Hoy se cumplen 33 años de la desaparición de la desaparición de Etan. En 1983 el presidente Ronald Reagan declaró el 25 de mayo el Día Nacional de los Niños Desaparecidos en honor al pequeño.

Sus padres se convirtieron en activistas de la causa y muchas leyes para la protección de los niños se han aprobado, a nivel nacional y local, como consecuencia consecuencia de ese activismo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?