Suscriptor digital

Un encuentro entre Microsoft y Cristina molestó a la comunidad local de software libre

La Presidenta, Turner y los estudiantes que representarán al país en el torneo organizado por Microsoft, reunidos en la residencia de Olivos
La Presidenta, Turner y los estudiantes que representarán al país en el torneo organizado por Microsoft, reunidos en la residencia de Olivos Crédito: Microsoft
La Presidenta se reunió con Kevin Turner, el vicejefe de Microsoft, lo que generó la reacción de una asociación kirchnerista que promueve el software libre, y la posterior respuesta de la ministra de Industria
Ricardo Sametband
(0)
30 de mayo de 2012  • 01:01

Tres veces estuvo Kevin Turner, el número 2 de Microsoft en el nivel mundial (es su COO, oficial jefe de operaciones) en la Argentina ( la última, en 2009 ). La semana pasada, además de conceder una entrevista a LA NACION ( de lo que se informa por separado ) se reunió con la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Olivos.

Durante la reunión, además de conocer a los estudiantes argentinos que representarán al país de ImagineCup (una competencia internacional para promover el uso de tecnología para resolver problemáticas sociales), hablaron de BizSpark , un programa que la compañía tiene en todo el mundo y que propone entregar licencias sin costo a emprendedores locales, para promover la creación de aplicaciones para Windows, en lo que en Microsfot denominan Plan Nacional de Desarrollo Sustentable.

El encuentro suscitó la reacción de parte de la comunidad de software libre; la agrupación Software Libre con Cristina difundió una carta abierta ( cuyo texto completo puede leerse en su sitio ).

Allí, instan al Gobierno nacional a defender el software libre y evitar el uso de las herramientas provistas por Microsoft, destacan que Río Negro y Santa Fe ya tienen legislación provincial que defiende el uso de software de este tipo y piden que se considere una Ley de Software Libre nacional, entendiendo que tiene una importancia estratégica para el país.

Un día después llegó la respuesta de la ministra de Industria, Débora Giorgi, también como una carta abierta ( publicada en su perfil de Facebook ) en la que explicó que en la reunión "Microsoft presentó a la Presidenta iniciativas que tienen que ver con mecanismos de asistencia para el desarrollo de emprendedores tecnológicos a través de productos y servicios de esa empresa que se ofrecen en forma gratuita. Estas experiencias se están llevando a cabo en universidades y otros ámbitos de la educación. Por otro lado, ofreció la donación de herramientas tecnológicas para los centros nacionales de enseñanza y acceso, ubicados en las zonas económicamente más postergadas del país buscando reducir la brecha digital."

La ministra recordó que hace casi una década se están implementando desde el Estado diversas políticas de software libre (gestionadas por lo que hoy se denomina Unidad de Software Público ).

La antinomia entre Microsoft y los defensores del software libre es tan vieja como las licencias que desde mediados de la década de 1980 amparan el uso de software en el que los usuarios tienen acceso al código fuente (es decir, las instrucciones básicas con las que se construye un programa) y tienen libertad para distribuirlo, modificarlo y conocer el funcionamiento de todas sus partes, algo considerado clave para la implementación de herramientas gubernamentales.

El actual CEO de Microsoft, Steve Ballmer (es decir, el jefe de Kevin Turner) no ayudó a apaciguar las cosas cuando declaró, en 2001, que Linux (la cara más visible del software libre) era un cáncer; en 2007 la compañía afirmó públicamente que Linux violaba una gran cantidad de sus patentes .

Los tiempos han cambiado, sin embargo: los ejecutivos de Microsoft hablan bien del software de código abierto, y de hecho Microsoft es una de las diez organizaciones que más contribuyó a hacer crecer la última versión del núcleo de Linux (aunque para hacerlo más compatible con sus productos corporativos), según un reporte reciente de la Fundación Linux.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?