0

Cristina inauguró el comedor Kirchner en la avenida Menem

La Presidenta bautizó el lugar situado en La Rioja por videoconferencia
Mariana Verón
0
30 de mayo de 2012  

Evitó el tema. Apenas si dejó inaugurado el lugar y pasó a otra cosa. Paradojas o casualidades de la política, la Presidenta inauguró ayer a través de una videoconferencia un albergue estudiantil en La Rioja al que bautizaron Néstor Kirchner y que está ubicado, nada menos, que sobre la avenida Carlos Menem.

Enterada de la situación, que había estado toda la tarde en las webs, Cristina Kirchner esquivó hacer cualquier mención sobre el tema y se dedicó a recordar las épocas en las que el ex presidente y ella frecuentaban el comedor de la Facultad de Derecho de La Plata, donde cursaron sus carreras de abogacía. En medio de un acto para la entrega de microcréditos del Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Alicia Kirchner, la jefa del Estado desplegó todo un show. Retó cariñosamente a Andrés Larroque, el jefe de La Cámpora, porque los militantes no dejaban de gritar y les recomendó que eligieran canciones más cortas. "Che, Cuervo, deciles que las hagan un poco más cortas que éstos son muy largueros", bromeó.

La Presidenta volvió a referirse a la crisis internacional. Lejos de hablar del dólar y de la situación local, recordó a Rodrigo Rato, el ex presidente del FMI, a quien erróneamente nombró como David Rato. "Esto de que un ex director del Fondo Monetario haya fundido, literalmente, un banco y daba lecciones sobre cómo teníamos que administrar las finanzas y cómo teníamos que administrar el país es notable", dijo.

"Nos dirigió parrafadas memorables a la Argentina y a su modelo de crecimiento a partir del año 2003, críticas furibundas de los organismos multilaterales de crédito y sobre todo de él", planteó sobre Rato, que dirige el banco español Bankia, rescatado por Mariano Rajoy.

La jefa del Estado también criticó a los medios y dirigentes locales, a los que llamó "corifeos", que -dijo- "aplaudían las críticas que se le hacían a la Argentina y se ponían en contra de la Argentina, como si la Argentina fuera un país ajeno, como si no estuvieran sus hijos, sus padres, su historia aquí". Y hubo un párrafo destacado para Londres. Mientras felicitó al nuevo titular de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el inglés Guy Ryder, ratificó su reclamo por las Malvinas. "Esto para que vean que las diferencias son con el gobierno [inglés] pero que con el pueblo inglés y con los trabajadores, está todo bien", sostuvo. Apeló al idioma inglés y también se equivocó. Quiso decir que estaba todo bien, pero dijo "is too much". Luego mechó un "very good".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.