Se fracturó el bloque de la UCR provincial

El grupo de Alfonsín y Posse pidió remover la conducción que ejercía un hombre de Moreau
Laura Capriata
(0)
31 de mayo de 2012  

El bloque radical de la Legislatura bonaerense quedó ayer fracturado en dos. La gota que rebalsó el vaso fue la pelea interna por el revalúo fiscal en la provincia, pero el caldo de cultivo fueron viejas diferencias que exacerbó la elección interna que se celebrará el 24 de junio próximo.

Ayer por la tarde, el presidente del bloque, Ricardo Jano (cercano a Leopoldo Moreau), se negó a dejar la conducción de la bancada, como se lo reclamaba el grupo que integran el alfonsinismo y el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y sin posibilidad de acuerdo, el bloque se partió.

De un lado quedaron cinco legisladores: Jano y Carlos García (hombres de Moreau), Gustavo Vignali (de la línea interna Superación Radical), el independiente Sergio Panella y María Arata (que responde al intendente de Junín Mario Meoni).

Del otro lado se ubicaron los siete que responden a la alianza de Ricardo Alfonsín y Posse. Ellos son los alfonsinistas Alejandro Armendáriz (su candidato a presidir la UCR bonaerense), Jorge Silvestre, Liliana Denot y los possistas Walter Carusso y Aldo Mensi, más Roberto Filpo, que se sumó a este grupo por los nuevos acuerdos sellados para la interna.

No es casual que los dos bloques que se armaron sigan a rajatabla la lógica de la interna que se avecina.

El problema había empezado hace un mes, cuando Jano perdió la votación interna en el bloque y debió acatar la decisión de la mayoría de no dar quórum al impuestazo de Daniel Scioli. Pero estalló anteayer, cuando Jano deslizó que si Scioli firmaba el decreto de revalúo su bloque podía dar quórum por la ley impositiva.

"El revalúo hecho por decreto nos parece una maniobra burda, absolutamente inaceptable, y el radicalismo de ninguna manera puede apoyar este atropello", salió ayer a frenarlo el presidente de la UCR bonaerense, Miguel Bazze, mano derecha de Alfonsín.

Acorralado entre los compromisos de su jefe político y la furia de los productores radicales, Jano después se desdijo, pero ya era tarde. El alfonsinismo aprovechó el momento para pedir su cabeza. Si no era con este debate, sería con el siguiente.

Jano había llegado a comandar el bloque con acuerdo del alfonsinismo a cambio de ganar el apoyo de Moreau para la postulación presidencial de Alfonsín. Pero ese acuerdo ya no existe y Posse le otorgó al alfonsinismo una nueva mayoría que están apurados por estrenar.

Del otro lado se mostraron indignados por esta pretensión, los calificaron de "antidemocráticos" y hasta pusieron en duda la realización de la interna.

"No se puede cambiar de presidente de bloque a mitad de año porque perdió la mayoría. Y que el partido promueva la ruptura del bloque es demencial y pone en peligro hasta las reglas de juego para la interna", se quejó a La Nacion Meoni. A pesar de la advertencia, su grupo seguirá adelante y mañana presentará a sus candidatos con una conferencia de prensa en el Hotel Savoy.

Del otro lado, Bazze negó que fuera culpa de la interna, lo atribuyó a un mal manejo del debate del revalúo y pidió que se tomara con "absoluta naturalidad" el pedido de cambio de autoridades del bloque. "Nadie se tiene que ofender y mucho menos amenazar con separarse del bloque", les avisó, pero la bancada ya estaba partida en dos.

LAS DIFERENCIAS

  • RICARDO JANO

    Pte. bloque UCR provincial

    Castigo. Después de que aceptara la posibilidad de darle quórum a Scioli, el alfonsinismo (aliado a Posse) le pidió que deje la conducción del bloque. El se negó y dijo que se quedará.
  • ALEJANDRO ARMENDARIZ

    Diputado provincial

    El candidato. Es el candidato de Alfonsín y Posse para presidir la UCR provincial y uno de los que se opone a Jano. La conducción de ese bloque sería para Walter Carusso (cercano a Posse).
  • temas en esta nota

    0 Comentarios Ver

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.