Suscriptor digital

El béisbol argentino busca crecer, a pesar de las adversidades

Fuente: Archivo
Aunque los jugadores sufren hasta por las trabas a las importaciones de pelotas e indumentaria, la selección nacional encadena triunfos y sobresale en los campeonatos internacionales.
(0)
19 de junio de 2012  • 23:30

"La pelota de béisbol está catalogada por la Aduana como un juguete, pero es nuestro material deportivo básico y encima no se fabrica en el país. No pretendemos que nos regalen las cosas, pero sí que nos las hagan más fáciles". La queja es de Sergio Martín Martín, presidente de la Federación Argentina de Béisbol (FAB), en diálogo con canchallena.com.

Mientras este deporte genera pasión en países tan diversos como Estados Unidos, Cuba, Japón o República Dominicana, en la Argentina enfrenta continuos inconvenientes es su intento por establecerse en un país en el que poco y nada se sabe de la disciplina.

El mayor problema que enfrenta la FAB es el impedimento para importar materiales. "Los guantes, pelotas y spikes (botines) no se fabrican en el país y las restricciones que impone el gobierno nacional nos dejan con más derrotas que triunfos", añade Martín Martín, quien además reclama al gobierno nacional que como mínimo saque los impuestos "para los elementos que no se producen en el país".

Además, los jugadores también deben lidiar con diversos obstáculos. "Nosotros tenemos que comprarnos todo, incluso los bates", se lamenta Juan Almará, uno de los tantos jóvenes que disputan la Liga Metropolitana de Béisbol. Aparte de tener que comprarse ellos mismo la indumentaria, cada jugador debe abonar más de $200 por los derechos federativos para disputar dicho torneo y la mayoría de los clubes no eximen a sus jugadores del pago de la cuota social, así como tampoco tienen sueldo los técnicos que, generalmente, son jugadores del equipo o... algún padre.

Sin embargo, el deporte mantiene su competitividad y crece año a año, impulsado por los logros obtenidos por el seleccionado nacional, que cuenta con la ayuda económica del Estado.

"Nosotros recibimos el aporte del Enard y de la Secretaría de Deportes de la Nación para pagar pasajes, viáticos, las concentraciones y las becas de nuestros atletas. Sin esta colaboración no podríamos avanzar del modo que lo estamos logrando", resaltó Ramiro Schiavoni, DT de la selección argentina. El gobierno nacional entrega a los jugadores una beca para entrenamiento (y una obra social) por 12 meses; el valor de la misma varía según los logros obtenidos.

Además, remarcó el desarrollo que tuvo este deporte en el país, y que se ve plasmado hoy en día en el conjunto nacional: "En la actualidad tenemos el mejor equipo nacional mayor de la historia de nuestros país; sin desmerecer a los anteriores planteles. Los chicos juegan en grandes ligas en América Central, Estados Unidos, Italia o España, y esto genera una camada muy profesional y facilita nuestro trabajo".

Los logros, a pesar de las adversidades

Aunque comenzó a jugarse a fines de 1880, fue recién en los últimos años cuando empezaron a llegar los éxitos a nivel internacional. En 1995, los Gauchos, como se conoce al seleccionado nacional, venció a Estados Unidos y a Puerto Rico y alcanzó el quinto puesto en los Juegos Panamericanos celebrados en Mar del Plata. En 2004 ganó por primera vez el Sudamericano, disputado en el Estadio Nacional de Ezeiza, que se encuentra a metros del predio de la AFA. En la edición 2010 de esa misma competencia, obtuvo la medalla de bronce en Medellín y en 2011, ante un estadio casi repleto, se consagró campeón del Sudamericano organizado en Argentina superando a Ecuador por 5 a 0.

Juan Francisco Martín, catcher (receptor) de la selección nacional y figura en los últimos logros, asegura que el deporte está en pleno crecimiento: "Entre el bronce en Colombia y el título del año pasado, se ve claramente que es el mejor momento del béisbol argentino. A los que formamos parte de esta camada se nos conoce como La Generación Dorada".

Martín, que jugó en República Dominicana e Italia, también explicó que "para jugar el Sudamericano, se remodeló el estadio dejándolo más lindo que nunca y cada vez viene más gente a ver los partidos, ya sean del seleccionado o del Torneo Metropolitano". La FAB arregló el sistema de iluminación y las torres del estadio, mejoró el sembrado y el sistema de riego del campo de juego y pintó las paredes laterales, baños y vestuarios. Actualmente se está ampliando los campos 2 y 3 para llevarlos a las medidas correspondientes y se construyen gradas para que el público vea el juego con mayor comodidad.

Pero todas esas modificaciones se hicieron "con el aporte propio de la FAB, la Liga Metropolitana de Beisbol, y gracias a las gestiones con empresas que se acercaron", aclaró el presidente de la Federación, quien luego dijo que "el gobierno nacional, en este sentido, está en deuda con el béisbol, ya que en varias oportunidades nos hemos juntado para tratar determinadas reparaciones y obras de las cuales ellos son los responsables (porque el estadio es del gobierno nacional) y no se han llevado a cabo. No recibimos ningún tipo de apoyo ni del gobierno nacional, ni provincial, para el mantenimiento del mismo." Sin embargo, confía que "en el corto plazo llevarán a cabo los arreglos correspondientes."

En lo referido al seleccionado nacional, Sergio Martín Martín expresó: "Nuestro programa de trabajo sostendrá estos éxitos en el corto y largo plazo. No son logros esporádicos ni podemos asignárselos a la suerte; son el resultado del trabajo, entrenamiento constante y competencia que vienen realizando los jugadores y el cuerpo técnico. En los últimos 5 años más de 15 jugadores han firmado para jugar en equipos de grandes ligas y en los próximos años nos harán sentir orgullosos. Pero necesitamos el aporte del gobierno nacional y que las empresas vean que el béisbol es un gran negocio a nivel mundial."

Por eso, cuando en noviembre la selección argentina de béisbol viaje a Santiago de Chile, no sólo tendrá la difícil tarea de defender la medalla dorada obtenida en el Sudamericano del año pasado, sino que buscará seguir contribuyendo con el crecimiento de este deporte en el país.

Por Sebastián Meresman

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?