Héctor Ricardo García: "El de Isabel Perón fue el gobierno que peor me trató"

El mítico empresario periodístico habla en su autobiografía sobre los secuestros que sufrió a manos del ERP y los militares, además de sus incursiones clandestinas en Malvinas
Víctor Pombinho
(0)
15 de junio de 2012  • 12:53

El empresario Héctor Ricardo García, una leyenda viviente del periodismo argentino, acaba de publicar su autobiografía, La culpa la tuve yo , en la que relata los secuestros que sufrió por parte del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y de los militares, sus incursiones clandestinas a las Malvinas y el juicio por evasión iniciado por la AFIP.

Además cuenta cómo creó sucesos periodísticos como la revista Así, el diario Crónica, Radio Colonia, Teleonce, Canal 2 y Crónica TV.

En su oficina, en el edificio de Crónica TV en Congreso, exhibe como trofeos de guerra los impactantes números de rating de sus productos. También tiene camioncitos de juguete con los logos de los canales de TV y un muñeco del ratón Mickey, personaje del que es fanático.

Quizás por todos los problemas políticos que tuvo a lo largo de su vida, García no quiere hablar de temas relacionados con la política actual. En cambio, se sigue irritando con los despojos que sufrió a lo largo de su carrera.

En el libro usted se define como perteneciente al Partido Periodista, ¿qué opina del periodismo militante?

No, no opino.

¿Y de la Ley de Medios?

No me interesa.

¿Qué sintió cuando vendió el diario Crónica?

Nada.

¿Fue meramente un hecho comercial?

Sí.

¿Qué opina de la actual gestión del diario? ¿Siguen la misma línea?

No. La línea cambió, pero los nuevos dueños tienen todo el derecho a hacerlo.

¿Qué opina del diario Libre, que fue un intento de diario popular?

Libre estaba bien hecho.

¿Y por qué no tuvo éxito?

El público decide.

Ahora sí, García se abre a la charla

¿Cuáles son las claves por las que tuvo tantos productos exitosos?

Crónica en la época mía tenía Policiales, Deportes, Turf, Espectáculos, La Pavada, que escribía yo. Hablaba con Yankilevich, Susana Giménez, Tinelli. A las 9 de la noche hablaba con Rottemberg y me decía que había firmado contrato con Fulano, que iba a bajar una obra... Tenía todas las primicias de primera mano. A Marcelo lo llamaba día por medio. El empezó en Crónica como cronista de deportes del Ascenso. Lo dice él siempre. También Badía, Marita Otero, Rial, Lucho Avilés...

¿Usted pensaba que Tinelli podía tener tanto éxito?

No, jamás. Era cronista de partidos del Ascenso en Crónica antes de hacer televisión.

¿Es el más grande de todos los tiempos? ¿Alguien lo superó?

Pipo Mancera . Mancera hacía todo él solo.

También se equivocó con El Chavo del 8 ...

Sí. Me lo ofrecieron gratis en México. Vi un capítulo y a los 10 minutos les dije "esto no anda en Argentina". Alf , en cambio, me lo ofrecieron en Uruguay, donde era número 1. Lo vi y lo puse en Canal 2. Fue un éxito.

"Vi un capítulo de El Chavo y a los 10 minutos les dije 'esto no anda en Argentina'"

¿De dónde vine su pasión por Malvinas?

Desde primer grado inferior, donde me pusieron en la cabeza las Malvinas.

Tanto como para encarar aventuras que pudieron costarle la vida...

Mi vida caminó siempre sobre el filo de la navaja.

Lo secuestraron el ERP y los militares. ¿Los extremos se tocan?

Conmigo sí. No soy fácil de dominar. En mi vida privada, periodística, teatral, televisiva, siempre hice lo que quise yo.

¿En qué momento temió por su vida?

Nunca. La Marina me chupó y el capitán Carlos Carpintero, el secretario de Prensa de la dictadura, me dijo: "No tema por su vida". Yo me lo tomé en joda. Después pasó lo que pasó.

Trabajó con todos los grandes. ¿En general le fueron leales, o fue traicionado?

Me traicionaron. Yo inventé el programa Yo me quiero casar, de Roberto Galán y se lo llevó Romay al 9, que le puso un toco de guita. Lo mismo pasó con los hermanos Sofovich. No hay lealtad en el teatro ni en el periodismo. Es muy difícil mantener la lealtad. Yo sigo la misma línea de hace 50 años, del pueblo, la gente, el obrero, el trabajador.

¿De donde saca la habilidad para saber lo que le interesa a la gente? ¿Cómo hace para mantener el contacto con la gente?

Es innato. Yo voy a un boliche a comer y los mozos me dicen: "Ponga folklore, chamamé".

¿Que programa de todos los que hizo recuerda como su favorito?

El tango del millón , que duraba dos horas y puse un domingo a D'Arienzo, Troilo, Pugliese, Hugo del Carril. Cantaban los cantantes de 80 años, de 90, olvidados.

"En el Interior, solo existe Crónica. La gente quiere ver a los grandes ídolos de hoy y de siempre. Castillo, Tormo, Nelly Omar, D'Arienzo, Sandro"

Hoy Crónica TV tiene algo similar. ¿Y el rating sigue funcionando?

Sí. En el Interior, solo existe Crónica. La gente quiere ver a los grandes ídolos de hoy y de siempre. Castillo, Tormo, Nelly Omar, D'Arienzo, Sandro. De Sandro tengo mil horas grabadas, de cuando le producía los espectáculos en la Avenida Corrientes. El sábado pongo La vida de Sandro , seis horas.

¿Y Las tragedias de los famosos se le ocurrió a usted?

Sí, lo pongo cada tres meses. Le agrego personajes, Mateoli, Cabral. Empezó de dos horas y hoy dura 8. Lo puse el lunes 21, el martes 22 y el miércoles 23 (consulta las planillas). Midió 3 puntos. Lo pasamos 10 veces.

Hace 50 años no se publicaban fotos de cadáveres y usted lo hizo...

Me putearon... En la historia de Crónica puse mil cadáveres y me puteaban todos. Ahora salen maquillados, en colores en la tapa de La Nación, de Clarín...

"En la historia de Crónica puse mil cadáveres y me puteaban todos"

¿Usted hubiera hecho un suplemente especial con las fotos de Jazmín De Grazia, como hizo Crónica?

No. Yo ponía dos fotos.

Usted tuvo problemas con todos los gobiernos. ¿Cuál fue el que peor lo trató?

El de Isabel Perón. Me sacó el Canal 11, me clausuró Crónica un año, interfirió Radio Colonia, puso una bomba en el canal y otra en el Teatro Astros.

Cuando Isabel le cierra el diario, era el más vendido de Argentina. ¿A dónde fue esa masa de lectores?

A Diario Popular, que vendía 5 mil ejemplares. Y Clarín adoptó el estilo. Hizo 10 páginas de Deportes, de Policiales, de Turf.

¿Cómo hacía para reponerse económicamente de eso?

Gané fortunas con Crónica y Así; con canal Once, fortunas; con el teatro, fortunas.

¿Y hoy qué pasa que los medios no dan plata y muchos funcionan con ayuda estatal?

Hay diarios ahora que venden 12 mil ejemplares. Los números no dan.

Con Alfonsín tampoco tuvo buena relación.

Antes de Alfonsín, el gobierno de Bignone privatizó los canales. Para el Once me presenté yo solo y había ganado. Asumió Alfonsín y anuló la licitación.

Y cuando compra Canal 2 se lleva a Mirtha Legrand y Tato Bores, que no tenían trabajo.

Mirtha Legrand estaba prohibida.

¿Cuánto mide Crónica hoy?

Dos puntos diarios.

¿El Patito de Canal 2 lo inventó usted?

Sí, yo pienso toda la estética y la programación (se levanta y muestra los camioncitos de juguete de Canal 2 y ATC). El canal era muy popular. Estaban también Pinky, Neustadt. Fue un boom. Tengo los ratings (se levanta y muestra los carteles con los ratings).

"Una vez la llamé a la Alfano para hacer teatro, pero no quería salir desnuda porque estaba casada"

¿Crónica TV fue una revancha?

Sí.

¿Cuáles fueron las mujeres más impactantes con las que trabajó?

Susana, Pinky, Moria... Una vez la llamé a la Alfano para hacer teatro, pero no quería salir desnuda porque estaba casada.

¿El programa de Anabella también fue su idea?

Sí. Era lo que hacíamos en Si lo sabe cante y Yo me quiero casar . El que quería salir, salía.

Usted recuerda en su libro el escándalo que causó cuando Galán casó a dos enanos...

Sí, me putearon 30 años. Pero Marcelo puso a bailar a una enana y es Gardel.

¿Usted lo hizo para romper el rating?

Sí. Un día me dijo que tenía dos enanos que se querían casar, y yo le dije "traélos". Yo siempre dije "un enano te mata a vos o a mí y va preso, paga impuestos, pelea por una cuenta bancaria, un enano, un gordo, alto, es humano".

¿Quién fue la figura más grande del espectáculo?

Olmedo fue el número 1. Mis colegas son unos hijos de puta. Olmedo estrenaba una revista en el Astros con Porcel, Ethel Rojo, Susana, Nélida Rocca, íbamos a comer a Fechoria con los hermanos Sofovich y llegaban las crónicas: "el negro de mierda, el gordo, las piernas de Susana, un desastre". Se murió Olmedo, y todos "qué grande". Se murió haciendo Eramos tan pobres en mi teatro de Mar del Plata.

Monzón fue otro ídolo. Su primera pelea importante, cuando le ganó a Benvenutti la transmití yo desde Italia. Tengo el tape acá. Me ofrecieron pasarla por 10 lucas verdes y dije que sí. Entré a averigurar quién era Monzón. "Pega como un hijo de puta", me dijeron, así que lo compré.

¿Y Maradona?

De Maradona dimos la primicia de Punta del Este, cuando casi se muere. Cóppola nos puteaba todo el día. "Es mentira", nos decía.

¿Le queda algún proyecto por cumplir?

No, no... tomar vino, comer, dormir, ir a Nueva York y comprar muñecos de Mickey...

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.