Una estirpe que podrá perpetuarse naturalmente

Obtendrán transgénicos sin necesidad de clonar
(0)
11 de junio de 2012  

Aunque aclaran que la leche de Rosita ISA (I de INTA y SA de San Martín) no es "maternizada" en su totalidad, sino que por ahora sólo contiene dos proteínas humanas, los científicos destacan que una gran ventaja es que, como una proporción de sus crías nacerá con los "transgenes", para perpetuar su estirpe no será necesario recurrir a la clonación, un método costoso y de alta complejidad.

"De acuerdo con las leyes de la herencia, un cierto porcentaje de sus crías van a heredar estos genes –explica Mutto–. Cuando tengamos un macho transgénico y lo crucemos con una hembra también transgénica, el 100% de sus crías serán portadoras de los genes humanos. Así podremos formar un rodeo de vacas «humanizadas»."

Mientras tanto, a pesar de sus características excepcionales, Rosita recibe las mismas atenciones que una ternera común, pero sus cuidadores deben respetar la reglamentación de la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (Conabia).

Entre otras disposiciones, estipula que debe ser mantenida en un predio cercado por un alambrado olímpico y sus desechos deben ser sometidos a un manejo especial.

Dado que ya fue posible asegurar que las proteínas humanas están presentes, ya está en marcha el patentamiento de la investigación que protegerá las innovaciones desarrolladas por el equipo argentino.

Por este avance científico, en noviembre del año pasado Adrián Mutto y Nicolás Mucci recibieron el galardón de oro del IX Premio a la Excelencia Agropecuaria LA NACION - Banco Galicia.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.