El cineasta Costa-Gavras, contra los grupos económicos

"La democracia mengua día a día en favor de los grandes grupos económicos mundiales, ya sean bancos o agencias de calificación", aseguró el director franco-griego
(0)
13 de junio de 2012  • 19:04

BARCELONA (EFE).- El director de cine franco-griego Costa-Gavras afirmó hoy en Barcelona que la Democracia mengua día a día en favor de los grandes grupos económicos mundiales, ya sean bancos o agencias de calificación, y ha aseverado que se está "llegando al fin de una civilización".

Autocalificándose como un contador de historias a partir de imágenes, el cineasta ha reconocido que no tiene ninguna receta para solucionar el problema, pero ha mantenido que esa tampoco es tarea de alguien de su oficio, sino que son los políticos a quienes les corresponde cambiar el rumbo. En su opinión, para eso son elegidos en unas elecciones y "les pagamos bien para que solucionen esto".

El autor de "Z", que se encuentra en la ciudad condal como presidente de la Cinématèque Française y para presentar en la Filmoteca de Cataluña su última película, "Eden a l'Ouest", no ha escondido, en este sentido, que lo que más le indigna actualmente es que "los dirigentes que elegimos no dirigen los estados, sino que lo hacen los grandes bancos americanos y mundiales y las agencias de calificación y control".

Tampoco ha obviado las preguntas sobre Europa y las elecciones del próximo domingo en Grecia. A su juicio, la Unión Europea "no se hizo con base política, sino sólo en base a la economía". "Hicieron un supermercado, pero no hay una verdadera visión política y filosófica. Hemos vivido en Europa desde hace más de 2.000 años lo mejor y lo peor, y después de lo peor, nos juntamos para algo distinto y lo que ha resultado es un supermercado", ha apuntado.

Sobre su país de origen, Grecia, donde nació hace 79 años, ha sostenido que está viviendo "una tragedia, y como las antiguas tragedias habrá que llegar hasta el final, para ver si después hay algún cambio definitivo".

El director de cine cree, sin embargo, que el lunes el país estará sin gobierno, "excepto si ocurre un milagro", aunque ha advertido que no cree mucho en ellos. "Sin gobierno no se lo que puede suceder con Grecia y con Europa, pero quienes lo van a pagar muy caro serán los griegos".

Además, ha recordado que en los últimos meses muchos jóvenes bien preparados y con carreras de médico o ingeniería terminadas han optado por emigrar a otros países, con lo que "el país se empobrece a nivel monetario y también por el capital humano que se marcha".

Contra los políticos griegos

Crítico con los políticos griegos, a los que cree los primeros responsables, y reconociendo que el pueblo helénico también tiene "cierta responsabilidad" ante la situación actual, Costa-Gavras ha arremetido contra grandes países europeos como Alemania, Francia y Alemania por "haber dado todo el crédito que pedían los griegos".

En este sentido, ha subrayado que Alemania "ha vendido submarinos a Grecia a crédito sin preguntarse si el pequeño país los podía pagar" y tampoco cree que la Comisión Europea haya hecho mucho para poner fin a esa política crediticia.

En pleno proceso de postproducción de su nueva película "Le capital", ha dicho que ha estado trabajando en ella más de dos años y leyendo muchos volúmenes sobre economía, porque trata de "un hombre y la relación que tiene con el dinero, que empuja al individualismo".

Sobre cuál es su Edén particular, Costa-Gavras, que se expresa correctamente en castellano, no ha dudado en señalar que es su familia. "Mis hijos, los hijos de mis hijos. Hacer películas, que no siempre es fácil. Vivimos unos tiempos en los que hay que intentar vivir de la mejor manera posible".

Tras el encuentro con periodistas, Costa-Gavras ha participado en un diálogo con el numeroso público que hacía cola en el nuevo edificio de la Filmoteca, que ha calificado de "impresionante", para poder visionar "Eden a l'Ouest", donde se posiciona contra el racismo y contra la explotación humana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.