El Huffington Post ahora habla español

Gastón Roitberg
(0)
17 de junio de 2012  

Bendecido por la presencia en Madrid de la mismísima Arianna Huffington (la periodista norteamericana que hizo de su blog político un gigantesco medio de comunicación adquirido el año pasado por AOL en 315 millones de dólares), el grupo Prisa lanzó en Internet la versión española del Huffington Post , una extraña simbiosis de diario online, agregador de noticias, multiplicador de opiniones y red social en torno a la información.

¿Cuáles son las señas particulares del desembarco en la madre patria, luego de hacerlo en Canadá, Francia y el Reino Unido? En un principio, se plantea como un medio español (sin raíz latinoamericana), con abundantes titulares que dan cuenta de hechos, tendencias y fenómenos de ese país, enlazados a contenidos propios, pero sobre todo de otras fuentes. Tiene una oferta de contenidos más limitada que su nave insignia, tanto en cantidad de artículos como en estructura de navegación y profundidad.

Sus titulares son más moderados, al estilo europeo, y carece del eslogan que identifica a la marca: "El diario de Internet" (The Internet Newspaper). Una mini redacción (diez veces más pequeña que la de EE.UU), con el liderazgo periodístico de la experimentada Montserrat Domínguez (ex conductora de cadena SER), más de 100 blogueros ad honorem. Justamente uno de los grandes problemas legales que tuvo que afrontar la fundadora del HuffPost fue una demanda de 105 millones de dólares entablada por estos colaboradores sin paga, que por ahora no prosperó.

El HP español comparte la anatomía, el diseño y la experiencia de usuario, con fotos grandes e impactantes, y una rotación de contenidos que no sigue el estricto último momento (breaking news), aunque integra la conversación en redes sociales tan característica del producto estadounidense. Las críticas cayeron de inmediato: que su propuesta es lo peor que le podría pasar al periodismo serio, que se trata de fast food informativo, que las mujeres semidesnudas y las notas escandalosas son pan para hoy y hambre para mañana.

Más allá de la polémica de turno, el experimento pone en juego una estrategia multifacética (marca indeleble de America Online): la apuesta por el contenido local con una fórmula que garantiza clics en portada, posicionamiento en motores de búsqueda, replicación de terceros con retitulación y una agresiva coproducción con los lectores a través del trampolín de las redes sociales.

Recomendados

1. http://bit.ly/KBnc33

El análisis de un experto en medios: Juan Varela.

2. http://huff.to/NiIaDx

Arianna Huffington le da la bienvenida a la casa española del HuffPost.

3. http://bit.ly/fCP7Fr

El periodista español Pepe Cervera dispara: "Es periodismo barato".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.