Suscriptor digital

Microsoft presentó su propia línea de tabletas

Llamadas Surface, tienen pantalla táctil de 10,6" y vendrán en dos versiones: con chip de Intel y Windows 8 Pro, o con procesador ARM y Windows 8 RT; saldrán a la venta en el último trimestre del año
(0)
18 de junio de 2012  • 21:31

Microsoft anunció ayer en Los Angeles su entrada de lleno en el mundo de las tabletas. Pero no como ha sido tradicional en sus casi 40 años de historia, es decir, desarrollando el sistema operativo para que otros lo instalen en sus computadoras: esta vez se trata de tabletas con su propia marca. La compañía ofrecerá al menos dos modelos de tableta, con el nombre Surface (que originalmente era la mesa con pantalla sensible al tacto de la compañía ).

En rigor, la compañía entró en el mundo del hardware hace más de 20 años con sus ratones, además de la Xbox y de su fallida línea de móviles y reproductores multimedia.

En lo que respecta a las tabletas, el modelo más modesto de Surface usa Windows 8 RT ( la versión más liviana de este sistema operativo )y un chip ARM fabricado por Nvidia (probablemente el Tegra 3 que se usa en tabletas con Android y Win 8 RT, pero la empresa no lo especificó). La carcasa es de magnesio y de 9,3 mm de espesor, cuenta con una pantalla capacitiva de 10,6", conector USB 2.0 estándar, 676 gramos de peso y 32 o 64 GB de memoria interna. Una segunda versión usa Windows 8 Pro, pesa 903 gramos, tiene un grosor de 13,5mm, 64 o 128 GB de almacenamiento y un procesador Intel Core i5 de tercera generación, además de salida DisplayPort y USB 3.0. En lo que respecta a la conectividad, lo único mencionado por los ejecutivos es su antena Wi-Fi, aunque no sería raro que ofrezcan también una versión con 3G o 4G.

Ambos equipos cuentan con un pie trasero (al estilo de algunos teléfonos de HTC y Nokia) para mantener el equipo parado; y una funda especial (desmontable) que al tiempo que protege la pantalla incluye en su cara interior un superficie sensible al tacto con el dibujo de un teclado para tipear. Una segunda funda suma otro teclado, pero con teclas reales y trackpad.

La versión con chip Intel, además, cuenta con un lápiz capacitivo para escribir en pantalla; ésta cuenta con dos sensores: el capacitivo convencional y uno de tinta electrónica, que digitaliza el trazo a 600 ppp, y que le permite a la tableta detectar cuándo se está escribiendo y cuándo se está dibujando con el dedo.

Los ejecutivos de la compañía confirmaron que el modelo con Windows 8 RT y procesador Nvidia llegará al mercado al mismo tiempo que Windows 8 (probablemente octubre), y a un precio "competitivo" con las tabletas de otros fabricantes. Mientras, la versión con Windows 8 Pro y chip Intel llegará tres meses después, y a un precio similar a las ultrabooks ya presentadas (ya que es esencialmente un equipo de esta clase, pero sin teclado tradicional).

Más allá del atractivo del equipo y de lo ingenioso de la cubierta, será el precio el que defina el éxito posible de Surface, ya que tiene una competencia fenomenal, tanto con la iPad y las tabletas con Android como con otras tabletas con Windows 8 anunciadas recientemente y de hardware similar.

Aquí está la página oficial de estos equipos (que no agrega mucha información).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?