La guerra de los videojuegos móviles se internacionaliza

Spencer E. Ante
Daisuke Wakabayashi
(0)
19 de junio de 2012  

Una nueva batalla por territorio tiene lugar en la industria de videojuegos y, en esta ocasión, no la libran Nintendo, Microsoft ni Sony.

El campo de batalla son los teléfonos inteligentes y los combatientes son dos empresas japonesas relativamente desconocidas fuera de su país pero que son las más rentables del sector, Gree Inc. y DeNA Co., y las estadounidenses Zynga Inc. y, posiblemente, Apple Inc. y Google Inc.

Zynga cuenta con una gigantesca base de usuarios que conocen sus juegos Farmville y Words with Friends en Facebook. La empresa, no obstante, es relativamente nueva en el ámbito de los juegos móviles.

Gree y DeNA han convencido a millones de japoneses que jueguen gratis en sus teléfonos inteligentes y realicen compras relacionadas. Las empresas, no obstante, tienen muy poca presencia fuera de Japón y su próximo desafío es la internacionalización. "Hay una lucha feroz ahora que Gree, DeNA y Zynga tratan de controlar el mismo territorio", señala David Gibson, analista de Macquarie Securities en Tokio.

La rivalidad se está intensificando en un momento en que el fragmentado negocio de los juegos móviles se empieza a consolidar. Gree pagó US$210 millones el mes pasado por el fabricante de juegos Fuzio Inc., sumando títulos como Modern War y Crime City.

Zynga no se ha quedado de brazos cruzados y adquirió OMGPOP Inc. en marzo por US$183 millones.

Zynga, en todo caso, está rezagada frente a sus competidores japoneses a la hora de hacer que los fanáticos de sus juegos se transformen en clientes de pago.

Gree genera US$11,21 por cada usuario que utiliza sus juegos al menos una vez al mes, según Macquarie Securities. La firma estima que DeNA obtiene US$6,50 mensuales de sus usuarios regulares. Zynga, en cambio, tiene 292 millones de usuarios regulares pero apenas consigue US$0,33 al mes de cada uno.

Zynga prefirió no comentar para este artículo. La compañía lanzó en marzo una plataforma de juegos sociales para desarrolladores externos. La red está principalmente orientada a juegos de computadoras personales e Internet, pero la empresa ha dejado en claro que la plataforma se trasladará a móviles en algún momento.

La rápida popularización de los teléfonos inteligentes y las computadoras tipo tableta en los últimos años, junto con la mayor velocidad de las redes celulares, está cambiando el modelo de negocios de los juegos de aparatos móviles.

En lugar de vender aplicaciones una sola vez, una nueva audiencia global ha permitido el ascenso de juegos que se pueden descargar en forma gratuita pero que incluyen la opción de hacer compras de productos relacionados o de otros bienes virtuales.

Gree, DeNA, Zynga y otros luchan por ser la empresa que consolide este universo en expansión de juegos móviles en torno a una red social central que conecte a los jugadores.

Esta clase de redes permite que los usuarios se envíen mensajes, se enfrenten o colaboren para derrotar a un enemigo en común. Las redes también promocionan otros juegos y ofrecen monedas virtuales que se pueden usar en una variedad de títulos que son parte de la plataforma.

En el azaroso mundo de los videojuegos, convertirse en una plataforma -y quedarse con hasta 30% de las ventas dentro de juegos creados por otros desarrolladores- provee una fuente estable de ingresos.

Se espera que el mercado global de juegos móviles facture cerca de US$17.600 millones en 2015, casi el quíntuple de los US$3.770 millones de 2010, según la filial de investigación de Ichiyoshi Securities.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.