Suscriptor digital

Tom Cruise y Katie Holmes, del amor al abrupto fin

Te contamos con imágenes cómo fue esta historia de amor que terminó en escándalo
(0)
9 de julio de 2012  • 00:34

Parece una película de ficción. La esposa ve como su marido se torna cada vez más fanático de una religión en la que ella no confía. Aunque el amor los unió por mucho tiempo, ahora teme por la suerte de su pequeña hija, y prefiere comenzar el proceso de divorcio a escondidas del hombre, al que sólo le interesa seguir el dogma de sus creencias.

Ese sería el guión que explica la ruptura entre Katie Holmes y Tom Cruise. Es que la Cienciología, religión que sigue el actor, habría sido el motivo central de la separación de este matrimonio que puertas afuera, parecía perfecto.

Un final de ficción

Al parecer Katie creía que Tom deseaba incluir a Suri, de seis años, a una agrupación más ortodoxa de la Iglesia Cienciológica, la sección llamada Sea Org, a la que él pertenece. Sin embargo, la Iglesia aclaró que los menores de 16 años no pueden acceder a esa sección, lo que excluiría a Suri, y que para ser parte de la Sea Org se necesita del consentimiento de ambos padres.

Katie se mudó junto con Suri a Nueva York y Tom se encuentra en Islandia donde filma una película de ciencia ficción. Así, terminó el amor, ¿pero cómo empezó?

Del amor al ocaso

Las relaciones más importantes o resonantes que tuvo Tom Cruise fueron con Nicole Kidman, Penélope Cruz y Katie Holmes. El amor con las dos primeras actrices, comenzó en un set de filmación. Con Kidman, terminó con un pedido de divorcio, sorpresivo para ella. Con Cruz, el anuncio del final, tras varios rumores, surgió de la boca de la hermana de Cruise.

A Katie la conocía de estar en el medio, y un buen día gritó su amor por ella a los cuatro vientos.

En abril de 2005 comenzaron a salir, en junio de ese año se comprometieron, en octubre anunciaron que esperaban una niña. El año siguiente también fue un muy buen año para ellos. El 18 de abril nació Suri y el 18 de noviembre se casaron en Roma.

Siete años después el amor se acabó, o la Cienciología acabó por cansar a Katie.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?