Suscriptor digital

Utopians - Trastornados

Pop Art
(0)
10 de julio de 2012  • 16:41

"Un ganador de lo peor." Esa es una gran frase en "Como perder", que Barbi Recanati, líder y voz de Utopians, le dedica a alguien que evidentemente detesta sobre el filo casi Motörhead de las guitarras de Gustavo Fiocchi y el estribillo es magnético, una excitación entre el garage y el punk-pop. Lo mismo en "Muertos vivos", con una unión de bajo y baterías en código de blues que corrompe caderas. Pero lo mejor que tiene Utopians, que es su show en vivo –desprolijo, desparejo, imprevisible, lleno de sudor–, no se luce en este tercer disco de la banda. No hay suficiente caos en la mezcla, la mugre sónica y el Santo Grial del mejor garage de Detroit como The Stooges o MC5 que Utopians puede invocar para hacer propio. Aunque hay demasiada producción, las canciones valen la pena. Y el mensaje general de Trastornados, de que la vida más allá de los 30 es el diablo, resulta salvaje, pura doctrina garage. Hay crecimiento: "Esas cosas" es un hallazgo entre la melancolía y el rencor, mucho más allá de una banda de pendejos. Y "No estamos mal", una fuga rocker desde un secundario de vagos y repetidores hacia Londres o Nueva York que mentalmente remite a Ramones, termina también en un estribillo triunfal. En vivo puede ser muy interesante.

Por Félix Frontera

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?