Suscriptor digital

SUBE: se distancian los socios argentinos

En un comunicado dijeron que "revisan su vinculación" con la empresa inglesa GI
Iván Ruiz
(0)
14 de julio de 2012  

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, evitó dar precisiones sobre la decisión de suspender el contrato de la supervisión de la tarjeta SUBE , pero aclaró que la medida fue tomada en conjunto con Cristina Kirchner.

El contrato para controlar la tarjeta SUBE fue suspendido por el Gobierno luego de que la Justicia comenzara a investigar un sugestivo proceso licitatorio en el que se benefició a un consorcio encabezado por la compañía inglesa Global Infrastructure (GI) y a ex funcionarios de la Secretaría de Transporte de la Nación.

"Hemos hecho una evaluación con respecto a este contrato. Nosotros no somos jueces ni fiscales. Creemos conveniente, y lo hemos conversado con la Presidenta, la suspensión de la ejecución del contrato, como así también los pagos a esta empresa", reiteró el funcionario en declaraciones realizadas durante una visita a la estación de trenes de Temperley.

Pese a las escasas explicaciones de Randazzo, fuentes del Ministerio del Interior confiaron que no estaban "del todo satisfechos" con la supervisión de la tarjeta SUBE, ahora a cargo del equipo de informática de la dependencia, el mismo que realizó la gestión de los nuevos DNI. "Desde que llegamos a Transporte vimos que ahí había algunos problemas", reconocieron.

La Unión Transitoria de Empresas (UTE) defendió el trabajo de supervisión realizado por ellos al asegurar, en un comunicado con fecha del jueves, pero difundido ayer, que llegaron a controlar "la totalidad de los dispositivos para evitar inconvenientes en los usuarios".

En dicho texto, además, defendieron su vínculo con GI al considerarla "una firma inglesa con experiencia particular". Pese a que el comunicado incluyó el logo de la firma británica, voceros de GI desmintieron haber sido consultados para la elaboración del documento difundido a la prensa durante la tarde de ayer.

La ruptura de la UTE que controlaba la tarjeta SUBE se confirmó ayer por la tarde, cuando los socios argentinos del consorcio se desvincularon de la empresa inglesa mediante un nuevo comunicado.

"Estamos revisando nuestro vínculo con GI, a partir de la información publicada en el día de ayer por el diario LA NACION, sobre la contratación de personal de apoyo por parte de la empresa británica", sostuvieron. Desde GI ratificaron que la ruptura de la UTE, que hasta ayer supervisó la tarjeta SUBE, es un hecho.

LA NACION reveló, entre otras irregularidades, la existencia de empleados fantasmas con sueldos en dólares que nunca trabajaron ni cobraron los suculentos contratos que declaraba la empresa inglesa. La misma firma había declarado como domicilio legal una dirección en la que funcionaba una peluquería.

50%

Aumentó la tarjeta SUBE

Ahora cuesta $ 15 tanto para quienes necesitan sacarla por primera vez como para los que requieren una reposición.

60%

Paga el pasaje con la tarjeta

En promedio, seis de cada 10 usuarios sacan pasaje electrónico en el área metropolitana.

11

Millones

Fueron los plásticos que se entregaron desde principios de año.

4.410.958

Boletos

Es el promedio que se vende por día en las líneas del área metropolitana.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?