Suscriptor digital

Silvia Martínez, una ganadora de la mañana

Inauguró TN y hoy conduce las emisiones más vistas del canal
Laura Ventura
(0)
22 de julio de 2012  

Con su rostro y su voz despierta a los televidentes de TN; que también comparten con ella sus tardes, antes de la cena. Silvia Martínez es la dama de las noticias del canal de cable líder en rating, no sólo de noticias. Conduce el noticiero de la primera mañana, de 7 a 10, y el vespertino, de 19 a 21, junto con Fernando Carnota, con un estilo único, siempre afable, y con una gran versatilidad para entrevistar en vivo a las más diversas personalidades.

Son tres décadas las que esta periodista nacida en Córdoba, pero que creció en Santa Fe, lleva delante de las cámaras. Su cara no es sólo reconocida en nuestro país, sino en el exterior, ya que trabajó durante siete años en los Estados Unidos, sin modificar su acento argentino. Además, se la puede ver en la conducción de Telenoche , cuando María Laura Santillán se ausenta.

A las 5 de la mañana Silvia se despierta, prende la radio para escuchar a Nelson Castro, y parte rumbo a El Trece. Allí se encuentran el set de TN y el de los noticieros del canal de aire: "Me siento muy cómoda en este horario, a pesar de que mi biorritmo no es el de alguien que madrugue. Soy noctámbula. Me gusta leer y ver películas".

Siempre supo que su vocación era el periodismo. Estudió Derecho, en Santa Fe, y Periodismo, en Rosario. Hacía malabares con su agenda ya que no se dictaba esta última en su ciudad. Mientras estudiaba comenzó a trabajar en TV, radio y a escribir para El Federal. En 1983 ATC realizó un casting para incorporar periodistas del interior. Silvia, que tenía 22 años, quedó seleccionada y se mudó a Buenos Aires. "Estaba en la calle, como reportera, y también en el piso. El canal había quedado mal parado con la Guerra de Malvinas. La censura de la dictadura se había replegado y pude cubrir la acción de las Madres en la Plaza de Mayo; se comenzaba a hablar de desaparecidos en los medios. Fue muy conmovedor estar ahí", recuerda.

Silvia, junto con Luis Otero, inauguró la primera transmisión de TN, el 1° de junio de 1993. Al año siguiente, la emisora, asociada con Reuters, Antena 3 de España y Telemundo, de los Estados Unidos, fundó Telenoticias, un canal con sede en Miami. Silvia viajó para representar a la señal local, pensando que se quedaría 5 meses. Sin embargo, su estadía se renovó por dos años más: "Ahí me mudé definitivamente, vino mi esposo y trajo nuestros perros". Luego CBS compró el canal y nació CBS Telenoticias. Otra vez le pidieron que se quedara: "Allí los noticieros duran 30 minutos, está todo milimétricamente editado. El conductor lee el teleprompter y no tiene espacio para su opinión, a diferencia de lo que ocurre aquí, donde tiene más libertad y más tiempo, para explayarse", explica.

En 2001 Silvia comenzó a extrañar su país: "Todos se estaban yendo con la crisis y mi marido y yo queríamos volver. Veíamos el panorama terrible desde afuera y lo vivíamos con mucho dolor". Por entonces Univisión le había ofrecido ser corresponsal en la Argentina y Silvia accedió y comenzó a preparar la mudanza: "Una mañana me reuní con un ejecutivo del canal y horas después me llamó. Me pedía que le mandara un informe urgente desde la Argentina porque se estaba quemando el país. Fui al aeropuerto a cambiar mi pasaje, y casi con lo que tenía puesto, volví". Al año siguiente se reincorporó a TN para conducir las tardes, acompañada por Mario Mazzone.

Desde hace casi una década, Silvia conduce la primera mañana del canal, en TN de 7 a 10, junto con Carnota, Nicolás Singer, Adrián Ventura, Fernando Confessore y Ernesto Arriaga. "Creo que transmitimos que somos un grupo de amigos, que nos conocemos mucho. La gente siente esa calidez y nos agrega un valor, más allá del caudal de información. No creo ser la seria del grupo. Es un juego y tenemos momentos. Nos tentamos mucho y también nos reímos, pero conocemos cómo y en qué momento hacerlo. Tenemos buen diálogo con la producción, proponemos y nos escuchan", dice.

TN lidera el rating de las señales de cable y el programa matutino de Silvia es el más visto de la mañana, con 2,96 puntos de rating [y 18,75% de share], según cifras de Ibope. En esa misma franja, C5N se ubica en segundo lugar, con 2 puntos de rating. Incluso TN de 7 a 10 se impone frente a programas de la TV abierta, como Baires directo (Telefé), en el aire, que registró el martes último 2,3 puntos. "No estamos en vivo pendientes del rating. No me importa qué hace la competencia. Me preocupo por el contenido que estamos dando", dice.

La dinámica del noticiero vespertino es distinta al de la mañana: "Es otra la mecánica de TN de 19 a 21. Anticipamos las noticias de los diarios del día siguiente. La mañana es más dinámica y la prioridad está en el clima y el estado del transporte".

Son pocas las tardes en las que Silvia puede descansar entre ambos ciclos. Se desempeña como corresponsal para Univisión y hasta hace poco estaba al frente de la corresponsalía de NTN 24, de Colombia. Antes de irse a dormir, repasa las últimas noticias. "A veces me impresiono de las cosas que ocurren en tan poco tiempo, cómo cambia un escenario y aparece uno nuevo. Suelo despertarme y el panorama es muy distinto al de la noche anterior". Informadísima, sí reniega de las redes sociales, en especial de Twitter, a la que considera una fuente poco creíble.

Silvia tiene una figura elegante y mide más de un 1,70 m. "No puedo cuidarme mucho porque trabajo todo el día. Pero ahora retomé pilates". Es una apasionada de las medicinas alternativas y es terapeuta floral. "Ese es mi secreto para tener un poco de energía extra", confiesa. También tiene una pequeña huerta en su casa y encuentra armonía paseando a sus perros.

"Siempre tuve claro que lo mío era el periodismo. Nunca lo dudé. No me desenchufo de las noticias porque no siento que sea algo impuesto. Necesito saber qué pasa, porque realmente me interesa", asegura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?