Biblioteca recuperada

La mancomunada acción de todos los actores de la Legislatura porteña fue clave para salvar el patrimonio cultural dañado
(0)
24 de julio de 2012  

Luego de un mes de intensas tareas de recuperación de instalaciones, de materiales y de libros dañados por el agua, a causa de la rotura de un caño, se ha reabierto la biblioteca de la Legislatura de nuestra ciudad.

En estas circunstancias merecen ser destacadas la eficiencia y la rapidez puestas de manifiesto no sólo por los especialistas en conservación de papel, sino también por el personal del organismo, con el decidido apoyo de los diputados de todos los sectores y de los representantes sindicales.

En el curso de los trabajos los mayores esfuerzos fueron requeridos para salvar los ejemplares afectados, labor en la que cooperaron técnicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA), de la Universidad del Museo Social Argentino (UMSA) y de la Escuela Técnica Otto Krause. Se pudieron cumplir así las necesarias reparaciones y restauraciones. Asimismo, se mejoraron las instalaciones eléctricas y se incorporaron sensores y detectores aptos para prevenir siniestros como el ocurrido.

De los 33.210 ejemplares que debieron ser mudados (otros 2000 quedaron en su lugar), 5112 habían sido alcanzados por el agua directamente. De ellos, 3462 ya fueron secados y devueltos a los estantes. Sólo 100 libros resultaron irrecuperables, pero serán repuestos.

No sólo es positivo poder informar acerca de este tipo de recuperación. Gratifica, además, apreciar que fue producto de una labor de destacable colaboración. El patrimonio cultural con que cuentan las sedes institucionales debe ser resguardado con el debido cuidado. La celeridad y el compromiso son claves para afrontar cualquier imponderable.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.