Suscriptor digital

Hallan asesinado a un niño desaparecido

Su cuerpo mutilado fue abandonado en un descampado; su padre había sido muerto de un tiro
(0)
28 de julio de 2012  

El hijo de 6 años de Domingo de Palma, el dueño de una grúa y asesinado de un balazo en la cabeza, fue encontrado ayer decapitado, con las manos cortadas y dejado dentro de una bolsa en un descampado del partido de Moreno.

Fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que el niño Marcos de Palma fue reconocido por su hermanastra en la Morgue Judicial de General Rodríguez, ya que el chico tenía en su torso cicatrices de una quemadura con agua hirviendo que había sufrido cuando tenía un año.

La necropsia también determinó que el chico murió por "pérdida brusca de sangre" y que el crimen data de tres días, por lo que se cree que fue asesinado en otro lugar y luego arrojado en la intersección de Del Cañón y Centenario, en Moreno, a 300 metros del Camino de la Ribera y el río Reconquista.

El subsecretario de Política Criminal e Investigación Judicial bonaerense, César Albarracín, que concurrió ayer al lugar del hallazgo, dijo que "por la manera que apareció el cuerpo, se trata de un ajuste de cuentas mafioso".

Según relató a la prensa un vecino que se identificó como Cristian, de 24 años, el cuerpo fue encontrado cerca de las 10 por un perro que jugaba con unos chicos mientras remontaban un barrilete en el predio y olfateó la presencia del cadáver.

El muchacho dijo que el niño estaba con las piernas afuera de la bolsa, le faltaba la cabeza y tenía colocada una remera roja, toda rasgada.

Si bien en un principio se creyó que parte del cuerpo estaba incinerado, luego se comprobó que sólo se había quemado la bolsa en la que estaba envuelto a raíz de un incendio de pastizales que se registró en el lugar en las últimas horas.

Cuando la policía y el fiscal de Moreno, Mariano Navarro, llegaron al lugar del hallazgo, determinaron que el cuerpo estaba decapitado, que la cabeza no estaba en las cercanías del cuerpo y que le habían cortado las manos.

Para dar con esas partes del cuerpo, la Policía Científica trabajó esta tarde con perros que rastrillaron todo el descampado, aunque no encontraron nada.

Un vocero dijo que las amputaciones son "una clara señal de que los asesinos querían evitar la identificación del cadáver".

El cuerpo de Domingo de Palma, de 57 años, quien permanecía desaparecido desde el 9 de julio último, fue encontrado asesinado de un tiro en la cabeza el martes último, dentro de un tambor metálico de 200 litros lleno de cal, en un descampado de Moreno, donde fue hallado por chicos que estaban jugando.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?