Desaparece Miniphone y las telefónicas se reparten abonados por medio de una división salomónica

Negocian cliente por cliente para concretar el divorcio forzado
(0)
15 de agosto de 1999  

Usted cedió a la tentación de pagar un 25% menos, lo entusiasmó la publicidad del pintor paraguayo que le prometía un presupuesto baratito y ahora es un feliz usuario de Miniphone.

Pero desde el primer día de octubre cada uno de los 750 mil clientes de esta empresa (el 40% del mercado de Capital Federal) pasará a ser cliente de Unifón o de Personal, las compañías celulares de Telefónica y de Telecom, respectivamente. Y Miniphone desaparecerá como empresa y como marca.

Esta es la última operación que comparten las telefónicas y que deberán dividir antes de que comience la desregulación, tal como hicieron con Startel (empresa de transmisión de datos) y con Telintar (la operadora de comunicaciones internacionales).

Sentadas a la mesa, Telefónica y Telecom negocian salomónicamente cliente por cliente, y empleado por empleado. La red, que se decía que podía pasar a ser operada por una tercera empresa, finalmente será administrada por las mismas telefónicas. Aunque prefieren el off the record , los ejecutivos de ambas operadoras coinciden en que el divorcio es pacífico: "Cualquier cosa que hagamos para sacar alguna ventaja comercial entre nosotros es un boomerang: el verdadero enemigo es Movicom", dijo uno de ellos, y aseguró que no van a perder clientes por el cambio. Pero ya se sabe:a río revuelto, ganancia de pescadores: una fuente cercana a la operación aseguró que, dentro del cálculo de las telefónicas, está perder entre 50 y 80 mil clientes en los primeros meses de la transición. En Movicom, en tanto, apuestan a que el éxodo sea mayor, gracias al descontento por el cambio compulsivo de empresa, como sucedió con el reparto de los abonados del sistema de cable de VCC entre CableVisión y Multicanal.

"Nuestros clientes van a poder elegir el operador que quieran. El servicio va a ser el mismo y el precio también, incluso van a bajar las tarifas porque cada vez hay más competencia", dijo un ejecutivo de una de las empresas telefónicas.

Claro que para cambiar la empresa que le toque el cliente deberá resignarse a perder su número de teléfono celular.

Luego de la licitación de Personal Communication Service (PCS), un servicio celular de segunda generación (que permite la entrada de más operadores utilizando otra frecuencia del espectro), las cuatro empresas de celulares (Unifón, Personal, Movicom y CTI) van a poder dar sus servicios en todo el país.

Mientras tanto, la estrategia publicitaria y comercial de Miniphone se mantiene activa:la idea es ganar la mayor cantidad de mercado posible, "para mantener distraído a Movicom", bromeó un ejecutivo de una de las telefónicas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?