La nueva serie de la que habla todo el mundo: The Newsroom

Después de ‘Studio 60’, Aaron Sorkin vuelve a meterse con los medios... y esta vez le sale bien
(0)
10 de agosto de 2012  • 17:10

Aaron Sorkin siempre se parece a si mismo, ya sea en sus mejores momentos (The West Wing) o en otros no tan buenos (Studio 60 on the Sunset Strip). Pero, sin duda, brilla en los diálogos disparados como metrallas a repetición de The Newsroom. Jeff Daniels encarna a un presentador de noticias que está harto de jugar al juego de la imparcialidad, hasta que un día finalmente explota en público con una invectiva sobre lo degradado de los medios que se dedican a la política, cuestionando que Estados Unidos sea el mejor país del mundo e indignándose: "Si los progresistas son tan pillos, ¿por qué será que pierden siempre?". Cuando sus compañeros se rebelan, él les grita: "Soy un tipo muy agradable, y tengo informes de focus groups para demostrarlo".

¿Podrá recuperar el hambre para volver a dar noticias fuertes? ¿Podrá inspirar a su valiente y joven equipo de buscadores de noticias faltos de sexo? ¿Podrá amigarse con su viejo amor (Emily Mortimer), que ahora es su nueva productora ejecutiva? ¿Y alguien podrá quedarse callado, aunque sea un segundo? Son preguntas sencillas, habida cuenta de que Sorkin está a pleno, pero todo funciona. Daniels, tan ávido de atención en los 80, entró en una buena racha desde Historias de familia. Usa la campera de cuero más graciosamente horrible que un personaje en medio de una crisis de la mediana edad haya usado en la historia de la televisión, y el hecho de que la lleve a la oficina da cuenta del esfuerzo que hace. Se roba el programa Sam Waterston, en el papel del director del canal, un borracho que le sirve whiskey y le dice: "Por Dios, qué maricón que sos".

THE NEWSROOM

HBO, domingo, a las 21

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.