Suscriptor digital

Anuncian despidos en Motorola mientras Google se reinventa

Fuente: Reuters
A un año de haber adquirido la división móvil por 12.500 millones de dólares, la compañía anunció una reorganización de la firma, con 4000 despidos y una estrategia que apunta a desarrollar de pocos modelos de smartphones
Claire Cain Miller
(0)
14 de agosto de 2012  • 12:56

SUNNYVALE, California.- Motorola Mobility, el fabricante de teléfonos celulares que está plagado de problemas, y que Google compró en mayo, informó a sus empleados el domingo que despediría al 20 por ciento de su plantel y cerraría un tercio de sus 94 oficinas esparcidas en todo el mundo.

Los recortes son el primer paso en el plan de Google para reinventar a Motorola, que ha quedado muy atrás de sus competidores más importantes, Apple y Samsung, y para apuntalar su negocio de telefonía móvil con Android y expandirse más allá de la búsqueda y del software e involucrarse en la fabricación de hardware.

El esfuerzo de reestructuración también será un referendo sobre la gestión de Larry Page, el director ejecutivo de Google, cuya movida más audaz ha sido la adquisición por 12.500 millones de dólares .

A pesar de que Google compró Motorola en parte debido a sus más de 17.000 patentes, que pueden ayudarlo a defenderse contra los desafíos vinculados con el sistema operativo Android, también planeó utilizar a Motorola para fabricar sus propios y mejores teléfonos inteligentes y tabletas.

Un tercio de los 4000 puestos de trabajo que se perdieron pertenecen a Estados Unidos. La compañía planea retirarse de los mercados que no resulten rentables, dejar de fabricar dispositivos baratos y enfocarse en pocos teléfonos celulares en vez de hacerlo en docenas de ellos, dijo Dennis Woodside, el nuevo director ejecutivo de Motorola , en una singular entrevista.

"Estamos entusiasmados con el negocio de los teléfonos inteligentes", expresó Woodside, quien previamente estaba a cargo de las ventas y de las operaciones de Google para América. "El negocio de Google está construido sobre la base de un modelo conectado con cables y, como el mundo se mueve hacia un modelo bastante más inalámbrico, con el tiempo será realmente importante para Google entender todo sobre el consumidor de telefonía móvil".

Pero algunos analistas se preguntan si Google puede tener éxito en el brutalmente competitivo negocio, de bajo margen, de los teléfonos celulares.

"El noventa por ciento de las ganancias en el espacio de los teléfonos inteligentes va para Apple y para Samsung y el resto, desde Motorola hasta RIM, LG o Nokia, recoge las sobras de ese 10 por ciento", dijo Charlie Kindel, un ex gerente de Microsoft que escribe sobre la industria de la telefonía móvil. "No hay una señal real de que eso vaya a cambiar pronto".

Motorola planea retirarse de los mercados que no resulten rentables, dejar de fabricar dispositivos baratos y enfocarse en pocos teléfonos celulares, dijo su CEO, Dennis Woodside

Pero no siempre fue así. A los ejecutivos de Motorola les agrada hablar de sus días de gloria. La compañía, fundada en el año 1928, en Chicago, dio a conocer el primer teléfono celular comercialmente disponible en 1973. Para el año 2004, parecía que Motorola nuevamente podría liderar la industria de los teléfonos celulares cuando introdujo el popular Razr.

Pero Apple y Samsung se quedaron con el corazón de los consumidores gracias a los más fascinantes teléfonos iPhone y Galaxy. Motorola Mobility (que se separó el año último de Motorola Solutions, la división que fabrica dispositivos tales como radios para la Policía) perdió 233 millones de dólares en sus primeras seis semanas bajo el mando de Google. El negocio de la telefonía no ha dado ganancias durante 14 de los últimos 16 trimestres.

"La competencia lo dejó atrás y perdió la transición al teléfono inteligente", señaló Charles Golvin, un analista de telefonía celular de Forrester Research.

Además de los recortes que tendrán lugar próximamente, Google ha purgado la gerencia de Motorola ya que despidió al 40 por ciento de sus vicepresidentes. Asimismo, contrató nuevos ejecutivos de alto rango y reducirá sus operaciones en Asia e India, y las divisiones de investigación y desarrollo centrales en Chicago, Sunnyvale y Beijing.

Woodside también planea recortar la cantidad de dispositivos que fabrica Motorola de los 27 que introdujo el año último a apenas algunos pocos. Él desea hacer que los productos de la compañía vuelvan a ser atractivos, cargándolos de elementos como sensores que reconozcan quién está en una habitación tomando como base la voz, cámaras que tomen fotografías más nítidas y baterías que duren varios días.

Muchas de estas nuevas ideas vendrán de un grupo de apenas una docena de personas de la compañía que tiene el sencillo nombre de Tecnología Avanzada y Proyectos.

Con el fin de impulsar la innovación, Google creó dicho grupo para convertir un negocio recién iniciado, del estilo de Silicon Valley, en una compañía de la región Centro-Oeste y contrató a Regina Dugan, de la Oficina de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (o Darpa, por su acrónimo en idioma inglés), del Pentágono, para manejarla.

Dugan, aunque proviene de Washington, ya habla el idioma de Silicon Valley. "Es un grupo pequeño, de poca gente, y ágil, que no teme al fracaso", dijo ella, y "celebrará la impaciencia".

Asimismo, Dugan está contratando científicos vinculados con el metal, ingenieros acústicos y expertos en inteligencia artificial, quienes trabajarán para ella durante solamente dos años. De este modo, percibirán un sentido de urgencia, dijo Dugan, una idea que tomó de Darpa, en donde la gente exhibe su fecha de renuncia en los rótulos con sus nombres.

Motorola ha estado gastando demasiado dinero en demasiados componentes distintos para teléfonos celulares, expresó Mark Randall, quien trabajaba en Amazon.com (hacía exactamente esa tarea para Kindle) y fue contratado por Google para dirigir la cadena de abastecimiento de Motorola. Él dijo que planeaba deshacerse de proveedores y comprar un 50 por ciento menos de componentes.

¿Cómo entusiasmar a la gente con los teléfonos Motorola cuando los brillosos iPhones están en la vitrina de al lado?

Gary Briggs, quien era el encargado del área de marketing para el consumidor en Google y ahora hace lo mismo en Motorola, está trabajando en publicidad que, según expresa, sería más al estilo de Google: simple y emotiva. Ellos se enfocarán en el renombrado pasado de Motorola y en las características de los productos que hacen que sean mejores que los de la competencia, como la duración de la batería.

"Tenemos derecho a competir en este mercado", dijo Briggs, "y creo que tenemos que demostrar por qué vamos a construir y brindar dispositivos a la gente de los cuales vale la pena hablar otra vez".

Además de los despidos, Motorola planea reducir los costos de proveedores con el desarrollo de pocos modelos de smartphones
Además de los despidos, Motorola planea reducir los costos de proveedores con el desarrollo de pocos modelos de smartphones Fuente: Reuters

Los competidores como Sony, LG y HTC estarán observando de cerca para ver cómo se desarrolla la relación Motorola-Google, especialmente si Motorola recibe un tratamiento especial de parte de Google. Al igual que Motorola, ellos usan el sistema operativo móvil denominado Android por el cual Google no recibe pago alguno.

"Ellos verdaderamente no creen que Google vaya a mantener una muralla china", dijo Kindel, el ex gerente de Microsoft, sobre los otros fabricantes de teléfonos celulares. "La realidad es que la gente trabaja en conjunto, toma los teléfonos y habla. Va a haber una ventaja".

Existe, por ejemplo, un programa para que los ingenieros de software de Google trabajen en Motorola durante uno o dos años.

Pero Woodside afirmó que Google se benefició porque muchos fabricantes utilizan Android y repitió la promesa de Google de que Motorola no tendría ventajas. Además, destacó que Motorola también competiría equitativamente con otros para construir los dispositivos Nexus, de marca Google, que son fabricados por Google con un socio en el sector del hardware, cuando presente nuevas versiones de Android.

Google podría decidir seguir el liderazgo de Apple y construir un teléfono de manera integral, desde el silicio hasta el software, quizás creando un sistema operativo separado para Motorola que otros fabricantes de teléfonos no puedan utilizar

Un ejecutivo de Motorola Mobility que recientemente abandonó la compañía y habló únicamente con la condición de que se respetara su anonimato porque se sentía incómodo con los medios, señaló que, en el mejor de los casos, para Motorola se había tornado más difícil que antes obtener colaboración espontánea con el equipo de Android.

Pero, sin embargo, debido a la relación, Motorola podría tener prioridad en los productos de Google, como por ejemplo una versión móvil del software de escritorio.

Y, dice la gente que está familiarizada con la compañía, Google podría decidir seguir el liderazgo de Apple y construir un teléfono de manera integral, desde el silicio hasta el software, quizás creando un sistema operativo separado para Motorola que otros fabricantes de teléfonos no puedan utilizar.

Google y Motorola parecen tener una unión mutuamente beneficiosa de hardware y software, expresó Golvin. Motorola necesita software y Google, que ha luchado con las computadoras portátiles basadas en Chrome OS, así como con Google TV y el Nexus Q (cuyo lanzamiento quedó abortado antes de salir al mercado), necesita ayuda con el hardware. Los decodificadores de Motorola, que vende a los operadores de cable, también podrían ayudar a Google a dar el salto hacia las pantallas de televisión, si no vende ese negocio.

Mientras tanto, la experiencia en telefonía celular de Motorola ya ha sido útil. Sergey Brin, cofundador de Google, instó a comprobar si los paracaidistas que contrató para presentarse en una reciente conferencia podrían obtener señal a aproximadamente 1,5 kilómetro de altura, en el cielo.

Brian X. Chen contribuyó con el informe desde Nueva York.

© NYT Traducción de Angela Atadía de Borghetti

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?