Suscriptor digital

La cultura como forma de vida

Lorena Peverengo conduce –y hace suyo– El explorador cultural, por Radio América
Alicia Petti
(0)
20 de agosto de 2012  

Es periodista, locutora y recorrió un camino en la comedia musical y en las finanzas, y desde hace ocho años conduce -los sábados, de 20 a 21, por Radio América- El explorador cultural , espacio elogiado, premiado y reconocido por todo el ámbito cultural. Lorena Peverengo, de 41 años, pone auténtico fervor en esta labor, y lucha por más horario en el aire y por la financiación de este espacio en la radio.

"Tuve mucha suerte porque mi entrenamiento comienza a muy temprana edad, sobre todo, mi pasión por la cultura -afirma con entusiasmo apenas comienza la entrevista-. Mis padres me brindaron una educación elástica y artística con mucho esfuerzo. Estudié comedia musical y tuve una crisis vocacional. Entonces estudié periodismo, locución e hice un posgrado en periodismo de investigación, gracias a una beca que gané en el Ministerio de Educación. Tuve grandes maestros e inspiradores. Una familia de mujeres muy intensas: mi mamá, mi tía abuela y Graciela Borges, que es mi tía y a quien le debo mucho. En mi casa, siempre se luchó, además, por la cultura del trabajo. Eso me permite sostener el programa y luchar en cada emprendimiento por lo que realmente quiero. Todo lo que aprendí fue un gran bagaje cultural.

-¿Qué se desarrolla en El explorador cultural ?

-Es un programa en el que todas las semanas selecciono un tema que tenga que ver con el interés cultural del momento, reflexiono sobre las problemáticas de la cultura y viene un artista a hablar y reflexionar sobre su creación. Además, hay una agenda para el fin de semana y un cuidado artístico en toda su puesta que fue creado por Sergio Cirigliano, que hoy está al frente de FM Vale. El creó una artística que hace brillar al programa, con los separadores y los micros. Tengo un micro que es «Claves para aprender a escuchar música clásica», que hace Patricia Casañas, además de un segmento de cuentos y poesía y cultura para la infancia que quiero potenciar. El espacio habla de los derechos de los niños, invitamos a los papás a pensar en las patologías, en la educación de los chicos, y hacemos una agenda cultural especial para ellos. Esto no tiene dónde visibilizarse. En el ciclo, se condensa lo comercial, lo independiente y lo estatal, porque difundo todas las semanas toda la actividad cultural de la Ciudad y de la Nación. Los artistas nos piden venir, y nosotros no tenemos horario para brindarles. Tengo que seleccionar un género, una nota de artista en estudio, una nota de actualidad, la agenda de la semana y segmentos que van apareciendo. Y aquí me ayuda, y mucho, el equipo que me acompaña: Soledad Cueto, en la producción periodística; Bárbara Arrigoni, asistente de producción; Pablo Palma, productor comercial; Nicolás Lobato, redes sociales, y Luciana Marín y Leandro Squerzanti, en la operación técnica.

-Al principio te dedicaste al mundo de las finanzas...

-Ese fue un camino paralelo que empiezo por casualidad. Cuando termino locución, gané el casting La Bolsa de Comercio para la señal Blumberg Televisión, que desembarcaba en la Argentina. Y conduje el noticiero de la señal durante seis años, y cuando terminó, empecé un ciclo de esa materia en Radio América con el mismo equipo. Allí la emisora me propone presentar un proyecto y así surgió El explorador... hace ocho años. Empecé en la trasnoche de los viernes, con dos horas de programa. Después, con el reconocimiento de la gente, pasó a los sábados, pero tuve que resignar una hora de programa. A partir de ese momento, empecé a financiar la producción.

-Qué triste que haya que autofinanciarse un programa de cultura.

-Es verdad. Pese a todo, siento que esto me ha permitido hacer un programa reconocido por los artistas. Ellos saben que pueden venir al programa a hablar de su creación, de su arte, pero pienso que los medios deberían dar más lugar a la cultura. La educación debería estar más presente en las escuelas para formar así nuevos espectadores. La cultura tiene que ser política de Estado, aunque todavía prima la gestión cultural por sobre la política cultural. Creo que debería haber continuidad en el tiempo. Igual me siento orgullosa de las distinciones obtenidas por el ciclo: tres años obtuvimos el premio de la Universidad de Buenos Aires a la producción educativa y cultural en radio. También fue declarado de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, y los últimos dos años fue nominado al Martín Fierro.

Lorena no para. El entusiasmo por la cultura y por su espacio la vuelve entrañablemente verborrágica: "Soy también productora del espacio y necesitaría más tiempo, sin dudas. Sueño con que El explorador... llegue a la televisión para poder mostrar todo lo que se pierde en la radio, pero es inviable económicamente. Y también es inviable sostener un programa de dos horas. Trabajo bastante en gestión cultural para poder sostenerlo, en organización de ciclos y eventos artísticos. El programa me demanda mucho tiempo. Creo que al artista se lo honra leyendo su libro, viendo su película? y eso es un trabajo que hago en la semana. El programa ha enriquecido mi vida. Justamente, la cultura es un derecho constitucional. Esto me lo enseñó mi amigo y maestro José Miguel Onaindia. La cultura es un derecho constitucional, y como tal, tiene que estar al alcance de todos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?